Fear Hunters 2

Juego de rol por foro de acción sobrenatural y terror.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Refugio de Ricardo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Ricardo
Caballero


Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Edad : 25

Ficha
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Tensión:
10/10  (10/10)
Resistencia:
10/10  (10/10)

MensajeTema: Refugio de Ricardo.   Lun Oct 14, 2013 9:43 pm

La adquisición de este terreno viene desde hace tiempo, cuando Ricardo llegó al país que lo inspiró a tomar el rumbo que tiene ahora, aunque un poco desviado.

Ricardo desde que quería venir a Japón siempre deseó comprar un terreno en el país por lo que desde que tuvo su primera entrada económica en la universidad comenzó a hacer un ahorro con lo que de daban, ahorrando solo la parte que quedaba después de hacer todos los pagos. Al cabo de los años la cuenta de ahorros de Ricardo creció grandemente, y cuando por fin terminó la universidad, el hombre lo primero que hizo fue buscar por un terreno en el país de su sueños, para poder ir a disfrutar entre trabajos de un lugar que lo relajara. El hombre buscó terrenos que lo atrajeran por unas semanas, hasta que encontró uno que lo cautivó, esa era una propiedad en Kyoto, la capital de la antigüedad del Japón feudal, era un terreno amplio, con una casa de construcción artesanal de un solo piso, tres cuartos, sala, comedor y cocina en una sola habitación, baño tradicional y una pequeña habitación que servía de dojou y de bodega al tiempo. La edificación llamó la atención del hombre de canos cabellos en el mismo instante en que la vio en la agencia de bienes raíces, donde de inmediato puso la orden de compra y en menos de dos meses ya era de su propiedad.

Y ahora, después de mucho tiempo, Ricardo tiene esa casa como almacén de todas las cosas que "
tomó como pago por sus servicios"
, pero eso no quita que la casa se pueda usar como refugio ahora que el estado de Ricardo no es tan bueno como antes, ya que se encuentra alejada del centro de Kyoto, aunque se puede llegar caminando a la misma, en la falda de una montaña y con un bosque alrededor, por lo que se reafirma que es un buen lugar para ocultarse, además de que los vecinos lo conocen bien, y todos son ancianos que viven su vida como si estuvieran todavía en el periodo de la Preguerra.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Refugio de Ricardo   Mar Oct 15, 2013 12:29 pm



Refugio Tamaño medio

    -Confort: 6
    -Seguridad: Baja (20%).
    -Almacenaje: 1 cochera (1 vehículo) y 50 espacios.


Mejoras:
 
Inventario (0/50):
 
Cochera:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ricardo
Caballero


Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Edad : 25

Ficha
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Tensión:
10/10  (10/10)
Resistencia:
10/10  (10/10)

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Lun Oct 06, 2014 8:50 am

Los últimos meses han sido de locura para el Historiador dueño de esta casa, han pasado cosas que si realmente no le hubieran pasado ni él mismo se lo creería como enfrentarse a un "
dios"
, estar con las mentes más privilegiadas de toda Grecia Antigua, enterarse que no era para nada un "
humano"
y que la sangre de dos seres sobrenaturales corría por sus venas, en síntesis muchas cosas pasaron. El historiador iba recordando todos estos acontecimientos en lo que abría el portón del frente de su casa.

???? - Buenos días Ricardo-san, ¿cómo te fue en este trabajo anterior?

El historiador estaba con ido en sus pensamientos que no notó que uno de sus vecinos estaba cerca suyo hasta que le habló, por lo que reacción con algo de sorpresa, volviéndolo a ver y haciendo una leve reverencia de respeto, que es la costumbre en estas partes del mundo "
oriental"
.

- Buenos días Naotoku-san, me fue bien en este trabajo por dicha, aunque estoy tan cansado que siento como si me hubieran matado y vuelto a la vida.

Al terminar soltó una risa como si hubiera hecho una broma, la cual fue tomada de ese modo por el anciano, riéndose de la misma, pero de cierto modo no era una broma, era exactamente lo que había pasado, ya que el hombre estuvo al borde de la muerte e inclusive fue en el hospital de la ciudad donde se recuperó de la lucha contra ese maldito ser de luz. Después de un intercambio corto de palabras y una despedida, el Historiador se despidió de anciano y entró a los terrenos de su casa.

La casa del Historiador era del método de construcción antigua, por lo que tenía un portón amplio de madera tratada de más de 2 metros de alto por 2 de alto, con un muro de casi 3 metros de altura que separaba visualmente el espacio externo en interno de la casa ya que este recorría todo el perímetro de la pequeña propiedad. Este espacio fuera de la visión de sus vecinos y de cualquier transeúnte era lo que le había permitido entrenar magia cuando regresó de la isla, era también ese espacio lo que le permitió seguir entrenando kendou con un arma mitológica sin que las fuerzas de la ley del país le cayeran encima por uso irresponsable de los bienes históricos del mismo, al final, esos muros le daban una sensación de seguridad al Historiador del canos cabellos que ni él mismo termina de creerlo.

Después del portón de madera se ingresa al patio interior de la propiedad el cual fluye alrededor de la casa. Desde el portón hasta la puerta principal de la casa había un camino hecho con lajas de piedras el cual tenía un cruce a la mitad de donde salía otro camino hacia la entrada externa del Dojou, ya que este tenía 2 entradas, una por el interior de la casa y esa entrada externa. En la parte anterior y parte de las laterales del patio, que eran visibles desde el ángulo de visión del Historiador, se lograba ver 2 árboles de cerezo y un de otra especie, los cuales adornaban la propiedad en todas las estaciones del año.

Después de observar con cada detalle su propiedad y de llenarse de ese sentimiento de seguridad, El historiador comenzó a avanzar hacia la puerta de su casa, ya haciendo planes mentales de lo que haría para descansar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Mar Oct 07, 2014 5:52 pm

El joven historiador aun estaba demasiado cansado y confundido de todo cuanto le había pasado últimamente y urgentemente, necesitaba descansar su mente y su cuerpo, tal vez asi, podría digerir mas fácilmente su nuevo conocimiento.
Con pesar, avanzo por el camino de piedra en dirección al edificio principal, siendo una edificación tradicional, solamente debía correr algunos paneles de madera para poder entrar a su refugio, a su hogar, donde por fin, podría descansar todo lo que necesitaba, sin embargo, el destino parecía tenerle preparado algo sumamente distinto.
Al abrir la puerta pude ver colocadas cerca de la entrada varias de las espadas japonesas que el hombre coleccionaba, todas, cuidadosamente acomodadas, pero en definitiva fuera de su lugar.
-Es bastante sorprendente que un Gaijin como tú, tenga el honor de poseer una colección tan basta de artículos de mi pueblo- La voz, ria como el acero, provenía de arriba, de una de las bigas del techo -aun que mas que "
sorprendente"
es un insulto.

Un par de pasos mas dentro de su propia casa y Ricardo pude ser testigo de una imagen sumamente peculiar íncluso, para aquellos que viven en ese país. Un hombre de mediana estatura, para su etnia, se encontraba encaramado sobre la biga. Completamente ataviado de negro, con una mascara de tengu, fabricda con madera, miraba fijamente al hechicero, o al menos eso parecia por el angulo de la cabeza de este.
con un movimiento ágil y rápido, el sujeto bajo de la viga y desenvaino su ninjato - En cualquier otra situación, habría adorado despedazarte en un combate de espadas, pero...- giro su mirada a la cocina, de donde ese momento salia un viejo japones con rostro despreocupado, en su mano derecho, llevaba una charola con tres vasos de porcelana blanca y la mejor botella de sake caliente que tenia Ricardo abierta e inundando el ambiente con un embriagador aroma dulce.
-Oh, bienvenido joven- exclamo el anciano con cara de sorpresa al ver la espada desenfundada del hombre de negro, pero sin perder los modales se inclino un poco, muy poco, pues su edad le confería el derecho de tener que inclinarse mucho menos que los demás.
-Shinji, guarda eso ya- la voz del anciano no había cambiado en nada, era senil y despreocupada, pero esa frase
tenia el peso y el efecto que solo un sensei podía poseer.
- el, como ya podrás imaginar, es Shinji Yama... mi pupilo y yo, soy Kirigakure Saizo...-dedico una mirada penetrante y fugaz al historiador y añadió - décimo.
Espero, pues sabia que su interlocutor era un hombre educado, a que se presentara, para después señalar la pequeña sala y la bebida.
-Vengan, tenemos mucho de que hablar y poco tiempo para actuar, así que mientras mas rápido tomemos este saque de festejo, sera mejor para todos- comento entre risas mientras comenzaba a empujar tanto al historiador como a su pupilo enmascarado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ricardo
Caballero


Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Edad : 25

Ficha
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Tensión:
10/10  (10/10)
Resistencia:
10/10  (10/10)

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Mar Oct 07, 2014 9:45 pm

Off::
 
Es cierto que el cansancio físico como mental estaban atacando al historiador, pero no lo suficiente para enterarse que algo estaba pasando al entrar a su casa. Lo primero y único que logró notar al entrar a su casa fue el "
desorden"
de su colección ya que él sabía como las había dejado, y sabe como ordena sus espadas, y obviamente logró notar que estaban ordenadas de otra forma, la pregunta del "
quién"
se respondería segundos después.

Una voz se escucho por encima de él, una voz no conocida, una voz muy represiva, una voz que tratando de hacer un cumplido dijo la mayor ofensa que puede decir un Japonés contra los extranjeros, y fueron esas palabras y el tono ofensivo lo que definieron, en la mente de Ricardo, la posible nacionalidad del hablante, así que siguiendo con su avance el Historiador le respondió.

- Oye, ¿tus profesores no te enseñaron que la época del "
odio a los gaijin"
ya terminó? Y debes admitir que por lo menos yo las tengo mejor cuidadas y más respetadas que muchos de los museos de este país.


Mientras hablaba y caminaba, giraba su cuerpo para poder, por fin, levantar la mirada y poder observar ese espectáculo que pasaba sobre una de las bigas de su casa. De cuclillas ahí, como si fuera una de esas famosas películas, la imagen viva de un ninja, con todo y la máscara tradicional de madera con forma de alguna bestia mitológica para encubrir su identidad, pero no fue la existencia del ninja lo que sorprendió al hombre de canos cabellos, ya que él conoce a la perfección que todavía se practica el arte del ninjutsu, lo que realmente lo sorprendió es desconocer la razón que tendría un ninja para entrar a su casa y tenderle una emboscada de esta forma.

Los milisegundos de pensamientos pasaron y el ninja bajó de la biga y sacó su ninjatou en lo que se podría decir un solo movimiento, lo que dejó más que sorprendido a Ricardo, aunque no asustado ya que hay que ser realistas: El no es cualquier idiota indefenso, es un maestro de artes marciales y sobre todo en el uso de la espada. Aquí es dónde algún olvidadizo recalcaría "
¿Pero qué podría hacer un maestro de la espada contra un ninja y sin espada?"
y simplemente se le respondería: "
¿No ves que ese maestros está rodeado de espadas, que aunque son antigüedades, están conservadas para poder usarse en cualquier momento?"
. Y así es, el rostro de Ricardo estaba tranquilo, aun con las palabras del ninja de querer destrozarlo por el simple hecho de que no estaba desarmado, aunque nunca pensó lo que ocurriría a continuación.

Un anciano, con ropas tradicionales, portando en sus manos el mejor juego de sake junto al mejor sake de la colección de Ricardo salió de la cocina, al abrir la puerta el dulce olor del sake caliente llenó la nariz del historiador, y sumando el cansancio del mismo generó un deseo por consumirlo, pero el hombre de cabello blanco no se movió, ya que desconocía quien era ese hombre. El anciano saludó a Ricardo de una forma amigable, demostrando prácticamente sus intensiones, eso tranquilizó un poco al hombre, pero no hizo que bajara la guarda, hasta el este anciano cambió de todo y le ordenó bajar el arma al ninja, que su nombre era Shinji.

Ricardo es un artista marcial, y él conoce muy bien ese todo, ese todo de autoridad, ese tono de respeto, ese todo que denota que él es un maestro de artes marciales, y no cualquier maestro, es el maestro del joven Shinji, lo cual lo hacia un maestro de ninjutsu, quedando todo esto claro al seguir hablando el anciano. La vista del historiador había seguido la de Shinji cuando entró en anciano, pero nunca esperó a que este se presentara a la antigua usanza, y mucho menos escuchar el nombre es escuchó.

- ¿Kirigakure Saizo Décimo? -dijo el historiador mientras recordaba toda las historias del ninja legendario, y de inmediato el historiador hizo una reverencia completa, cumpliendo con los 90 grados de inclinación que exige la norma- Es un honor conocerlo Kirigakure-sensei, mi nombre es Ricardo Ramírez, tercer dan en Kendo.

Aquí los trabajos no importan, entre artistas marciales, lo importante es el mismo nivel de artes marciales, por lo cual no mencionó nada más, porque no importaba en absoluto. Al terminar su presentación Kirigakure-sensei invitó a ambos (Shinji y Ricardo) a pasar y tomar el sake, con lo cual las quejas mentales que tenía el historiador con el uso de su juego de sake y el mismo sake, desaparecieron por el honor de poder compartir una bebida con el sucesor de una leyenda, a lo cual el historiador respondió afirmatívamente a la invitación y comenzó a caminar detrás del maestro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Jue Oct 09, 2014 1:30 pm

Para el anciano, no era desconocida la identidad del joven historiador, pues un hombre de su profesión, que llegaba a esa edad, era obviamente, gracias a la astucia y al perfeccionamiento del alma, cuerpo y mente.

Con algo de recelo, Shinji se arrodillo frente a la mesa y retiro su máscara de tengu, la cual, con sumo cuidado y respeto coloco sobre sus rodillas. El rostro del joven ninja era precisamente eso, joven. A juzgar por su apariencia el chico no debería tener más de 16 años, de facciones finas y ojos penetrantes. Con mirada desconfiada y semblante de derrota, dedico una cabezada de respeto a Ricardo, pues a fin de cuentas sabía que estaba disfrutando de la “hospitalidad” de éste.

El anciano, por su parte, comenzó a llenar los vasos con el preciado sake y dedicando una leve reverencia a cada uno, entrego las bebidas. En silencio, dedico un pequeño trago a aquel dulce y excelso licor para después colocar el vaso sobre la mesa, espero que todos hubieran tomado y comenzó a hablar.

-Ahora, Ricardo-san, desafortunadamente esta no solo es una visita social, aunque, toman en cuenta que hasta ahora no nos conocíamos, esto habría sido difícilmente considerado más que una intrusión no es cierto- Terminando de decir esto comenzó a reír largo y tendido, aunque para cuando termino de reír, su voz era mucho más vieja y menos senil.

-Desafortunadamente nos encontramos aquí, para requerir de tus servicios- El anciano tomo otro trago de sake y prosiguió – dime ¿Qué sabes sobre el batallón zero de fuerzas especiales? Si te soy sincero, me sorprendería que incluso hubieras escuchado alguna leyenda urbana sobre ellos, puesto que oficialmente no existe ningún batallón zero, sin embargo, sí que existen y últimamente tienen los ojos fijos en ti y en tu hermano, incluso, por lo que sabemos él se encuentra bajo su custodia en este momento y en unos quince minutos llegara una camioneta negra, blindada con un par de soldados “especiales” dispuestos para llevarte- el anciano miro directamente a Ricardo a los ojos –la cuestión es ¿quieres que te lleven? No te voy a mentir, puedes descubrir mucho sobre tu familia biológica con ellos, pues tu abuelo es su huésped, el, puede contestar muchas de las preguntas que tienes, sin embargo- el anciano vacío su sake de un trago –ir con ellos supondrá dolor y desgracia.

-Por otro lado- dijo con voz monótona Shinji –estamos nosotros, quienes no te daremos información e incluso puede que llegues a dudar de nosotros, pero al final, si logras pasar la prueba de mi sensei, puede que obtengas una pista a la llave de tu sobrevivencia.

Ambos ninjas esperaron con silencio paciente la respuesta de Ricardo, quien se encontraba en una encrucijada sobre en quien confiar o que hacer…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ricardo
Caballero


Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Edad : 25

Ficha
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Tensión:
10/10  (10/10)
Resistencia:
10/10  (10/10)

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Jue Oct 09, 2014 9:13 pm

Ricardo, que conocía su casa por obvias razones, siguió al Maestro hasta la sala de recepción que tenía su casa. Esa sala estaba adaptada para poder tener charla con los vecinos y siendo todos estos ancianos, los muebles y la habitación en sí eran de porte tradicional. Una mesa cuadrada baja de madera oscura, rodeada con cuatro cojines para poder sentarse era lo predominante en el centro de esa sala, al fondo y al costado izquierdo había ventanas con vista al patio, las cuales estaban cerradas por la ausencia del único habitante, en el costado derecho, había unos muebles para guardar algunas cosas de uso en la sala, aunque no tan frecuentemente, como lo eran unos cojines extras por si acaso llegasen visitas numerosas, un juego de Shogi que le regaló uno de sus vecinos y otro, un poco más especial, que fue encontrado y llevado a la casa como un "
pago"
por sus servicios. Inclusive, el juego de servir sake estaba en esos muebles y aunque ahí tiene también unas botellas de sake, la que el Maestro cargaba en este momento estaba en una parte más "
oculta"
de la casa.

La habitación con suelo de tatami recibió a los tres huéspedes actuales de la casa, el Maestro se sentó mirando hacia al entrada, Shinji por obvias razones a la derecha de su maestro y Ricardo, frente al anciano. En ese momento el joven ninja se quitó la máscara de Tengu y el historiador pudo denotar los rasgos de juventud en él, dejando claramente afirmado que el joven ninja realmente era un joven, teniendo lo mucho unos 17 años, lo cual sorprendió un poco a Ricardo, aunque no tanto ya que él no podía hablar sobre ser un experto en artes marciales a jóvenes edades, por lo que simplemente al ver el gesto que hizo el joven, el historiador simplemente respondió, más que todo por cortesía.

El maestro comenzó a servir el sake en las copas para luego pasarlas a los otros dos con una reverencia, en su turno Ricardo respondió a la reverencia del maestro al tomar la copa con ese líquido trasparente y de olor dulce que llenaba la habitación. Al tener todos las copas y como marca la costumbre, todos tomaron un trago y después de eso, se inicia la conversación real.

Kirigakure Saizo- Ahora, Ricardo-san, desafortunadamente esta no solo es una visita social, aunque, tomando en cuenta que hasta ahora no nos conocíamos, esto habría sido difícilmente considerado más que una intrusión, ¿no es cierto?

- Tiene razón Maestro.

Al terminar la frase cada uno de los hombres (Ricardo y Saizo) comenzaron a reír como si fueran buenos amigos y conocidos de años, pero esa fue una escena que duró poco, ya que Ricardo limitó su risa a solo el tiempo en el cual el Maestro rió.

Kirigakure Saizo- Desafortunadamente nos encontramos aquí, para requerir de tus servicios -El maestro tomó algo más de sake y prosiguió con la charla- Dime ¿Qué sabes sobre el batallón zero de fuerzas especiales? Si te soy sincero, me sorprendería que incluso hubieras escuchado alguna leyenda urbana sobre ellos, puesto que oficialmente no existe ningún batallón zero, sin embargo, sí que existen y últimamente tienen los ojos fijos en ti y en tu hermano, incluso, por lo que sabemos él se encuentra bajo su custodia en este momento y en unos quince minutos llegara una camioneta negra, blindada con un par de soldados “especiales” dispuestos para llevarte -El maestro hizo otra pausa, una un poco más larga para ver a los ojos al hombre frente sí, el cual en ese momento solo se limitaba a escuchar y a tratar de frenar sus sentimientos y pensamientos ya que se había mencionado a su hermano y también el hecho de que vendrían por él y no parece que será de la manera fácil- La cuestión es, ¿quieres que te lleven? No te voy a mentir, puedes descubrir mucho sobre tu familia biológica con ellos, pues tu abuelo es su huésped, el, puede contestar muchas de las preguntas que tienes, sin embargo -otra pausa del maestro para terminarse el sake- ir con ellos supondrá dolor y desgracia.

El maestro había explicado muy bien las cosas y había mencionado cosas que se supone que muy pocas personas conocen, como el hecho de su hermano, pero además de eso había dicho cosas que ni él mismo sabía como lo era lo de su abuelo, ¿él tenía un abuelo? y sabiendo un poco de su ascendencia podría preguntar muy bien ¿padre de cuál de sus padres es?, ya que Ricardo desconocía hasta este momento que él tuviera un abuelo, aunque también puede ser una mentira, pero Ricardo dejó que su creencia y fe en los artistas marciales lo guiaran por esta vez. Mientras pensaba todo eso el joven Shinji tomó la palabra.

Shinji Yama- Por otro lado estamos nosotros, quienes no te daremos información e incluso puede que llegues a dudar de nosotros, pero al final, si logras pasar la prueba de mi sensei, puede que obtengas una pista a la llave de tu sobrevivencia.

La parte de la desconfianza es cierta, Ricardo no puede negarla aún usando el criterio de "
un artista marcial no le mentiría a otro"
, él sabía muy bien que el Maestro y su discípulo conocían muy bien que Ricardo no era un ser normal, y las posibilidades de que solo lo usaran eran muy altas, pero él siempre ha recordado que tomó este camino por el amor que el ha tenido a este país y, aunque no sea un japonés de nacimiento, lo es de corazón, por lo que seguiría esta senda hasta donde tuviera que llevarlo. El historiador, al terminar de pensar, acomodar sus ideas y tomar una decisión, tomó de un trago el sake que le quedaba en la copa y volvió a ver al Maestro.

- Este país ha sido el motor que mueve mis ambiciones y sueños desde hace años, y las artes marciales han sido esa conexión que me ha permitido conocer este país desde un inicio y ahora que tengo esta prueba frente a mí, no rechazaré esa conexión por un impulso, prefiero arriesgarme con ustedes y seguir el camino de las artes marciales a ir con ese grupo de militares que no tienen honor en lo que hacen, además maestro, desconocía de ese grupo.

Al terminar de hablar el hombre puso su copa sobre la mesa y se levantó del cojín donde estaba sentado.

¿Cuánto tiempo queda para que lleguen y podré recuperar los libros de esta casa? Aquí hay muchas cosas que no quiero que se pierdan en manos de otras organizaciones.

De pie y viendo a los ojos al maestro, Ricardo esperaba una respuesta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Lun Oct 13, 2014 10:31 am

-Este no es tu hogar- respondió el anciano, mientras se levantaba lentamente- yo se que se parece y mucho, pero apuesto a que si buscas en los detalles te darás cuenta de objetos desplazados, colores diferentes incluso, tus oídos deben de darse cuenta que estamos a una altitud diferente.

Comenzó a caminar hacia la puerta corrediza de la habitación del té, la replegó y Ricardo pudo ver un paisaje montañoso y nevado.

-Desde que subiste al avión con rumbo a japón, la tasa de té que tomaste tenía un potente veneno alucinógeno, puesto por la azafata, una kunoichi nuestra y el sake que acabas de tomar con nosotros, contiene el único antídoto existente para dicha droga-

El hombre se cruzó de brazos, mientras que de las sombras una docena de hombres y mujeres ataviados de negro emergieron de cada sombra y rincón del patio. Shinji, quien ya tenía puesta otra vez la máscara ahora se había arrodillado al lado de su anciano maestro.

-Los practicantes del ninjutsu no debemos jamás, ser racistas, puesto que nosotros, sabemos, que por dentro todos somos iguales...cualquier humano sangra y muere si apuñalas su corazón, vierte sus tripas si rajas su abdomen, por eso, todos los humanos somos hermanos, él- dijo apuntando hacia Ricardo con la mirada- es más como un primo, sin embargo, hoy, los kamis nos presentan la oportunidad de cumplir la misión que fallamos hace décadas, hoy, no dejaremos que nadie lastime a aquel que debemos proteger- Los ninjas arrodillados en el patio asentían con fuerza -¡A las armas mis niños, protejan la mansión y eliminen a los invasores!

Los ninjas se desplegaron con gran rapidez mientras el anciano regresaba frente a Ricardo
-en cuanto al tiempo, ya deben estar volando sobre nosotros y ya que no puedo correr ningún tipo de riesgo tu te iras junto con Shinji, puede que desconfíes de él por la palabra que uso, pero lo cierto es que te protegerá con su vida- El anciano miró a su pupilo y dedicó una fugaz sonrisa -Shinji, ven aquí- el ninja se levantó de donde estaba arrodillado y se acercó a su maestro
-Sí, ¿Sensei?
-Lleva a Ricardo al bosque, al sitio donde te encontré por primera vez, si en dos noche nos llegó, el nombre de saizo es, ahora tuyo
-No, yo peleare a su lado señor, ellos no pueden ganar si uso mis oj..
-¡NO!- lo interrumpió su maestro, no digas nada que te ponga en su mira, Shinji, solo asintió con pesadez
-Si no regreso, ve a buscar a mi hijo, esta en Japón ahora mismo, usa este hechizo de papel para llevarlo a ti- dijo, mientras le entregaba un rollo de pergamino a Shinji, una vez que este lo recibió, les dio la espalda y comenzó a caminar hacia la salida ignorando cualquier protesta.

-Y Shinji, cuando lo atraigas, dile a Kenji que estoy orgulloso de él ¿quieres?

Shinji no dijo nada, solo bajó la cabeza un par de segundos y después tomó del brazo a Ricardo y comenzó a conducirlo hacia la parte posterior de la mansión, donde una parte de la muralla que rodeaba la casa, había sido destruido a propósito, y dos alas delta negras esperaban a los que escapaban.

-Eres más pesado de lo que calcule, vas a tener que dejar tu equipaje, no te apures, allá abajo encontraremos que usar, ese bosque es nuestro y hay armas, medicinas alimento y agua, escondidos para poder avanzar con rapidez.

Shinji tomó el ala delta y acomodo sus arneses, listo para saltar, sabía que Ricardo prefería quedarse a pelear, pero ninguno lo haría, porque aun no eran maestros y esa orden la había dado alguien con toda la autoridad, alguien que había alcanzado ese rango, no solo por su capacidad en la pelea, si no por su inteligencia y sabiduría.

-¿Listo?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ricardo
Caballero


Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Edad : 25

Ficha
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Tensión:
10/10  (10/10)
Resistencia:
10/10  (10/10)

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Lun Oct 13, 2014 9:33 pm

Lo que veía ante sus ojos era increíble. Sabía que los ninjas tenían demasiados trucos bajo sus mangas, pero esto estuvo siempre por fuera de su imaginación. Al escuchar que estuvo siempre bajo el efecto de un poderoso alucinógeno lo hizo dudar de todo lo que escuchó, de todo lo que vió, prácticamente desde el avión que lo "
traería a casa"
. No sabía donde estaba, aunque por la imagen que lograba captar por medio de las ventanas de la habitación, era un lugar nevado y montañoso. Con esa imagen fue que las verdaderas dudas sobre su posición actual asaltaron la mente del Historiador, ya que por su misma profesión, es un hombre que no le gusta tener aunque sea una idea básica de su localización, así que con esa imagen, los datos del posible periodo de tiempo en el que podrían estar, la arquitectura externa de la edificación y un poco de sus experiencias de viajes, el Historiador trató de orientarse y obtener una idea de donde podría estar.

Tirada de ubicación:
 
Al siguiente momento se logró ver un grupo de ninjas salir de las sombras del lugar, el maestro Saizo dijo una palabras que fueron grabadas en su mente para futuras preguntas, ya que sabía que no era el momento para eso, escuchó tranquilamente y sin alarmarse las que podrían ser las últimas palabra del maestro Saizo a su discípulo más avanzado, y le dio la orden de retirada tanto al joven Shinji como a Ricardo.

Por lo visto tanto Ricardo como Shinji querían quedarse a luchar, pero para Shinji era imposible no cumplir con una orden de se maestro y para Ricardo, aunque pareciera idiota, decidió seguir el rumbo que le marcase la decisión de seguir a los ninjas, por lo que no obedecer al maestro era cambiar de idea y eso era algo que nunca le había gustado, por lo que se dejó guiar por Shinji en silencio y obedeció todo lo que este le dijera, incluso lo de dejar el equipo ahí, al pie de las alas deltas, mientras se colocaba en posición, se terminaba de acomodar en el arnés y le respondía a Shinji con un gesto de la mano para afirmarle que estaba listo para el vuelo, aunque por algo sospechaba que no sería un bueno muy tranquilo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Sáb Oct 18, 2014 3:10 pm

A pesar de toda su experiencia y entrenamientos previos, simplemente la complejidad de todo el asunto fue suficiente como para evitar que el hechicero se concentrara de forma adecuada y lo único que logro fue desorientarse mas.

Sin más tiempo que perder, Shinji y Ricardo se lanzaron del precipicio usando sus alas delta para planear por el valle repleto de un bosque verde y frondoso. El vuelo fue corto, pero de alguna forma placentero para los jóvenes. El frio viento golpeaba sus rostros mientras estos descendían con rapidez hacia los árboles. Como pequeñas manchas borrosas en los ojos de Ricardo, el joven hechicero podía apreciar como algunos ninjas más trepaban con velocidad el precipicio del cual ellos acaban de saltar.
En el último momento y de manera casi instintiva, ambos modificaron el ángulo de las alas, cambiando así, la velocidad de descenso hasta que en lugar de descender, planeaban sobre las copas de los árboles.

Unos minutos después, alcanzaron un claro, donde de manera estrepitosa y bastante dolorosa para Ricardo, quien no tenía experiencia volando de esa forma, aterrizaron. Una simple mirada y era obvio que se habían alejado más de dos kilómetros de la mansión, la cual, ahora contaba con un aura roja a causa de un incendio que se había comenzado a propagar por el lado noreste.
-Vamos- hablo Shinji con premura –No tenemos tiempo que perder, ellos poseen un método para enlazarse contigo, aun que tu no lo quieras, por eso es peligroso contarte cualquier estrategia- El joven termino de desenganchar sus arneses y corrió hacia un árbol de aspecto ligeramente diferente, toco dos veces en el centro de este y busco una pequeña rendija, de la cual saco una espada similar a la suya y se la entregó a Ricardo –No es una katana, pero supongo que podrás usar nuestras espadas sin mucho problema.
Una vez que Ricardo toma el arma, Shinji comenzó a olfatear el ambiente, hasta que pareció percibir lo que necesitaba.

-Por aquí- señalo mientras abría el paso con rapidez.
El sonido de un rotor parecía sobrevolar algún lugar de la lejanía, mientras el ninja y el hechicero comenzaban su desesperada huida por entre el bosque.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ricardo
Caballero


Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Edad : 25

Ficha
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Tensión:
10/10  (10/10)
Resistencia:
10/10  (10/10)

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Lun Oct 20, 2014 8:52 am

Descender de una montaña en un ala delta no era una actividad que el Historiador hacía tan frecuentemente, pero no era del todo una actividad desconocida. El verdor de los árboles acompañados de la blancura de la nieve era una de las pocas escenas que le podían generar felicidad al hombre, ya que desde un inicio a él le ha gustado la naturaleza al fin y al cabo.

El descenso fue placentero aunque, como dicen siempre, lo difícil fue el aterrizaje ya que no estaba acostumbrado tanto a esta actividad. Al detenerse por completo el hombre de canos cabellos volvió su vista hacia el lugar de donde habían saltado, notando nuevamente los puntos negros a la lejanía que suponía eran ninjas subiendo por la montaña y esa aura rojiza alrededor de la edificación, que por la ubicación sabía muy bien que no era la luz del sol sobre ella, era lo más probable un incendio. Mientras el Hechicero observaba el escenario dejado atrás, el joven Shinji comenzó a soltarse del arnés.

Shinji- Vamos. No tenemos tiempo que perder, ellos poseen un método para enlazarse contigo, aun que tu no lo quieras, por eso es peligroso contarte cualquier estrategia.

Ese dato sorprendió a Ricardo, ya que a lo que le habían contado los ninjas, el era perseguido y quieren capturarlo para "
ir a conocer a su abuelo"
pero el dato de que prácticamente pueden leerle la mente era nuevo.

- Espero que al referirte a enlazar solo sea a los recuerdos...

Mientras el hombre se liberaba del arnés y se alejaba un poco del ala delta Shinji fue y volvió de un árbol de características extrañas, y al ver lo que traía no le sorprendió que le hubiera dicho anteriormente que tenían recursos escondidos por todo el bosque, ya que por lo menos en este claro, ya era obvio que sí tenían recursos escondidos.

Shinji- No es una katana, pero supongo que podrás usar nuestras espadas sin mucho problema.

Lo que el joven ninja el entregó a Ricardo era una espada ninja, tiene la misma estructura de una katana normal, solo que son más cortas, rectas y poseen otras características que solo los ninjas pueden usar, así que para Ricardo esto solo era una katana pequeña y recta, incluso la podía usar con una sola mano. Mientras el hombre desenfundó un poco la espada para ver el filo, la volvió a enfundar y se la acomodó en la cintura, muy parecido a como Shinji la portaba, pero detrás de su gabardina azul, volvió a ver a Shinji, el cual como si fuera un animal salvaje terminó de olfatear al ambiente y el indicó a Ricardo por donde había que ír, así que lo único que hizo el historiador fue seguir al ninja a toda velocidad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Mar Oct 21, 2014 4:33 pm

-Espera- índico con preocupación Shinji mientras desenfundaba su espada –Algo está mal- reitero mientras volvía a olfatear el ambiente.

El denso bosque se encargaba de atenuar tanto los rayos del sol que el ambiente se encontraba más obscuro de lo que debería para la hora del día que era, sin embargo un sonido arrítmico y sumamente extraño parecía provenir de enfrente de los jóvenes.

Parecía que la magia vibraba en el ambiente, sin embargo, no era una magia cómoda para el hechicero, más bien, era una presencia mágica sumamente molesta y nauseabunda

-Cuidado- Exclamo Shinji al momento que utilizaba su espada para cubrir el flanco del Ricardo, quien había sido superado por el sigilo de una criatura que se movía tan rápido que parecía ser el producto de su imaginación.

-Vamos retrocedamos- ordeno el joven ninja mientras señalaba el claro, donde el par había aterrizado.

Mientras el ninja y el hechicero retrocedían, de entre la espesura del bosque, un grupo de cinco putrefactos cadáveres vestidos con ropa antigua y armados con espadas de baja calidad, algunas rotas y otras más con oxido, emergió como si las mismas sobras los hubieran mantenidos ocultos mientras el par caminaba.

-Son los cadáveres de los que vivieron en la aldea al pie de la montaña, esa ropa la vi en varios libros de mi sensei- Advirtió el ninja mientras analizaba al enemigo –Debe ser algún tipo de magia, espero que sepas como combatir contra eso, porque dudo que podamos matar a algo que ya está muerto.

Las criaturas parecían avanzar lentamente, en posturas de combate típicas para guerreros con poco experiencia, Shinji tenia razón en algo, aquellos cadáveres andantes le recordaban mucho, debido a su ropa y a la postura en la que tomaban sus armas, a las pinturas de la periodo Sengoku, donde incluso el mas humilde granjero se veía obligado a defender a los suyos de ejércitos samurái, ladrones o incluso, monstruos

Off:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ricardo
Caballero


Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Edad : 25

Ficha
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Tensión:
10/10  (10/10)
Resistencia:
10/10  (10/10)

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Sáb Oct 25, 2014 10:24 pm

Shinji: -Espera, Algo está mal.

Esas palabras de Shinji hacia Ricardo hicieron que el Historiador afinara todos sus sentidos en busca de algo que los pusiera en peligro, colocando su mano en la empuñadura de su única arma disponible, la ninjatou, por si acaso había que reaccionar. El ambiente era lo peor que podía ser: oscuro, sombrío y cargado de magia molesta para los sentidos de Ricardo.

- Esto no me gusta nada Shinji...

Esa frase tenía que ser terminada con un "
Hay que tener cuidado con las emboscadas"
, pero la expresión de la misma fue interrumpida por el grito repentino del joven ninja y el bloqueo de un ataque veloz y sigiloso, al cual Ricardo no pudo reaccionar, pero sí logró sacar su espada y entrar en posición defensiva, a lo que con la entrada en batalla, una fuente de energía dentro de él se soltó, inundando su cuerpo con la misma.

Pensamientos:
 
Shinji: - Vamos retrocedamos.

Esas fueron las palabras del ninja al momento de bloquear el golpe fantasma que iba por Ricardo, a lo que el hombre de canos cabellos simplemente afirmó con la cabeza y comenzó a correr detrás de Shinji hasta llegar al claro de donde habían venido. En ese trayecto una imagen más clara de los enemigos apareció frente a ellos.

Shinji: -Son los cadáveres de los que vivieron en la aldea al pie de la montaña, esa ropa la vi en varios libros de mi sensei. Debe ser algún tipo de magia, espero que sepas como combatir contra eso, porque dudo que podamos matar a algo que ya está muerto.

Al escuchar la explicación de Shinji a la mente de Ricardo se vino la imagen de lo que serían las criaturas, pero el simple hecho de pensar en luchar contra algo tan molesto enfrió un poco a Ricardo.

- [color:c2fa68e536=crimson:c2fa68e536]¿Por qué tiene que ser alto tan molesto?

Ricardo no esperó respuesta del joven ninja, ya que era una pregunta retórica, por lo que al llegar al claro y ver a los cinco cuerpos seguír avanzando contra ellos, el hechicero sin ver al ninja le explicó un poco la situación.

- [color]Si mi memoria no falla, esas son criaturas revividas por nigromancia, lo único que podemos hacer es atacar a la cabeza sino seguirán moviéndose y ten cuidado, ya viste su velocidad de reacción.

El hechicero no esperó una respuesta del ninja, sabía que de cualquier forma había que luchar, por lo que comenzó a acortar distancia con una de las criaturas, la cual es objetivo de un golpe vertical directo a la cabeza con la espada, después el hombre de canos cabellos se movería a la criatura más cercana y realizaría un ataque semejante, solo que con un corte horizontal. Sin importar si esos golpes acertaran o no, el historiador se alejaría unos metros de las criaturas para rematar con un ataque mágico, el hombre extendió la mano hacia la criatura que más lejos le quedase y después de decir el encantamiento, le lanzó una esfera de luz.

Primer ataque (Corte vertical):
 
Segundo ataque (Corte horizontal):
 
Tercer ataque (Descarga de luz):
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Dom Oct 26, 2014 2:03 pm

Off:
 

La espada del hechicero, guiada por la suerte o una mano divina bajo limpiamente sobre el cráneo del enemigo, el cual, fue partido en dos, desparramando insectos sobre el putrefacto cuerpo de aquel ser.
Con un gran y fluido movimiento, propio de un artista marcial d alto nivel, el hechicero cambio su centro de gravedad y con toda la fuerza de su inercia, realizo un limpio corte por debajo de los ojos de la criatura, mandando a volar la parte superior del cráneo, como si fuera un feo sombrero, por los aires.

Sin embargo, a pesar de la gran destreza del hombre de cabellera plateada, su último ataque, un hechizo ofensivo simplemente fue mal convocado y la magia impacto con violencia sobre un árbol a un metro de su objetivo.

Impresionado por la destreza de su compañero, Shinji dedico una sonrisa de aprobación bajo su máscara y comenzó correr hacia el objetivo más hacia la izquierda, lanzando un complejo ataque contra la cabeza de la criatura, segundos después, se encontraba de pie, detrás y a la izquierda de los dos enemigos restantes, quienes se encontraban flanqueados.
El bosque sin embargo, se mantenía en una calma espectral y poco natural, la magia que rebozaba en el ambiente no había disminuido ni un ápice, más al contrario, parecía incrementarse a cada segundo que pasaba.

Una poderosa explosión en la sima de la montaña, termino por destruir la mansión, donde minutos antes el hombre de blanca cabellera había compartido el saque con aquel joven y su maestro. El zumbido de turbinas comenzó a hacerse mas fuerte mientras un jet de combate que se alejaba de la mansión, volando increíblemente bajo, pasó sobre el grupo, agitando violentamente los árboles.

Segundos más tarde, un par de helicópteros Black Hawk completamente negros comenzaron a iluminar la base de la montaña con poderosas linternas de luz blanca. Aun se encontraban lejos, sin embargo, pronto barrerían el área que los separaba y si no se movían, pronto serian descubiertos y capturados o peor, en los costados de ambos helicópteros sobresalían, sendas metralletas pesadas.

El hechicero parecía estar contra la espada y la pared, de un lado, el denso bosque con un increíble poder mágico y maligno y por el otro, un grupo militar armado con equipo que al parecer los ninjas más entrenados no habían podido igualar con sus técnicas increíbles.

La vida, lo volvía a poner a prueba, dándole a elegir, que enemigo enfrentar.

Control:
 


Última edición por el Mar Oct 28, 2014 1:26 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ricardo
Caballero


Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Edad : 25

Ficha
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Tensión:
10/10  (10/10)
Resistencia:
10/10  (10/10)

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Dom Oct 26, 2014 7:56 pm

Off:
 
Dos de tres ataques acertaron en sus blancos, algo bueno para el Historiador, ya que bajó el número de criaturas a 3, aunque era una lástima que el ataque mágico fallara, ya que este era para medir la debilidad de estas criaturas al elemento del ataque.

Viendo que su puntería no estaba tan buena, y que nunca lo fue, decidió volver a sus raíces, al combate cuerpo a cuerpo. Mientras el historiador pensaba eso vio como Shinji, diestramente eliminó a un enemigo de una serie de cortes a la cabeza, lo que bajaba más la cuenta, dejando solo dos enemigos, los cuales estaban flanqueados por los dos artistas marciales, lo que dio una efímera confianza al historiador y ¿por qué efímera? Por el escenario aéreo que se mostró en el lugar.

Un avión que pasó encima de ellos y dos helicópteros nada amigables a los ojos del historiador endurecieron sus gestos, ya que con la poca información que tenía en la cabeza sabía quienes podrían ser.

Sin pensarlo mucho, posó su vista en Shinji, en la cual se notaba que lo que estaba pasando no era nada bueno.

- Creo que solo nos queda un chance más para atacar, pase lo que pase después de estos ataque tenemos que seguir huyendo, no podemos quedarnos en el claro.

Al terminar la frase, el hombre se jugó el as bajo la manga. Los enemigos no estaban tan separados entre ellos y eran casi de la misma estatura, por lo que Ricardo aprovechando la oportunidad que tenía al frente aprovechó su velocidad para realizar una de las técnicas de combate que había aprendido, la cual era realizar cuatro cortes mientras corría. El hombre de cabellos blancos comenzó la carrera con la espada a nivel de la cintura como si esta estuviera enfundada, al llegar frente al primer enemigo realizó un doblete de ataques, el primero era un corte diagonal ascendente de izquierda a derecha apuntando al torso y para el segundo cambió la inercia de la espada con la otra mano, haciendo un corte descendiente diagonal de derecha a izquierda a nivel de la cabeza.

Después de doblete de ataques el historiador volvió a patear el piso para seguir con su carga, llegando rápidamente hacia el segundo objetivo. Al llegar al frente del objetivo realizó un salto para atacar a la cabeza con un corte descendente vertical y en medio corte utilizó un movimiento de cadera y torso para cambiar la fuerza y dirección de la espada, realizando un corte circular horizontal dirigido al torso de la criatura.

Al terminar ese segundo doblete de ataques, el historiador siguió su carrera sin importar si sus ataques acertaron o no, pasando a la par de Shinji.

- Mejor movámonos antes de que lleven esos dos "
amigables"
helicópteros con ametralladoras pesadas a cada lado.


Primer ataque (Corte diagonal ascendente):
 
Segundo ataque (Corte diagonal descendiente a la cabeza):
 
Tercer ataque (Corte descendiente con salto):
 
Cuarto ataque (Corte circular):
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Mar Oct 28, 2014 1:32 pm

Decidido en terminar el combate, el hechicero se arrojó a la batalla, intentando eliminar a sus oponentes antes de que un nuevo y potencialmente más peligroso enemigo se uniera al combate.

Con una destreza cuasi divina, el hechicero que de por si era rápido de acción, aventajado por la posición táctica, se vio inspirado por la situación, haciendo uso de una técnica suprema con la espada.

El primer ataque, el más apresurado, erro a su oponente, solo logrando rasguñarlo, sin embargo, más relajado, el segundo ataque partió la cabeza del enemigo limpiamente, desparramando de nuevo, insectos por sobre el campo de batalla.

Con una fuerte patada, el hechicero se impulsó, saltando con gracia y sorteando la distancia entre su enemigo y el en un santiamén, descendiendo sobre él, cual ave de presa cortando de nuevo, el cráneo de su objetivo de forma limpia y elegante.

Los últimos dos cadáveres, cayeron inmóviles al suelo, mientras el de blanca cabellera, continuo su avance hacia la dirección en la que había indicado Shinji antes de que el combate iniciara.
El ninja, con velocidad alcanzo a Ricardo y con tono sarcástico pregunto

-¿Acaso pensabas dejarme participar en el combate o era una fiesta privada?

Definitivamente la excelsa demostración de destreza con la espada había sorprendido al ninja, logrando así, que Ricardo se ganara la confianza de este.

Los helicópteros por su parte comenzaban a barrer el terreno con sus luces, intentando buscar a su presa, la cual, en ese momento comenzó a sentirse mareada.

Ricardo disminuyo el paso unos instantes y su visión se tornó borrosa, por un momento, el antiguo historiador, pensó en que el cansancio lo afectaba o que incluso era la droga que tenía un efecto secundario en su sistema. Sin embargo, pronto temió otra cosa. Su visión se recuperó con la misma velocidad con la que había empeorado, pero ahora, los helicópteros avanzaban directamente contra el par de artistas marciales.

-no hay opción- comento Shinji al comprender lo que sucedía- Sé que mi maestro me lo prohibió, pero si no lo hago esto terminara antes de que podamos llegar al punto seguro.

El ninja, sin esperar a Ricardo, ni hacer caso a lo que dijera, trepo el árbol más alto que encontró y en la copa de este, se despojó de su máscara. Los reflectores de los helicópteros rápidamente apuntaron a la silueta del ninja quien ahora miraba directamente hacia uno de los helicópteros.

Con una punzada extraña, las probabilidades comenzaron a cambiar alrededor del ninja, ninguna persona normal habría logrado detectar nada, salvo una sensación de escalofrió, sin embargo, los ojos de hechicero de Ricardo, le permitían ver como las probabilidades de muerte se desvanecían una tras otra. Por su lado, uno de los helicópteros se acomodó en postura de combate, para que la ametralladora pesada tuviera tiro libre hacia el ninja.

En una acción sumamente extraña y rápida, el primer helicóptero abrió fuego contra el ninja, pero las balas, en lugar de impactar contra este, impactaron con violencia contra el fuselaje del otro helicóptero, que, en un movimiento inesperado, se habían colocado en la trayectoria de las balas.
Con un ruidoso estallido el segundo helicóptero estallo en llamas y descendió describiendo un amplio círculo hasta estrellarse en el extremo sureste del valle boscoso.

Antes de que el Helicóptero restante pudiera reaccionar, shinji ya había bajado del árbol y comenzaba a guiar a Ricardo en una nueva dirección.

-Tienen la capacidad de intervenir tu mente- comento el joven mientras corrían –ahora saben de mi poder, pero no lo habríamos logrado si no lo utilizaba, ellos ya lo habrán deducido para este momento, así que no hay problema si te explico, cuando me concentro, puedo hacer que cualquiera a quien vea a los ojos me proteja de cualquier daño, incluso puedo hacer que alguien que intente matarme se suicide.

El joven comenzó a sangrar ligeramente del ojo izquierdo mientras corría, al parecer, el poder era sumamente agotador y estresante para el cuerpo del ninja.

-Necesitamos alejarnos más del helicóptero caído, probablemente cause un incendio y en esa zona hay varios árboles con explosivos ocultos.

control:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ricardo
Caballero


Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Edad : 25

Ficha
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Tensión:
10/10  (10/10)
Resistencia:
10/10  (10/10)

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Miér Oct 29, 2014 10:49 am

Aunque los ataque fueron más que efectivos, fueron fulminantes, el historiador siguió su camino con el ninja, que segundos antes lo había alcanzado, sin importar el resultado del movimiento anterior.

Shinji: -¿Acaso pensabas dejarme participar en el combate o era una fiesta privada?

El joven Shinji no lo parecía, y el historiador no podía notarlo por la mascara de Tengu que el joven portaba, pero el hombre de canos cabellos sabía muy en el fondo que con lo que había pasado en el combate anterior se había ganado el respeto del joven, aunque también muy en el fondo sabía que todo ese despliegue de habilidad fue por pura y mera suerte, por lo que al continuar en su camino el de cabellos plata no respondió a la pregunta del joven, simplemente cambió su gesto hacia una sonrisa, que demostraría todos sus pensamientos de gratitud tanto con el ninja como con la suerte por lo sucedido anteriormente en el combate.

Todo parecía marcar que la suerte estaba del lado de los artistas marciales, hasta que pasó lo que la Ley de Murphy manda: "
Cuando algo puede salir mal, saldrá mal"
. El de canos cabellos comenzó a sentirse mareado, como si la energía de su cuerpo estuviera siendo drenada, algo que lo hizo bajar la velocidad.

Ricardo se sujetó la cabeza y comenzó a ver hacia todas direcciones por el mareo. Al principio de todo, Ricardo pensó que era por el cansancio que pasaba eso, pero después recordó que no había hecho mucho para estar exhausto, después pensó que podría ser un efecto secundario de la droga, pero si fuera eso Shinji le habría dicho que podría pasar, así que lo descartó y fue ahí, que recordó lo que Shinji le había dicho anteriormente, que el enemigo podía enlazarse con la mente de Ricardo para localizarlo.

[spoler=Pensamiento]- ¡No puede ser! ¡¿Lo están usando en este momento?![/spoiler]
El efecto de mareo pasó rápidamente, y de pronto, como afirmando el pensamiento pesimista del historiador los helicópteros cambiaron las rutas de vuelo y se dirigieron directamente hacia el duo, lo que provocó un desanimo dentro del hombre de canos cabellos.

Shinji: -No hay opción. Sé que mi maestro me lo prohibió, pero si no lo hago esto terminara antes de que podamos llegar al punto seguro.

El ninja al ver la situación en la que estaban, subió a un árbol cercano, a lo que Ricardo no hizo ni dijo nada, ya que el ninja era consiente de todo lo que podría suceder por sus acciones, o por lo menos eso pensaba el de canos cabellos.

Los acontecimientos siguientes fueron cosas que no cualquier persona podría entender, e incluso Ricardo que era un hechicero no lo entendió completamente, solo sabía que el joven ninja había usado alguna clase de hechizo, magia o poder para cambiar las probabilidades de muerte a su alrededor, provocando que uno de los helicópteros que los seguían interceptara las balas del otro helicóptero, cayendo en el bosque.

Antes de que el otro helicóptero reaccionara Ricardo y Shinji ya estaban en camino hacia otra dirección.

Shinji: -Tienen la capacidad de intervenir tu mente, ahora saben de mi poder, pero no lo habríamos logrado si no lo utilizaba, ellos ya lo habrán deducido para este momento, así que no hay problema si te explico, cuando me concentro, puedo hacer que cualquiera a quien vea a los ojos me proteja de cualquier daño, incluso puedo hacer que alguien que intente matarme se suicide.

- Es un buen poder para tu trabajo, pero por favor, nunca lo utilices conmigo.

El historiador bromio con el comentario del poder para poder bajar un poco la tensión de la acción, en el momento en que veía como el ojo izquierdo del ninja comenzó a sangrar, dejando claramente la idea de que ese poder que realizó causaba mucha presión en el cuerpo del joven Shinji.

- Necesitamos alejarnos más del helicóptero caído, probablemente cause un incendio y en esa zona hay varios árboles con explosivos ocultos.

- Entonces que esperamos, si no nos apresuramos lo más probable seremos atrapados en un incendio forestal, además me gustaría poder descansar pronto, no creo que soporte un combate como ese otra vez.

Al final de la frase dicha por el historiador una carcajada de todo bajo salió de sus labios, para seguir corriendo a la par del ninja, el dirección a un objetivo que solo este sabía, para hacer algo que solo este conocía.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Vie Oct 31, 2014 2:11 pm

Shinji, seguido de cerca por Ricardo llegaron por fin a lo que parecía ser la entrada de una cueva sumamente obscura.

Sin tiempo que perder, Shinji rebusco entre su ropa el ofuda de invocación que su maestro le había dado antes de separarse. Por su parte, Ricardo podía sentir de nuevo aquella concentración sobrenatural de antes, un nigromante parecía haber posado sus ojos sobre el par y por algún motivo intentaba obstaculizar la huida de estos.

Shinji, por fin encontró el trozo el papel mágico que había estado buscando y después de analizarlo por unos segundos, desenfundo su ninjato y apoyó su pulgar en la hoja, lo suficiente como para que una gruesa y escarlata gota de sangre saliera de su dedo, con su sangre como tinta, termino el circulo de invocación y lanzo el ofuda hacia la entrada de la cueva.

Una luz rojiza lo inundo todo y donde antes, el ofuda caía lentamente, ahora un hombre adulto de ojos penetrantes se encontraba de pie.

Durante un milisegundo, el hombre parecía estar confundido de su localización, pero rápidamente miro a Ricardo, quien se encontraba entre la penumbra causa por la ausencia de luz de la cueva, y el hombre pareció reconocerlo.

Otro segundo después, el hombre ya no estaba donde había sido convocado, si no que ahora, estaba detrás del historiador, con una Katana de hoja color rojo oscuro desenvainada y lista para clavarse en la espalda del hombre, a la altura del corazón.

-Jamás creí verte aquí, Agustín- el nombre fue pronunciado por el hombre con un tono de asco y odio, más sin embargo, el arma no temblaba ni un poco.

-Kenji-sama, por favor, este hombre no es quien usted cree- intervino Shinji colocándose frente a Ricardo y haciendo que sus ojos brillaran de un sobrenatural tono azul –Este hombre es hermano del sujeto al que usted se refiere, pero es inocente, su padre quería que usted lo protegiera.

-Shinji- Rujió el hombre con furia –sabes que tu técnica no sirve en mí- sin embargo, la dolorosa presión del filo contra la espalda de Ricardo disminuyo hasta terminar desapareciendo. El hombre rodeo a Ricardo, sin quitarle la vista de encima, analizándolo y prestando atención a cada detalle, al final, solo se alejó y dedico una mirada contemplativa al paisaje.

-¿Quién ataco la aldea?- Pregunto con impaciencia

-Militares- contesto con rapidez shinji -miembros del batallón zero-

-¿Me buscaban a mí?

-no señor, buscaban a este hombre, su nombre es Ricardo.

Kenji se giró para mirar fijamente al historiador de blanca cabellera –Tú y tu familia, siempre causando problemas ¿no es cierto?- La voz el hombre seguía cargada de odio mientras miraba al hechicero sin enfundar su espada de nuevo.

-Señor, mi maestro, su padre, me pidió que le dijera que estaba muy orgulloso de usted

-Sí, claro, el gran Saizo orgulloso de su hijo ¿Dónde está el anciano?

-Nos separamos en la mansión señor, me dijo que si las cosas se complicaban lo llamara y le encargara la seguridad de este hombre. Es…- Shinji parecía verdaderamente temeroso de seguir hablando –es necesario para que entiendas lo que sucedió en Nikko y en el monasterio a las afueras de París.

Kenji, dedico una última mirada al hombre que tanto le recordaba a su antiguo amigo y ahora, mortal enemigo, para después girar y encarar la repentina obscuridad que ahora rodeaba la cueva, mientras varios cadáveres andantes comenzaban a surgir e entre la espesa e insondable obscuridad.


Control:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ricardo
Caballero


Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Edad : 25

Ficha
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Tensión:
10/10  (10/10)
Resistencia:
10/10  (10/10)

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Sáb Nov 01, 2014 8:49 pm

Off::
 
Las cosas que pasaron no podían ser procesadas por el cerebro de Ricardo, ya que era actualizaciones de muchas cosas, por lo que deben ser procesadas una a una.

Lo primero que se actualizó en la mente del historiador fue la razón por la cual fueron a ese lugar, al parecer esa cueva era algún tipo de mecanismo de convocación o el hombre que apareció estaba ahí encerrado, eso era algo que Ricardo no sabía, solo conocía que un hombre apareció a los pies de la puerta después de ser lanzado el rollo que Saizo le había dado a Shinji.

Lo siguiente que se logró actualizar en la mente de Ricardo fue lo actuado y dicho por el hombre que apareció hace poco, Kenji. Al aparecer el hombre estaba sorprendido, lo más probable por la ubicación, pero al ver al historiador esa mirada de asombro mezclada con curiosidad se fue, para pasar a ser una de odio absoluto. El hombre en menos de un segundo estaba detrás del de canos cabellos, con una katana de color sangre presionando contra su espalda;
el historiador logró percibir el movimiento del hombre, pero este superó por creces la velocidad de reacción de Ricardo, logrando posicionarse donde estaba ahora, con una intensión asesina inmensa.

- ¡Pero qué put...!

Kenji: -Jamás creí verte aquí, Agustín.

Ricardo escuchó atentamente esas palabras con ese tono de asco y odio que usó para referirse al nombre que el historiador creía era de su hermano, mientras Shinji velozmente se colocaba en frente del historiador.

Shinji: -Kenji-sama, por favor, este hombre no es quien usted cree. Este hombre es hermano del sujeto al que usted se refiere, pero es inocente, su padre quería que usted lo protegiera.

Esas frases eran todo lo que ocupaba Ricardo para confirmar sus ideas, el nombre de su hermano es Agustín, y este hombre de nombre Kenji, que es el hijo de Saizo, le conoce y le guarda rencor por algo.

Pensamientos::
 
Los pensamientos de Ricardo nunca salieron de su mente porque lo sentía inofortuno hacerlo, ya que su vida estaba en juego. Mientras esos pensamiento daban vuelta por la mente del historiador, el hombre notó como la tonalidad de los ojos de Shinji cambiaba y sus sentidos de hechicero se activaron, pero su sentido de supervivencia estaban tan activos que no pudo hacerle caso.

Kenji: - ¡Shinji! Sabes que tu técnica no sirve en mí.

Al decir eso el hombre de canos cabellos supo que sería atravesado con esa espada que sentía en su espalda, él y todo su cuerpo sabían que una lucha estaba presente, por lo que sus poderes se activaron por esa presencia de combate, cubriendo levemente al hombre con una aura dorada, aunque este efecto fue casi imperceptible ya que Kenji comenzó a retirar su espada y a moverse alrededor del Ricardo viendo el ambiente y desviando su atención, lo que eliminó el "
combate"
.

Kenji: - ¿Quién ataco la aldea?

Shinji: - Militares, miembros del batallón zero.

Kenji: - ¿Me buscaban a mí?

Shinji: No señor, buscaban a este hombre, su nombre es Ricardo.

En ese momento Kenji volvió a ver fijamente a Ricardo con el mismo gesto de odio y su espada sin enfundar, a lo cual Ricardo sabiendo que las cosas podrían ponerse peor simplemente no le quitaba la vista, viendo e Kenji a los ojos, aunque también sin enfundar su espada, la cual estuvo desenfundada desde el combate pasado por medida de defensa a una emboscada en el bosque.

Kenji: - Tú y tu familia, siempre causando problemas ¿no es cierto?

Shinji: - Señor, mi maestro, su padre, me pidió que le dijera que estaba muy orgulloso de usted.

Kenji: - Sí, claro, el gran Saizo orgulloso de su hijo. ¿Dónde está el anciano?

Shinji: - Nos separamos en la mansión señor, me dijo que si las cosas se complicaban lo llamara y le encargara la seguridad de este hombre. Es… es necesario para que entiendas lo que sucedió en Nikko y en el monasterio a las afueras de París.

Lo que pasó en medio de esa conversación entre Shinji y Kenji solo quedó para ellos dos, ya que apenas la atención de Kenji volvió a Shinji el hombre de canos cabellos envainó su espada, se posicionó en seiza ahí donde estaba y descansó un poco, ya que, sus correctas suposiciones por el sentimiento del aura mágica le decían que habría un combate muy pronto y que ocupaba recuperarse del combate anterior.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ricardo
Caballero


Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Edad : 25

Ficha
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Tensión:
10/10  (10/10)
Resistencia:
10/10  (10/10)

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Dom Nov 02, 2014 11:53 am

Off::
 

Primer Intento:
 
Segundo Intento:
 
Tercer Intento:
 
Cuarto Intento:
 
Quinto Intento:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Mar Nov 04, 2014 9:40 am

Los muertos andantes, sin miedo y con pasos raquíticos avanzaban lentamente hacia la entrada de la cueva. Shinji, desenfundo su espada y con rapidez indicó a Ricardo que esperara antes de actuar. Sus ojos brillantes de admiración, no se atrevian a desviar la mirada o parpadear, por temor a perderse el ataque del ser mas poderoso que el joven ninja tenía el honor de conocer.

Kenji permaneció inmóvil, observando a los no muertos avanzar, directo hacia él, a la entrada de la cueva, a la boca del lobo. El hombre, con toda su experiencia ya habia localizado al conjurador, podia alcanzarlo de un solo "
paso"
pero ya antes habia enfrentado nigromantes, seres viles, corruptos y tramposos, sabia que cuando mueren desatan poderes increíbles y despues reviven menos humanos y mas obscuros. Esa sería la función de Shinji, lograr que el nigromante se suicidara. En su mente, el hombre tenia un excelente plan de ataque, sin embargo, aquel hombre de blanca cabellera era una variable peligrosa. Kenji era el unico hombre que podia enfrentarse al demonio Agustín como iguales y si aquel hombre poseía la misma sangre, deberia ser tan poderoso como su hermano y sumandole la evidente capacidad marcial que con obviedad poseía el tal Ricardo, debería ser mas que capaz de protegerse y ayudar...¿pero y si la maldad era algo de familia? ¿Y si el también resultaba ser un traidor?

Lo decapitaria y despues obligaría al nigromante con el que se enfrentaba a impregnar los conocimientos y alma del hombre en un anillo, obtendría respuestas y después lo dejaría avanzar al mas allá.

Cinco de los ya 15 enemigos habian logrado alcanzar la entrada, pero antes de que alguno pudiera alzar su espada, con un extraño resplandor rojizo, los 5 perdieron la cabeza al mismo tiempo, mientas Kenji ahora se encontraba detrás de ellos, con algunos insectos achicharrados cayendo de su espada.

Una poderosa explosión, acompañada de un furioso vendaval, indico al grupo que el fuego del helicóptero caído, habia alcanzado los árboles que almacenaban explosivos y que el bosque pronto sucumbiria ante las llamas.

Con un fluido movimiento de espada Kenji ordeno el avance. El timpo era limitado, fuego, nigromante y militares arriesgaban sus vidas. Esa ultima carga representaba el todo por el todo, vida o muerte, salvación o perdición.

Control:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ricardo
Caballero


Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Edad : 25

Ficha
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Tensión:
10/10  (10/10)
Resistencia:
10/10  (10/10)

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Mar Nov 04, 2014 11:47 am

Off::
 
El hechicero solo observó como le había dado a entender Shinji los movimientos en Kenji, los cuales sorprendieron demasiado al historiador. El nivel demostrado tanto en combate como en habilidad era excelente, lo cual dejó sin palabras al hombre de canos cabellos y lo sumió en sus pensamientos.

Pensamientos:
 
El ambiente se volvió más pesado de golpe y muchas cosas pasaron: La sensación mágica de Ricardo se puso al extremos, dándole a entender que había una fuente de magia cerca, en otras palabras, el maldito Nigromante que ha levantado a los ancestros está en el lugar, se logró oir una explosión y un leve olor a ceniza se siente en el aire, lo que dice que el fuego del helicóptero caído ya llegó a uno de los árboles-bomba del bosque, demostrando que el fuego estaba cerca, se logra oir las hélices del otro helicóptero y para terminar como una cereza sobre un pastel, los 10 ancestros que quedan en el campo de batalla.

La situación no era muy agradable que digamos, la suerte al parecer está en contra del grupo, pero al parecer Kenji tenía un plan, ya que como un capitán de avanzada o una adaptación mejor a la etnia del hombre, como ordenaría un shogun moviendo su abanico, estaba ordenando el ataque de los demás. Ricardo aún no podía confiar lo suficiente con Kenji por lo que pasó anteriormente, pero en combate uno debe dejar todas las dudas atrás y seguir ordenes, y actualmente el de mayor habilidad y conocimiento en combate decían que avanzaran y atacaran de frente, por lo que Ricardo rápidamente se levantó del suelo desenfundado su arma.

El movimiento de levante de Ricardo fue muy fluido, como debe ser de un artista marcial, para después, sin pensar mucho, comenzar la carrera hacia donde estaba Kenji, sin perder la oportunidad de atacar a dos enemigos de camino. El hombre de canos cabellos pasó en medio de dos enemigos que estaban cercanos y realizó dos cortes horizontales, uno para cada una de las cabezas de los dos Ancestros, para después continuar hasta quedar a la par de Kenji, aunque a este lo más probable no le gustaría.

Al llegar al lado de Kenji, Ricardo sin dejar de ver a sus oponentes le habló.

- Espero que tengas un buen plan "
capitán"
, porque para mi es mejor haber muerto con ese "
saludo"
tuyo anterior que en las manos de estas malditas criaturas.


Las palabras "
capitán"
y "
saludo"
fueron dichas con un tono distinto para demostrar el sarcasmo de las palabras, pero no era un sarcasmo ofensivo, era más que todo para remarcar el disgusto de Ricardo con el intento de asesinato de Kenji y la idea de tener que seguirle las órdenes, pero que ahora ya no tenía de otra más que hacer caso.

Mientras el de canos cabellos hablaba con Kenji colocó su mano izquierda sobre su pecho, y al terminar comenzó a realizar un cántico mágico para poder convocar el hechizo de "
Armadura de Luz"
, para estar listo para el combate que se avecina en los siguientes segundos.

Tirada de ataque 1:
 
Tirada de ataque 2:
 
Tirada de magia Armadura de luz:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Miér Nov 05, 2014 9:55 am

Kenji escuchó las palabras del hechicero pero no respondio nada, despues de una vida de guerrero, de marchar a las puertas del infierno y regresar, no habia nadie con mas temple, ni siquiera los sarcástico comentarios de los hermanos podían perturbarlo, el era un lago en calma. La estrategia estaba trazada y al parecer, el hechicero si seria de ayuda. En su camino hacia el frente, hacia Kenji, habia matado a un enemigo y herido a otro, ademas, pensando en su seguridad habia invocado una armadura de luz que lo protegería del daño.

Por su parte, Shinji habia logrado acabar con otro mas. Kenji sabia que podia liquidar a los restantes de un solo paso, pero queria cusar la impresión a su enemigo y a Ricardo, de que su poder tenia que "
enfriarse"
para poder usarce mas veces.

Espero a que una criatura se acercara lo suficiente y la liquido con un fluido movimiento.
-Ricardo, toma la derecha. Shinji la izquierda, no los dejen cerrar filas- ordeno al notar como 5 muertos mas eran escupidos de entre la sombras. A ese paso, cualquier humano normal, por mas poderoso mago que fuera, comenzaría a agotar su reserva de poder.

Si lograba cansar a su oponente antes de enfrentarlo cara a cara, el combate estaba asegurado.

Del lado de Ricardo, tres ancestros avanzaban hacia el y por un costado, el que habia dekado herido estaba peligrosamente cerca, logrando así lanzar un tajo con su espada en dirección al torso del hechicero.

El fulgor rojizo y danzante del incendio iluminaba el lado izquierdo del campo de batalla, el fuego avanzaba a una velocidad abrumante, cientos de insectos, aves y otros habitantes del bosque huían del fuego, intentando evitar la corrupción de la magia pestilente y corupta.

Al frente, el helicóptero restante, buscaba sin parar con potente reflector a los causantes de la muerte de sus aliados.

La magia comenzaba a tornarse tan consentrada que casi podia tocarse, Ricardo tenia la imprecion de que algo grande y diferente estaba siendo convocado en esos mismos instantes.

Control:
 


Última edición por el Sáb Nov 08, 2014 6:23 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ricardo
Caballero


Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Edad : 25

Ficha
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Tensión:
10/10  (10/10)
Resistencia:
10/10  (10/10)

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Miér Nov 05, 2014 8:52 pm

La situación se estaba tornando mala para el grupo, ya que los enemigos por doquier, un necrofago oculto en algún lugar del bosque manejando los hilos, un helicóptero del "
escuadrón zero"
los buscaba con un afán nada amistoso y para rematar, un incendio que amenaza con dejarlos completamente carbonizados.

Ricardo después de analizar su situación un poco al lado de Kenji y ver que este no respondió nada a su plática, simplemente ordenó como si fuera un sargento, se colocó la espada en el hombre y volvió a ver hacia el sector donde la había dicho que centrara su ataque. En ese sector, el derecho, había cuatro enemigos, de los cuales 3 estaban completamente "
ilesos"
hasta donde se pueda estirar esta definición y uno que fue el dañado con el ataque anterior, por lo que viendo que la cantidad de enemigos superaba el número de golpes que podría dar en un solo movimiento, el Historiador decidió tratar de eliminar al que ya estaba herido y tratar de terminar dos de los que quedaran.

El herido estaba lo suficientemente cerca para acertar un golpe, pero Ricardo confiando en sus habilidades mágicas y en la defensa que acababa de convocar, atacó sin importar recibir el golpe, ya que tenía fe de defenderse del daño. Al enemigo herido lo atacaría directamente a la cabeza con un corte horizontal, después de un salto atacaría al segundo objetivo que estaba en medio de la triada ilesa, directamente a la cabeza, para después desplazarse hacia atrás de la triada con un salto para realizar un corte horizontal a nivel de tronco de un objetivo de los lados, primero para medir el daño realizado por la diferencia de los cortes, después para quedar fuera de la posibilidad de quedar flanqueado, que en esta situación sería muy difícil afrontarlo.

Tirada primer ataque:
 
Tirada segundo ataque:
 
Tirada tercer ataque:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   Jue Nov 06, 2014 7:41 pm

Cuál relámpago y con precisión quirúrgica la katana de Ricardo acabo con dos enemigos más, logrando que incluso Kenji le dedicará un leve y fugaz sonrisa ante la evidente maestría marcial del hombre de canos cabellos. En sus manos, la katana no era un arma, era una extensión de su cuerpo.

Por unos instantes, Kenji olvido de quien se trataba y deseó poder forjarle una espada digna de su habilidad. El último ancestro ileso, con una explocion de velocidad lanzo un tajo horizontal a la altura de las piernas del hechicero, mientras que el herido decidió atacar también, pero este con un corte vertacal ascendente, pues el ataque del hombre habia separado sus extremidades inferiores del tronco.

Shinji por su lado, habia logrado derrotar a dos enemigos, pero antes de atacar al tercero, este habia logrado causar un corte sobre el coatado derecho del ninja. La herida, no era mortal, pero era suficiente como para causarle problemas al chico.

Kenji, mirando desde su vista central ambos combates, no hizo nada por Shinji. De niño, su padre lo habia mandado a ese bosque sólo y habia ordenado a tres ninjas que lo matarán, despues de una semana, Kenji habia vuelto con la capacidad que ellos llamaban "
paso"
. Desde entonces Kenji lo perfecciono sólo, sobreviviendo a cinco intentos de asesinato por ninjas de su padre.

Desde entonces no tenía mucho cariño a los ninjas, incluyendo a Shinji, el era agradable y diferente, pero si vivía lo suficiente pronto cambiaria.

El helicóptero cada vez se acercaba mas y mas a la zona de combate, sin muchas pistas de donde buscar, la luz barria todo el terreno que el fuego no lograba iluminar. Distraido en recuerdos y estratefias Kenji no percibió como un enorme ente, "
conatruido"
con varioa cuerpos emergia de entre las sombras, en lugar de una espada, portaba una hélice del rotor del helicoptero caido.

Con un rugido la mole deforme alzo la hélice a la altura de la copa de los arboles y la dejo caer contra Kenji, un leve movimuento a la izquierda y la mostruosa arma habia sido esquivada, ¿pero a que costo? Kenji y Ricardo ahora se encontraban separadoa por la mole y de entre la sombras, del lado de Ricardo, un hombre delgado y andrajoso salio de su escondrijo. El nigromante por fin daba la cara.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Refugio de Ricardo   

Volver arriba Ir abajo
 
Refugio de Ricardo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» refugio de rapaces en Peñiscola
» Water shelter o refugio de agua
» Hoy por fin he ido al refugio
» REFUGIO ELEVADO
» Refugio en el bosque

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Fear Hunters 2 :: Japón :: Japón-
Cambiar a: