Juego de rol por foro de acción sobrenatural y terror.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Abrazo del viento.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Aoi



Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 13/11/2014

MensajeTema: Abrazo del viento.   Vie Nov 14, 2014 10:55 am

El sol se encontraba sobre ella, y la luz iluminaba toda la carretera. Aoi se encontraba caminando en busqueda de una tienda de ropa que le habían recomendado. Normalmente esta sería la hora más ocupada del día en cualquier lugar, sin embargo, este lugar se veía desolado, ni una persona o animal se podían ver en la carretera.

Acercandose a la quinta casa con la que intentaría establecer comunicación, Aoi toco la puerta.

Knock Knock... -Nadie respondió-

Knock Knock... -Nuevamente, el sonido fue ignorado-

Knock knock...

-"
Acaso no hay nadie en esta ciudad"
-
se dijo Aoi a si misma en su mente;
en aquella nación que se había vuelto tan caotica y peligrosa para vivir, todavía debían haber varios millones de habitantes. ¿Por qué entonces no habría nadie en esta ciudad?

- ¿¡Alguien por aqui!? - Aoi grito con toda la fuerza que sus pulmones le permitieron ejercer. Solo ocupaba direcciones, que tan dificíl era para alguien darselas. ¿Por que se estarían ocultando las personas de esta ciudad?

El arrepentimiento empezaba a llenar la mente de la chica. Aquello que tenía planeado como un simple viaje de placer para comprar ropa en una tienda que una compañera le había recomendado, parecía haberse convertido en un viaje en vano.

Alcanzando a ver un parque en la distancia, Aoi se dirigio hacia él. Aprovecharía para descansar un momento y luego emprendería la caminata de regreso a casa.

- Seguro hay un festival... todos deben estar fuera. ¿Me pregunto donde será? - Lo que parecía ser una conclusión lógica tomaba fuerza en la mente de la chica.

Sentandose en una banca en aquel parque, Aoi fijo su mirada sobre un reloj encima de una maquina de bebidas.

-"
12:30, es temprano todavía"
-
Decepcionada por el resultado de su viaje, Aoi reclino su espalda sobre la banca. Todo se veía tranquilo...muy tranquilo.

-"
12:31"
-
El clima era hermoso;
con el sol sobre ella y la suave brisa que había, era un clima lo suficientemente fresco para ameritar su abrigo, pero no lo suficiemente frío para tener que cerrarlo. Había sido mucho tiempo desde que había podido tomarse un momento de calma como este.

-*suspiro* No creo que sea un problema si me acuesto un momento en esta banca, el parque parece estar desocupado de todas maneras. - Aoi acomodo sus piernas comodamente y se acosto sobre la banca.

Recuerdos no muy placidos pasaron por su mente mientras se encontraba acostada en aquella banca.

-Tuviste mucha suerte niña, pudiste haber acabado como los otros chicos en aquel lugar. - Una voz tosca acompañada de una tonalidad llena de sabiduría soltaron estas palabras.
-Tienes un poderoso talento... pero veo por lo sucedido en aquel lugar que no es para salvar las vidas de otros. Muchos desearían esta capacidad que posees niña, y si yo te encontré, otros podrán hacerlo.-

Después de haber perdido la conciencia en aquel lugar, este hombre la había llevado a su casa. Aparentemente la había encontrado con un tipo de brujula magica, que le mostro una lectura anormal cuando estaba caminando por las calles. Había cuidado de ella hasta el momento en que recupere su conciencia. Pero ahora, tenía una mirada pesada, como si le culpara de algo.

-Tienes 2 opciones. Puedes ir libremente afuera, al mundo, y correr por tu suerte... o puedes quedarte aquí, yo te enseñare a controlar esa destrucción que llevas dentro.-

Off/Contexto:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gray Master
Administrador


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 17/10/2013

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Vie Nov 14, 2014 12:49 pm

Desaparecidos.
Todos los que en el pasado habían vivido en aquel lugar ahora eran solamente un recuerdo en las mentes de los seres queridos que, desesperadamente, habían intentado encontrar alguna respuesta para el extraño suceso que aún, después de tanto tiempo seguía azotando la mentalidad social y cultural del "
mundo"
japonés.

Claro estaba que, sin contar a dudas, aquella chica, blanca como la nieve y con una pigmentación colorida que podría llamar la atención de cualquiera aquello no tenía porque ser conocido, precisamente porque muchas de las organizaciones que sabían de aquel susceso se habían encargado que para la gran parte del mundo dicho acontecimiento se encontrara por debajo del radar;
Habían cosas que no era bueno descrubir y con muchas más razón, habían otras que muchos altos cargos aún no se sentían seguros de creer.

¿Cómo era posible que 125.000 personas desaparecieran de la nada sin dejar absolutamente nada a su paso?
¿Cómo era posible que ni una sola nota, algún video o algún aviso, aunque fuese pequeño relatara el paradero de todas aquellas personas?

Descansando plácidamente en aquella banca, la chica no tenía noción del lugar al cual había llegado y de la cruel broma que le habían jugado.
Recibiendo aquella sustanciosa paga, aquella compañera le había dicho a la chica peli verde el lugar al cuál debería acudir para poder obtener las prendas que gustaba.
Tiempo después de la despedida, la chica había tomado su teléfono, dando aviso del día, momento y lugar en el cual podría rondar la señorita una vez arribara definitivamente en la ciudad de Nikko.

????: -Alpha 300.
Contacto visual establecido, a la espera de órdenes.


????: -Aquí HQ.
Sabemos que llegará a buscarla en cualquier momento;
Su poder llamaría hasta la atención de las entidades más débiles.
Preparen al equipo "
Scorpio"
y no pierdan contacto.
Atentos a la espera de órdenes.


Alpha 300: -Copiado.
Cambio y fuera HQ.


El sol empezaba a tomar la caída una vez pasado su punto de auge más alto.
Aquella chica aún no lo percibía, pero varias personas tenían ya su interés puesto en ella.
Probablemente, aquel sujeto aparecería pronto;
La tentación era más fuerte.

Off::
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aoi



Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 13/11/2014

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Vie Nov 14, 2014 10:10 pm

-"
5:45"
-
Sus ojos fijados sobre el reloj de aquella maquina no tenían rasgo de emoción alguna... Aoi estaba suficientemente ocupada con sus pensamientos para atencionar lo que los mismos veían.

-"
Debería empezar a moverme... se hará tarde para llegar a casa"
-
Poniendo un poco de fuerza en sus delgados brazos la chica se levanto de la banca.

El cielo había perdido el brillo que le había acompañado hacía unas horas y el viento había tomado más fuerza de la que anteriormente acompañaba la suave brisa. La temperatura, cercana a los 10° Celsius ejercía suficiente presión sobre la chica para forzarla a finalmente cerrar su abrigo.

-"
Tendré que venir otro día..."
Por ahora pensar en como vengarme de Megumi por no avisarme respecto a este festival-
Aquella erronea idea a la que todavía se sujetaba ferreamente la chica cruzo por su mente nuevamente.

El camino de regreso del parque a la parada de bus que llevaría fuera de aquella ciudad parecía más largo de lo que había sido a mediodía. El frío tenía un claro efecto ralentizador sobre la chica, que pese a su pesada vestimenta para invierno, todavía deseaba estar cubierta por más ropa.

Pit...Pit...

El sonido de una piedra siendo pateada a un ritmo constante podía escucharse en el abundante silencio de aquella ciudad.

Pit...Pit...

-Wow... debe ser un festival asombrosamente grande para que todavía no haya nadie por aqui. Debe ser la cercanía a Diciembre, muchos aman ir a ver el atardecer nevoso desde las montañas.-

Pit...wooooooooooooooooooooooooshhhh
Una fuerte rafága de viento interrumpio la ritmica melodía que causaba la piedra al ser pateada.

-Que agradable.- Una sonrisa se asomo en el rostro de la chica que extendio sus brazos hacia arriba con el fin de sentir la fría brisa.

No era que no sintiera el frío, hasta hace un momento se había estado quejando de él. Era la fuerte sensación del viento sobre su rostro, una sensación familiar para la chica lo que causaba esta sonrisa.

*Flashback*


-Si bien en este mundo las magias destructivas son necesarias... los hechiceros de hoy en día parecen preferirlas por encima de las magias pasivas. -

-¿Por qué Sensei?-preguntó la joven niña a aquel hombre frente a ella.

-Todavía no has vivido eso pues has estado bajo mi cuidado, pero por lo general aquellos con talento para la magia suelen trabajar con fines un tanto... maliciosos.-

La mirada de la chica mostraba curiosidad y falta de entendimiento a aquello que su maestro acababa de decir.

-En tu caso, espero nunca las llegues a necesitar. Almenos de mi no las aprenderas. Pero puedo compartir contigo otra cosa...- Casi al mismo tiempo que dijo esto, las hojas del jardín en que se encontraba empezaron a elevarse y bailar ritmicamente en lo que parecía ser un hermoso patron ciclíco.

*Fin de flashback*


Su maestro, aquel viejo que le había adoptado repentinamente pese a no ser increiblemente afectivo, había mostrado ser más cercano a un padre que su padre biológico... y el era el responsable de su conocimiento sobre mágico.

Pit...pit...

Una vez acabada la brisa, Aoi siguió su camino por las desoladas calles de aquella ciudad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gray Master
Administrador


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 17/10/2013

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Sáb Nov 15, 2014 4:16 pm

Alpha 300: -HQ, HQ, objetivo en movimiento.
A la espera de órdenes, cambio.


HQ: -Aquí HQ.
Atrapar e inmovilizar.
La necesitamos viva;
Usar los proyectiles adormecedores creados por el doctor Vásquez.
Movilizar al equipo "
Scorpio"
. A la espera de resultados.


Alpha 300: -Copiado.

HQ: -Espero no tenerles que recordar la importancia del objetivo.
Si esta misión resulta como fallida, nadie responderá ante ustedes.
HQ cambio y fuera.


Aún con el pasamontañas puesto, la cara de disgusto de aquel sujeto se lograba distinguir a kilómetros de distancia.
Siendo el jefe del equipo "
Scorpio"
, Alpha 300 estaba completamente seguro que sería capaz de llevar aquella misión acabo sin ningún problema.
Todos los que se encontraban detrás de él habían entrenado por años en los ambientes más adversos.
Sus cuerpos, llenos de cicatrices, habían soportado las calamidades más extremas que un ser humano, no, que un ser que "
aún"
se consideraba humano pudiese soportar.

Conformado solamente por tres integrantes, el equipo "
Scorpio"
siempre había sido la escoria de la organización.
Pese a sus cualidades, los altos mandos siempre habían confiado más en los "
Hellbounds"
, aquel equipo dominado y entrenado por el mismísimo Zero en persona.
Capaz como cualquiera, Alpha 300 siempre había tenido envidia de su compñaero de escruadrón, tomándolo así desde los años de entrenamiento como un rival sin igual que se encargaba cada vez de alejarse más y más.
Sin importar lo que hiciera, sin importar lo que entrenara, sin importar la fuerza de voluntad que pusiera en vida, Alpha 300 se encontraba siempre por detrás de aquel hombre tan misterioso

Alpha 301: -A la espera de órdenes señor.

Detrás de otro pasamontañas, una silueta femenina de cabello corto no se podía dejar pasar.
Con unas curvas más peligrosas que una carretera unos ojos color miel capaces de engatuzar a cualquiera y un rebote de pechos que subía y bajaba por cada paso que la mujer daba, sostenía un rifle al cual, delicadamente le cambiaba las balas por una jerinquilla color verdoso incadecente.

Al lado de esta, otro hombre, este con unos grandes lentes que cubrían gran parte de su nariz por fuera de sus ojos.
Sin una máscara y con un sombrero de conejo que le hacía ver bastante ridículo, demostraba para los demás un cuerpo lleno de laceraciones y cortes, puesto que disponía de un cuerpo desnudo.
De una tez bastante morena, repintaba además las costillas del ente que, entre zumbidos y sonidos guturales, realizaba una danza extraña con un significado que los otros dos ya conocían.

Alpha 300: -302, a tu puesto.
En cuanto todo esté según lo planeado, disparas ambos daros.
No podemos proceder sin que aparezca, pero algo me dice que no aparecerá hasta que nos vea en acción.
Sabe que estamos aquí, lo presiento.


Acariciando ya los primeros pasos de la luna por el horizonte, el hombre delgado se dispuso a tomar su sombrero.
Como por arte de magia, este se expandió lo suficiente al empezar el sujeto a jalarlo con una miserable fuerza que hacía aparentar que sus brazos se romperían pronto por su pronunciada delgadez.
Lanzando este ahora al suelo, por su agujero, el hombre dispuso a meter un pie para que su cuerpo fuese absorbido completamente, reapareciendo ahora delante de aquella hermosa señorita que de seguro, pasaría a asustarse por tal revelación.

Justo por delante, de un agujero inmenso que pasó a transformarse en un sombrero de conejo, el desnudo pecho del hombre apareció primero para luego dar paso a una cabeza totalmente calva, unos ojos saltones bastante pronunciados, unos brazos totalmente delgados y unas piernas llenas de bello que dejaban ver el poco cuidado que aquel elemento tenía para consigo mismo.

Alpha 302: -¿Por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?, ¿por qué siempre a mí?.

Mientras los huesudos dedos del hombre se posaban por su cara buscando algo, Aoi lograba denotar como un ojo, específicamente el derecho, se quedaba incrustrado en su figura, fijo, mientras el otro buscaba desesperadamente aquello que se le había perdido.

Pequeñas gotas de lluvia comenzaban a caer, haciendo que un viento refrescante pero tenebroso volviera a hacer acto de presencia en la ahora no tan solitaria calle que por la cual transitaba la chica.

Alpha 302: -DEVUÉLVEME MIS GAFAS, DEVUÉLVEME MIS GAFAS, DEVUÉLVEME MIS GAFAS, DEVUÉLVEME MIS GAFAS, DEVUÉLVEME MIS GAFAS, DEVUÉLVEME MIS GAFAS, DEVUÉLVEME MIS GAFAS, DEVUÉLVEME MIS GAFAS, DEVUÉLVEME MIS GAFAS, DEVUÉLME MIS GAFAS!

El hombre se había vuelto a bailar aquella extraña danza nuevamente delante de la niña mientras que sus gritos ocasionaban eco recurrente en la acústica de los edificios vacíos que se encontraban a los alrededores.
Posándose "
mágicamente"
el sombrero de conejo nuevamente en la cabeza del delgado ser, este proseguía su danza mientras que, a casi dos kilómetros de distancia, en el treceavo piso de un edificio, la mujer apuntaba ahora encarnizadamente al aire, a milímetros del lugar en donde la chica se encontraba detenida.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aoi



Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 13/11/2014

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Dom Nov 16, 2014 9:48 pm

Un agujero se abrio rapidamente delante de ella interrumpiendo su caminata

????: DEVUÉLVEME MIS GAFAS!- La repetición de esta frase resultó más que impactante, extraña para la joven que tenía delante a aquel extraño individuo.

Al inicio, la expresión de Aoi fue de desconcierto... claramente oía lo que el individuo decía querer, más no entendía el que hacía frente suyo, y aparte de la noción básica de que aquello que le había hecho aparecer en frente suyo era magia, no sabía las intenciones del individuo.

Aoi conoce a Alpha 302 - expresión -:
 


Recuperando sus sentidos mientras el individuo seguía repitiendo aquella frase, el instinto de la joven le llevo a dar un paso atrás, poniendose lista para una situación de combate que podría estar por desenvolverse... la razón por la cuál la joven todavía no había atacado se limitaba a que su razonamiento le decía que un individuo con suficiente habilidad para aparecer frente a ella de esa manera, podría también haberle atacado desde las sombras si su intención fuese la de herirle.

-Me temo que no tengo tus gafas... - Aquellas palabras salieron dubitativamente de la boca de la joven hechicera... ¿Estaría cometiendo un error tirando la oportunidad de ser la primera en atacar? Si verdaderamente fuesen diplomáticas las intenciones de aquella criatura frente a ella, ¿por qué repetiría esta cryptica frase con tanta insistencia en vez de decir algo más?

Si solo tuviera que juzgar por su extraña apariencia, podría describirle como un demente... ese movimiento de ojos, la falta de sentido de glamour para decidir tener una calva, y sobretodo el andar sin nada sobre el pecho a esas horas con la temperatura y brisas a las cuales el clima los estaba sometiendo, eran cosas propias de una persona que hubiese perdido su juicio... sin embargo, el conocimiento de magia por lo general era algo reservado a individuos con mucho talento y mucho conocimiento, por lo cual estas conflictivas ideas no podían ponerse de acuerdo para dar un perfil a aquel individuo frente a ella.

-"
Que hago... que hago..."
-
Los pensamientos cruzaban como balas por la mente de esa chica, que fijamente miraba el cuerpo de aquel individuo a la espera de algún movimiento brusco que rompiera ese pensamiento.

WOOOOOOOOOSHHH....
Una fuerte ventizca paso entre los 2 individuos ahi postrados... Una tarde no tan interesante, estaba aparentemente a punto de cambiar de rumbo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gray Master
Administrador


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 17/10/2013

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Mar Nov 18, 2014 10:19 pm

Alpha 302: -¿Así que te das el lujo de decir que no tienes mis gafas y, además, de creer que estoy demente?.

Aquellas pequeñas gotas que venían acompañadas con el viento poco a poco empezaron a tranformarse en grandes goterones que inundaban lentamente la ciudad;
La lluvia había hecho acto de presencia y por alguna razón, justo cuando había comenzado a llover aquel sujeto con el traje de conejo había dejado de bailar.
Pero ante todo esto, algo aún más extraño se encontraba pasando por delante de los ojos de Aoi.
¿Dónde había quedado aquel homre extraño que la miraba perturbadamente con ojos completamente extraños?
¿Dónde había quedado aquel hombre extraño que demostraba su pecho desnudo y una costillas casi esqueléticas?
¿Dónde había quedado aquel característico sombrero de conejo por el cual el hombre había aparecido y que, levitando, había alcanzado nuevamente la calva cabeza del individuo?

En cuestiones aún más importantes, ¿cómo sabía aquel sujeto que la hermosa chica sabía que estaba pensando que aquel era un demente?

Alpha 302: -Si estás pensando en escapar, perdona, pero creo que eso no será posible.
Igualmente, he de decirte que perdiste una gran oportunidad, cuando estoy en mi estado apagado, poco logro encuadriñar entre la mentira y la verdad y la verdad era que perdiste la oportunidad de matarme de un solo golpe por la impresión ....
Aunque no creas, me he basado de ese truco durante mucho tiempo.
Mi nombre es Alpha 302 y se me conoce como el "
Maestro de la Lluvia"
.


Una vez había comenzado a llover y el viento buscaba como erradicar la ropa de los presentes por su fuerte velocidad, delante de la mujer, el hombre calvo había comenzado a transformarse.
De un cuerpo realmente escualido, una musculatura proporcional a la de un hombre adulto que entrenaba fisioculturismo había aparecido.
De una calva brillante, marejadas de cabello largo y negro como el carbón hacían relucir.
De unos ropajes extraños, ahora se encontraban proporcionados una especie de abrigo de piel animal que daban a relucir unos tatuajes de animales bastante simbólicos que el hombre representaba en su pecho.

Alpha 302: -Poseo la capacidad de transformar mi cuerpo y hacerme una persona completamente coherente.
Cuando era algo más joven, me vi involucrado en los sucesos de esta ciudad y un ente atrapó mi cuerpo.
Me dio poder, al precio de perder mi humanidad por momentes parciales.
Ahora, antes de matarte de un solo golpe, te daré la oportunidad de escpger tu camino, pero antes ....


El agua era un conductor mágico realmente poderoso y eso Aoi lo sabía muy bien gracias al entrenamiento que había obtenido de parte de su maestro.
Bajo los ahora mojados pies de la chica, una prisión de agua comenzaba a formarse.
Poco podría hacer de no tener la capacidad de revertir ese hechizo o esquivarlo rápidamente.

Alpha 301: -Deja de jugar.
Es hora de acabar con ella.
Dame blanco de tiro rápidamente, sabes que no puedo disparar a un cuerpo.


El pequeño radio había sonado nuevamente.
Esta vez, la chica había logrado escuchar por la cercanía lo que decían.
Era más de uno y la tenían en visión.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aoi



Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 13/11/2014

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Miér Nov 19, 2014 11:24 pm

¡HOSTIL!


La chica que hasta entonces había estado dubitativa respecto a que hacer había obtenido una respuesta respecto a la naturaleza de aquel extraño sujeto;
de la misma manera aquella dubitación que el individuo de enfrente le estaba criticando por no atacarlo no era una aspecto que Aoi considerara una debilidad, por el contrario, consideraba que era una de sus fortalezas.

????: Ahora, antes de matarte de un solo golpe, te daré la oportunidad de escoger tu camino, pero antes .... - Aquel sujeto que aun no se había identificado por nombre, pero si con su naturaleza hostil tenía apesar de su ingenio para realizar planes, una personalidad cliche de villano, y había cometido un error al decir su plan a la chica.

Con sentidos más agudizados debido a la situación de hostilidad en que se encontraba presnete, Aoi notó el incremento exponencial de agua que se estaba realizando en sus pies...

????: -Deja de jugar.
Es hora de acabar con ella.
Dame blanco de tiro rápidamente, sabes que no puedo disparar a un cuerpo.


En base a lo que Aoi escucho a travéz de aquel comunicador, habían 2 posibilidades: Querían capturarle, o querían eliminarle y aquel individuo en frente suyo no era lo suficientemente capaz de hacerlo por su cuenta, existía entonces la posibilidad de que pudiera reaccionar.

Tchh... - Con un golpeteo reflexivo de la lengua Aoi inicio inició una secuencia de acciones con la intención de reaccionar rápidamente para evadir aquello que se formaba en sus pies. Si bien no reconocía exactamente que hechizó era, reconocía que era a base de agua, y con la acumulación de la misma gracias a la lluvia no podría ser bueno si se veía afectada por él.

Aoi intento realizar un rol hacia atrás para evadir aquello que el agua estaba por formar, razgando un poco la tela de su abrigo al moverse tan bruscamente, y en consecuencia dirigió sus manos hacia al frente para lanzar un hechizo, pues aún si el hechizo de agua lograba afectarle, debía contraatacar. Un haz de luz se formo en las manos de Aoi, proyectandose hacia al frente. Era un hechizo de la naturaleza de luz, "
Lazos de luz"
.

Si lograba capturarle con este hechizo, era posible que Aoi tuviera una oportunidad de escapar, pues en las propias palabras de aquella mujer en la radio, necesitaba de su compañero para poder asegurar su tiro.

Te enviaré la factura del sastre...Nadie se mete con mi ropa - La chica que inicialmente había llegado a aquella ciudad con la intención de comprar ropa ahora se veía envuelta en un combate... un combate que ya había tenido como victima a uno de sus abrigos favoritos.

Lazos de luz:
 

Rol de evasión::
 
[/dados]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gray Master
Administrador


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 17/10/2013

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Jue Nov 20, 2014 3:40 pm

Nada impresionante.
Realmente, tal vez, lo más impresionante había sido que la pequeña no hicieran ninguna estimación o acto de sorpresa al ver como se transformaba aquel ente flacucho en el monstruo musculoso que ahora tenía por delante.
Si bien había sido cierto que la chica había logrado esquivar la presión de agua con la que el denominado 302 había intentado atraparla, su burda demostración de magia había sido solamente un gasto de poder innecesario.
¿Acaso consideraba que con aquello podía vencerlo?
¿Qué veían en esa niña los hombres del cuartel general?

Una vez la mujer había logrado rodar hacía atrás, aquellos rayos de luz intentaron mitigar el cuerpo del hombre con extraña apariencia;
Fallo rotunto.
La magnitud de la esencia mágica de aquel sujeto era tal que, al estar cerca de su cuerpo, los rayos de luz pasaron de largo, desviándose en muchas direcciones diferentes.

Alpha 302:-Se nota que no has tenido un buen entrenamiento mágico.

Corriendo por su cuerpo, la lluvia era una parte más de aquel hombre, es más, si aquello no fuera contraproducente e, inclusive, a modo de locura, tal vez la chica podría estar viendo en aquel momento como el agua que caía sobre el cuerpo del hombre era devorada por los inmensos animales que sobresalían tatuados en su pecho.

Caminando con paso firme y despreocupado, el hombre empezó a acercarse a la chica, para, al cabo de unos cuantos metros, empezar a correr profetizando una embestida que, de impactar, podría causar daños realmente catastróficos en el cuerpo de Aoi.
Claro estaba que en aquello no acababa todo. A lo largo, un ruido, parecido al de un grito de felicidad, se distinguía rompiendo el mar de lluvia que ahora caía del cielo.

Audible para todos, inclusive para el inmenso hombre, el cual abrió sus ojos tan grandes como faros, la risa proseguía sin parar.

------------------------------------------------------------------------------------

Aún a lo largo, la hermosa mujer proseguía apuntando.
Su habilidad era extraña, pero sumamente efectiva.
La mujer solo era capaz de disparar a las sombras de sus objetivos, lo cual hacia que su presa recibiera un fuerte daño sin realmente dañar el cuerpo.
Si por ejemplo, el disparo se daba directamente a la zona de las rodillas, lo que se dañaba realmente era la rodilla de el "
alma"
, impiendo la función total del caminar.
Aún concentrada, un llamado fue hecho nuevamente por el pequeño radio que todos los integrantes del equipo poseían.

HQ:-Alpha 300 .... El equipo Zero ha, ha fallecido en misión.
No queda un solo integrante vivo.
Se les orden terminar la misión y regresar.
El equipo Scorpio acaba de convertirse en el nuevo flanco de defensa primaria.


Aquel hombre con pasamontañas no contestó.
Ante el rudio de estática del radio, el hombre se puso de pie.
Una pequeña mueca, acompañada por una carcajada, para luego convertirse en una risa atronadora que partiría el firmamento.

El equipo Zero estaba muerto ....

Control::
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aoi



Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 13/11/2014

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Jue Nov 20, 2014 6:25 pm

"
Rayos..."
- Su falta de experiencia en combate, sumado a la sorpresa de tener que evadir aquel hechizo habían causado que Aoi no cumpliera con todos los requisitos para el hechizo que había lanzado, resultando en un fracaso rotundo reflejado en la manera que aquella luz se desvío del pecho de su oponente.

????: -Se nota que no has tenido un buen entrenamiento mágico. - Palabras increiblemente dolorosas para el orgullo de Aoi devoraron parte de su calma, haciendola fruncir el ceño. El claro rostro de la chica mostraba ahora características más propias del campo de combate, y podía atribuirsele a esas palabras que dañaron su orgullo como aprendiz de hechicería.

Pronto aquel desagradable individuo frente a ella empezo a acelarar su movimiento en dirección a ella con el fin aparente de embestirla. Enfadada por lo sucedido, y sin intenciones de evadir, Aoi se quedo en aquel lugar mientras recitaba otro hechizo de una propiedad muy distina y por mucho más de su agrado.

Cuerpo de Aire:
 

Como parte de la mentalidad que Aoi debía asumir para realizar ese hechizo, debía sentirse una con el aire, por lo cual le tomaría un pequeño momento darse cuenta si había funcionado el hechizo.

Pensandolo bien... tus gafas... creo que las vi en la basura hace un rato. Tal y donde merecen estar.-Las palabras de la chica tenían la clara intención de burlarse de aquel sujeto frente a ella y sus gustos, era una forma de ventilar la frustración que le había causado el comentario de antes.

Dispuesta a reparar su herido orgullo, Aoi continuó con un nuevo intento del primer hechizo que había intentado realizar;
para el momento que el hombre colisionara con ella podría sujetarlo de funcionar esta vez el hechizo y si no, almenos esperaba el estado etereo que le aportaba el hechizo de cuerpo de Aire pudiese entrar en efecto.

Lazos de Luz:
 

Concentrada sobre el uso de estos dos hechizos, Aoi no puso mucha atención a la risa que se escuchó en el horizonte, pero pudo notar la extraña manera en que aquel hombre corriendo hacia ella abrio sus ojos. Claramente no era un aliado suyo... ¿pero sería acaso esto el equivalente a un aliado para ella?

Tirada para Cuerpo de Aire:
 
Tirada para Lazos de Luz:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gray Master
Administrador


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 17/10/2013

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Jue Nov 20, 2014 11:24 pm

Las tonterías eran cosas que pasaban día a día.
Muchas veces, las personas no eran capaces de asimilar cuando estaban cometiendo una y por eso, solían hacerlas.
Tonterías como la de reir a todo pulmón por una alegría tan grande y así perjudicarse en comprometer su posición.
Tontenrías tan grandes como las de desconcentrar a la persona que estaba apuntando a la sombra de aquella niña, haciendo que un tiro perfecto se fuera al demonio.
Tontenrías como las de no esquivar el ataque de una mole extremadamente grande, profetizadora de músculos capaz de impresionar a los demás con sus extrañas habilidades.

La furia había arremetido en la joven hechicera;
Grave error que solían cometer aquellos que no se encontraban verdaderamente capacitados.
Sintiéndose herida por el hecho de escuchar la falta que el hombre había tenido contra ella, la joven intentaba profetizar un hechizo de aire que le haría ser inmune ante cualquier ataque.
Esa misma furia y falta de práctica hizo que aquel hechizo que tenía que llegar a ser completamente efectivo se convirtiera en la carga que haría que el cuerpo de la chica recibiera un brutal golpe que la empujaría hacía atrás y la haría rebotar contra una pared de una tienta cercana después de sentir la presión que la envió a más de seis metros de distancia.

Alpha 302:-Veo que al menos lograste emanar bien un hechizo.
Eso es algo que verdaderamente me sorprende, pero no pienso mentirte, esto no será suficiente.
Estos pocos hechizos de luz no podrán retenerme.


Uno de los hechizos de Aoi había logrado impactar directamente en el cuerpo de aquel hombre, haciendo así que bajo la lluvia, el hombre se econtrara retenido, mas no por ello Alpha 302 estaba derrotado.
Con una fuerte determinación y con algo de pericia, el hombre utilizó la energia de la naturaleza, haciendo así que a su lado la tierra comenzara lentamente a escupir algo parecido a lo que era un hombre.
Poco a poco, la roca había comenzado a tomar forma, formando así un clon de piedra que era completamente idéntico al hombre que ahora se encontraba amarrado por aquellos lazos de luz.

Cayendo el agua tal cascada, aquella inmensa mole de roca comenzó a caminar hacía la chica que apenas comenzaba a reponerse de aquel golpe.
Tomando nuevamente velocidad, una nueva embestida estaba por producirse.
La tienda con la cual había impactado Aoi había dejado su forma en la pared que se había destruido ligeramente por el impacto de la chica.
Otro golpe como ese, tal vez, podría llegar a ser mortal para la ahora adolorida hechicera.

Hechizo::
 

Control::
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aoi



Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 13/11/2014

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Vie Nov 21, 2014 1:16 pm

Maldito orgullo...
La debilidad de los arrogantes. Característica que tantas veces le había criticado su antiguo maestro... A razón de este ahora se encontraba en el suelo, adolorida y con un considerable daño sobre su cuerpo.

Los ojos azul verdoso de la chica se veian cubiertos por un delgado filme de liquido, lagrimas que se hacían presentes no a razón del dolor mas a razón del orgullo que nuevamente le habían hecho añicos. La única razón por la cual su moral no se encontraba completamente destruida era que el otro hechizo, aquel que había con anterioridad mostrado un carácter de inutilidad, en esta ocasión si había funcionado.

Cuidadosa y lentamente poniendose de pie sobre el humedecido suelo, la chica alcanzó a ver una sonrisa en el rostro de aquel extraño individuo. Era como si le diese igual encontrarse retenido por el hechizo de la chica.

Un escalofrío recorrio su espalda cuando noto algo formandose de la tierra en frente de aquell otro hechicero.
Rompiendose el pavimento de aquella calle, la tierra empezaba a tomar forma. Al principio se veía similar a los golems que la chica conocía, pero con el tiempo fue tomando una forma increiblemente similar a la del sujeto que ahora se encontraba retenido por aquellos lazos de luz.

Solo hacer un golem solía ser suficientemente difícil para un hechicero. La proeza mágica requerida para hacer algo de esta forma debía ser inmensa. Nada bueno resultaría de ser golpeada por esta criatura.

Como si se encontrase leyendo su mente, la criatura frente a ella empezo a tomar velocidad con una clara intención de embestirla;
sus movimientos se veían muy similares a los de aquel hombre retenido... por tanto sería beneficioso no verse golpeado nuevamente, pues el daño sería muy similar.

Haciendo el intento de esquivar, Aoi decidió arrojarse hacia un lado esperando que el gran tamaño de aquella criatura no le rozase o arrojase hacia un lado. Una vez terminada aquella maniobra, la chica se pusó de pie con todas las intenciones de salir corriendo de aquel lugar lo más rápido posible. Debía tomarse un momento para tomar aire, entonces lo mejor sería intentar huir mientras aquel individuo se encontraba retenido y ella aun tuviera la condición para hacerlo;
por tanto Aoi decidió liberar un poco más de energía para extender la duración de aquellos lazos de luz, con la esperanza de que asi no fuesen a ser disueltos mientras escapaba.

Tirada de evasión:
 

Tirada de corrida:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gray Master
Administrador


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 17/10/2013

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Vie Nov 21, 2014 1:44 pm

Pese a su orgullo, aquella chica al fin había comprnedido la situación.
Jamás sería capaz de ganarle a aquel enemigo.
Su fuerza, su poder, su habilidad mágica y sobretodo su capacidad para no ponerse nervioso frente a las situaciones más adversas.
Aún amarrado se había tomado la libertad de crear aquel inmenso clon de piedra que gustosamente se había lanzado contra la chica, destruyendo la tienda que se encontraba por detrás de la mujer una vez se dio el impacto.

¿Y la hechicera?
Aquellos lazos aún no se rompian y si bien era cierto que el hombre poseía un poder brutal, no tenía deseos de gastar más poder mágico en intentar romper aquellos amarres con un hechizo.
Fue así como todo "
acabó"
.

Aprovechando la distranción y la inmensa cantidad de polvo y escombro que había arrojado el edificio que aún proseguía cayendo abajo, la chica logró tomar impulso para así hechar a correr.
Los esfuerzos del equipo habían sido en vano.
Siguiéndola rápidamente con su mirilla, Alpha 301 había intentado seguir los pasos de la joven hechicera hasta que, tras uno edificio, perdió de vista al objetivo.

Alpha 301:-Eres un completo idiota.
Tenías que haberla adormecido desde el primer impacto.
Ahora, tendremos que gastar más esfuerzo en volver a ubicarla.


Lentamente, aquella mole de músculo comenzó a transformarse nuevamente.
Aún amarrado, el característico sombrero de conejo, los otros brutalmente extraños, las inemsas ojeras y el cuerpo esquelético volvió a aparecer como si de otra persona se tratase.
La inmensa cabellera que el sujeto había ganado tras su transformación nuevamente se había convertido en una brillante calva que arremetía contra la lluvia haciendo que el agua resbalara más rápidamente.

Transportándose nuevamente con su sombrero, los amarres de luz desaparecieron tiempo después de que el sujeto se encontrara nuevamente con su equipo.

Alpha 300:-Tienes esa mala costumbre 302.
Pero bueno, ahora que somos los líderes eso no importa.
No reporten al cuarte general hasta que re encontremos al objetivo.
Rastrearla será fácil ..... El olor de la sangre nunca se me escapa.


Y aún corriendo por su vida.
La lluvia aún no se detenía y tienda tras tienda, casa tras casa, Aoi proseguía con su andar intentando encontrar un refugio que fuese lo suficientemente bueno como para perder a aquellos hombres.
Con sus ropas rasgafas y muchas preguntas en su cabeza, la chica aún no denotaba que uno de sus hombros poseía una pequeña herida que iba goteando aquel líquido plasmático, vital para el vivir de todo los seres que funcionaban a base biológica en aquel mundo.

Aterrada y sin un lugar fijo, muchas preguntas acarreaban la cabeza de la pequeña.
¿Por qué la buscaban? ¿Quiénes eran aquellos sujetos? ¿Por qué a ella?
El recuerdo atronador de su maestro volvía nuevamente a la joven que, cual espíritu, proseguía su andar sin mirar atrás en ningún momento.

Pufff!

Algo suave, mojado y con un característico olor a sangre.
Con una altura ostentosa, un cuerpo bien formado, una cabellera negra tal cual carbón y una katana de un filo singular, se demostraba ante sus ojos un hombre con una mirada sombría.
Sin darse cuenta y tras su andar, la chica había impactado con un hombre que, momentos despúes, al frente de una casa que se veía bastante lujosa, la tomaba por el hombro sano, jalándola hacía la puerta como si de una autoridad se tratase.

????: -Me dirás quién eres y el por qué el equipo Scorpio anda detrás de ti.
No tienes opciones, así que no intentes huir.
Si tratas de escapar, no seré tan bondadoso como ellos. Te mataré de un solo corte y créeme, lo he hecho antes.
Trataremos tus heridas y luego, tras tus respuestas, decidiré si vale la pena llevarte conmigo o si te dejo tirada a tu suerte.


Todo aquello había dado un giro completamente inesperado.
¿Por qué de un momento a otro la chica se había convertido en un ser deseado por todos?
Aquel hombre denotaba seriedad en sus palabras y, pese a el inmenso combate que se acaba de profetizar ante los ojos de Aoi, el otro hechicero no tenía aquella cualidad que este hombre poseía y en grandes cantidades.
El de la katana realmente inspiraba miedo.

Control::
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aoi



Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 13/11/2014

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Dom Nov 23, 2014 1:47 pm

Agitada, con un rostro reflejando su cansancio y con su azulado cabello completamente alaciado por el peso del agua, la imagen de aquella chica era ligeramente triste.
Corriendo a través de los corredores de aquella ciudad, que como muchas ciudades japonesas parecían un laberinto, la chica buscaba donde ocultarse.

"
Aqui... no, mejor aqui... ¿que tal aca?..."
- Sus pensamientos se vieron interrumpidos con un fuerte impacto. No era tan duro como una pared... era... ¿un hombre?

No había pasado una decima parte de un segundo desde aquel impacto cuando el hombre tomo a la chica por el hombro y con gran fuerza la llevo hasta el frente de una casa. Queriendo refutar por la acción de aquel hombre Aoi penso por un momento en gritar o ejercer fuerza, pero una increíble sed de sangre proveniendo de él le indicaba que no era lo más sabio de hacer en aquel momento.

????: -Me dirás quién eres y el por qué el equipo Scorpio anda detrás de ti.
No tienes opciones, así que no intentes huir.
Si tratas de escapar, no seré tan bondadoso como ellos. Te mataré de un solo corte y créeme, lo he hecho antes.
Trataremos tus heridas y luego, tras tus respuestas, decidiré si vale la pena llevarte conmigo o si te dejo tirada a tu suerte.


Tomando la oportunidad de respirar, la chica analizo con detenimiento la situación. Aquel hombre enfrente suyo parecía compartir su nacionalidad y a diferencia de el extraño individuo metamorfo, se veía razonable aún pese a sus palabras Tal vez en esta situación tan extraña, podría ser alguien en quien confiar.

-Así que aquel individuo y la chica del radio... Equipo escorpio dijiste?- Una cansada mirada reflejada en los ojos de la chica se dirigía al suelo. Intentando recordar, la chica retiro su hombro hacia atrás, rompiendo el ahora suave agarre de aquel individuo con intención de sentarse.

"
????: -Deja de jugar.
Es hora de acabar con ella.
Dame blanco de tiro rápidamente, sabes que no puedo disparar a un cuerpo."


Recuerdo que la chica en la radio dijo algo sobre querer deshacerse de mi... No se la razón. En un principio hubiese pensado que era por mi habilidad mágica, pero luego de las burlas de aquel demente es claro que solo soy una novata. - Levantando la mirada hacia aquel individuo, Aoi prosiguió.

Si alguien puede tener respuestas, eres tú... ni su nombre conocía yo hasta que lo mencionaste. Mi único motivo para estar aqui hoy fueron las recomendaciones sobre ropa de una compañera.

Después de una pequeña y rápida sonrisa a razón de el patético origen de su aventura, la delicada chica, sentada ahora en el suelo cambio sus expresiones y mirada reflejando cierta tensión.

Pero no pude hacerles ningún daño... aunque lo restringí, creo que pronto podría venir por mi... al fin y al cabo parecía que alguien se encontraba ayudandolo. Deberíamos buscar como escapar. - La agitada voz de la chica dejo salir esta serie de palabras que reflejaban un claro nerviosismo.

Mirando fijamente al hombre, Aoi quedo en espera de una respuesta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gray Master
Administrador


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 17/10/2013

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Dom Nov 23, 2014 11:43 pm

Honesta y sin titubeo.
En aquella vieja casa había pasado ya mucho tiempo desde que sus paredes escuchaban a alguien tan inocente y sincera como lo era la joven Aoi.
Cansada y dolida, el cuerpo de la joven hechicera temblaba, tanto por el frío como por el dolor.

????: -Cuida tu tono.

El hombre, aún sin presentarse, escuchó todo el discurso de la joven mientras la hacía pasar a un inmenso salón de la vieja casona.
Las paredes, con un papel tapiz verde con blanco, reflejaban moho en muchas de su partes y en remanencia, en otras, el papel había sido ya carcomido tanto por el tiempo como por las ratas que, sin titubear, se dejaban ver muchas veces entre los presentes, haciendo alguna especie de reclamo por invadir su propiedad.

????: -¿Escapar dices?.

La sonrisa de la chica no fue recibida, todo lo contrario. Ante las palabras de Aoi, el seño de Kenji se retrajo de una manera abismal, demostrando que el solo hecho de las palabras de la joven le habían caído como una patada completa a las partes nobles.
Tomando su katana y con la mínima de atención en Aoi, puesto que el ninja se encontraba observando el moviento del viento y las gotas que golpeaban en una ventana que subía la escalinata del segundo piso, cuatro cortes, fugaces y extremadamente específicos, hicieron que las prendas de la joven hechicera cayeran al suelo justo cuando el hombre se digno nuevamente en guardar su hermosa espada en la saya.

????: -Mi nombre es Kenji, y si sabes lo que realmente te conviene, no intentarás interponerte en mi camino.

Ya en ropa interior, el hombre comenzó a observar a la joven mujer de una manera tan fría que, el resultado de su antinatural gusto en el cuerpo hermoso, el busto caído en un sostén mojado y las "
infantiles"
bragas que utilizaba la joven prácticamente dejó anonada a la avergonzada joven que denotó que el hombre siquiera tenía el pensamiento de observar realmente el fragor de su yo mujer.

Kenji: -La herida ocasionada por esa embestida selló tus puntos de energía vital.
Si no lo has notado, tiene una extraña coloración muy diferente a la de un hematoma, además de los puntos marcados arriba de tu busto y abajo de los mismos.
En el impacto, ese hombre fue capaz de tocar tu cuerpo a una velocidad impresionante.


Kenji no mentía.
Además de algo de sangre y la marca del fuerte impacto, el color del golpe que poseía la hechicera en su cuerpo poseía un extraño verdoso, muy diferente al de la sangre coagulada que causaban los hematomas, las cuales solían tener un característico color morado.

Kenji: -Encontrarás un equipo médico en la otra habitación, junto con un conjunto femenino.
Tapate rápido, no me sirves en esa apareciencia y mucho menos si enfermas.


El hombre simplemente no era humano.
Teniendo a una hermosa mujer prácticamente desnuda delante de él, observando solamente lo que necesitaba ver para dar una explicación y nuevamente, encaminándose hacía una ventana con el ceño fruncido y una cara pensativa.
¿Acaso tendría aquel sujeto sentimientos?
La antes avergonzada y ahora confundida joven simplemente no era capaz de comprender en el embrollo en el que ahora se encontraba metida.

Un poderoso rayo partió el firmamento, iluminando todas las estancias de la inmensa casa con aquella luz blanca que caracterizaba el fenómeno.

Kenji: -Su potencial es realmente abrumador.
Aún no se da cuenta ... Puede servirme.


Aquellas palabras fueron dichas para el hombre a si mismo a un nivel de audición bastante bajo.
Respirando lentamente, Kenji volteó.
Esperaba que la chica no durara más de cinco minutos cambiando sus ropas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aoi



Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 13/11/2014

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Lun Nov 24, 2014 3:03 pm

Verdaderamente desconcertada: 2 palabras que resumían el estado mental de la chica, luego de que tras varios finos cortes aquel hombre que le había arrastrado hasta esta casa le hubiese dejado en tan solo su ropa interior.

Con una fuerte coloración dirigiéndose hacia sus mejillas, la chica se puso de pie y corrió a una increíble velocidad hacia la habitación de al lado. Cerrando la puerta de una manera bastante ruidosa, sin pensar si esto sería considerado rudo por los dueños de aquella morada, la chica puso seguro sobre la puerta.

Abrazando su cuerpo con sus delicados brazos la chica tomo un momento para respirar mientras intentaba olvidarse de la insolencia y falta de sentido común que aquel sujeto debería poseer como un caballero.

"
¡Cretino! ¡Cerdo!"
- Críticas respecto a el carácter de aquel individuo eran disparadas como ráfagas a través de la mente de la joven hechicera, que tardó un par de minutos en calmarse.

Con un fuerte suspiro y después de haber recuperado un poco de su compostura, la chica notó un closet en la habitación a la que había entrado. Haciendo una leve reverencia y pidiendo disculpas a los dueños originales de aquella morada en su mente, la chica tomó un conjunto de ropa en tonalidad negra, similar a la que podía verse usar en entrenamientos deportivos durante climas fríos: un buzo de oscura coloración que era atravesado por una delgada raya blanca, además de una camiseta color blanco cubierta por una sudadera de color negra con una raya que le atravesaba de una manera similar.

Dejando ligeramente desabrochada "
su nueva"
sudadera la chica entró al pequeño baño de aquella habitación, donde dentro del gabinete detrás del espejo por encima del lavado, logro encontrar un botiquín con suficientes utensilios y medicamentos para su uso.

Luego de tomar aquel botiquín y respirar por unos cuantos segundos la chica abrió la puerta de aquella habitación mirando a ver si aquel inconsiderado sujeto seguía ahí. Determinada a seguir aquello que debía ser prioritizado en esta confusa situación, la chica tomó asiento en una de las sillas de la sala y con suficiente calma desempaco diversos instrumentos del botiquín que había tomado con anterioridad.
Alzando levemente su mirada de un rato a otro, la delgada chica empezó hábilmente la aplicación de distintas formas de tratamiento a su heridas, con la esperanza de que pronto sanarán. Lo único que interrumpía el curso de sus acciones era revisar periódicamente que se encontraba haciendo aquel individuo que aparte de resultar extrañamente llamativo y peligroso, tenía la misma cantidad de tacto que un niño pequeño.

Luego de un momento, y cercana a terminar su intento de "
tratamiento"
, la chica alzó la voz con el fin de dirigir una pregunta a aquel hombre...

Pervertido-san, mi nombre es Aoi... ¿Cómo se supone debo llamarlo a usted? y creo que más importante aún... ¿Que tiene planeado hacer ahora? - Era claro que en su vergüenza y apresurada salida la chica había ignorado muchas palabras provenientes de aquel hombre y ahora que se encontraba más comoda podría estar más abierta a una discusión...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gray Master
Administrador


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 17/10/2013

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Miér Nov 26, 2014 5:28 pm

En completo silencio y a una velocidad abismal.
Un kunai, extremadamente filoso y por ende, peligroso, pasó a raz de mejilla al costado de aquella chica.
El hombre ni siquiera se había tomado la molestia de mirar.
Preciso, fugaz y sobretodo letal;
Una ligera hilera de sangre ahora bajaba por la mejilla de la impresionada chica.

Kenji: -No pienso repetir el hecho de que cuides tu boca.
Además de lenta, al parecer, tienes un problema de concentración extremadamente grande.
No pienso repetirte cosas que ya te he dicho.


Frío y sin sentimientos.
Aquel hombre que en su momento se había presentado como Kenji solamente observaba hacía la ventana, viendo como la lluvia caía poco a poco.
Sin importarle siquiera la vestimenta que la chica hubiese tomado, una mirada rápida fue dada al segundo piso, como si el sujeto fuese capaz de leer el futuro.
Segundos después, una fuerte ruido de chirrido y carraspeo.
El sonido fue intenso y prolongado, lo cual lastimó llamativamente los oídos de la hechicera que aún se encontraba desconcertada por todo lo que no era capaz de comprender.

Kenji: -Te están buscando y si no los detenemos ahora, no van a parar.
Es tú decisión. De momento, estoy dispuesto a ayudarte, pero no pienso atender tu vida.
Si no puedes sobrevivir, quedarás completamente a tu auge.
Esta mansión pertenecía a mi familia.
Lo que en este momento suena es una alarma paranormal;
Ha detectado una fuerte energía.


Truenos en seco y el sonido de la lluvia detenerse tras el impacto de los cristales.
La alarma no paraba de sonar y aquel hombre, tomando su katana, se preparaba hacía la puerta.
Pelear o dejarse atrapar sería solamente decisión de la chica, pero "
Scorpio"
tenía algunas respuestas que dar.

Control::
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aoi



Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 13/11/2014

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Jue Nov 27, 2014 8:13 pm

Tosco y claramente incomprensivo, o tan solo verdaderamente desinteresado. Aquel hombre frente a ella era la posible encarnación de un vacío carente de emociones.

Con su ahora levemente enrojecida mejilla por aquel corte tan superficial que el hombre había ejecutado con suprema delicadeza para mostrar su control absoluto sobre sus armas, la chica dejo pasar el tema mientras hacía el intento por recordar el nombre del individuo. Viendo la espada que cargaba el hombre allí de pie recordó la escritura para espada (剣
- En japonés) e hizo la relación en su mente respecto a las posibles escrituras del nombre de aquel hombre en aquel idioma.

Todavía distraída por sus pensamientos acerca de la escritura de aquel nombre, Aoi se concentró momentáneamente en el vacío de la mirada de aquel aparente ninja hacia la ventana...

CHIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIRRRPP!!!!!!!!!!!!!

Un increíblemente molesto sonido resonó a través de la morada en la que se encontraban rompiendo la línea de pensamiento tan frívola que aquella chica había estado llevando.

Según las palabras de aquel individuo este molesto sonido era un presagio de la llegada de invasores de carácter sobrenatural a aquella morada, pero lo que más sorprendía a la chica no era la aclaración que había hecho respecto a la naturaleza del sonido, sino la absoluta certeza con la que había declarado que estaba dispuesto a ayudarle a lidiar con ellos, como si no se tratase de una gran hazaña.

¿Me ayudaras a lidiar con aquel monstruo? ¿Sabes que no está solo verdad? - Levemente impactada por aquella oferta la chica no pudo contener su duda respecto al nivel de información que manejaba este individuo.

Acepto tu oferta, pero tampoco esperes que yo te ayude de ser necesario- Con una sonrisa un tanto irónica que intentaba ocultar su verdadera naturaleza servicial, luego de aceptar la oferta, la chica cambio su semblante a uno lleno de seriedad preparada para el combate.

"
La ultima vez me tomaste por sorpresa en combate directo... pero mi rol es más similar al de tu compañera que me apuntaba desde lejos"
- Sin olvidar la diferencia de poder entre aquel individuo y ella, la chica se justificó a si misma parte del resultado de aquel combate.

¿Tienes algún plan? - Dispuesta a seguir las instrucciones de aquel hombre que claramente poseía más experiencia en combate, Aoi murmuró la pregunta a Kenji.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gray Master
Administrador


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 17/10/2013

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Sáb Nov 29, 2014 3:48 pm

Kenji:-¿Yo necesitar tu ayuda?
No de nadie como tú que le teme a la ventaja numérica del enemigo.
Si quieres irte, puedes hacerlo, me basto yo solo para acabar con esos tres inútiles.


La confianza de Kenji era extrama, muchísimo mayor a la que la joven hechiera pudiese haber visto en ninguna otra persona, mas, tal vez esta se encontraba fundamentada.
Habían pasado ya más de treinta minutos desde que la joven había conocido a aquel hombre de cabello largo y sedoso y, por alguna razón, pese a su mal comportamiento, pese a su trato rancio, su poco tacto a las mujeres y su poca conversación, parecía que, si se le trataba tal cual el quería, era posible encontrar un verdadero y fuerte aliado.

Kenji:-Ahí vienen.

El combate no se hizo esperar.
Aún observando hacía la ventana, delante de la joven, el nija desapareció tal cual el viento.
Aún con la chirriante alarma sonando, por la ventana en la que Kenji se encontraba viendo absortamente, una criatura cuadrúpeda irrumpió reventando el cristal y haciendo que el sonido acústico de los fragmentos en el suelo inundara la inmensa estancia en la cual se encontraba ahora solo la confundida joven.

Sangre verde y un olor verdaderamente desagradable.
Para cuando el primer Urkel cayó cerca de los pies de Aoi, este ya se encontraba completamente decapitado, escupiendo cual hidrante chorros de sangre verde que tocarían gran parte del tapizado, los sillones cercanos y los pies de la joven de cabello verde agua, manchando así parte de sus zapatos y pringando con pequeñas gotas su nueva vestimenta.

Kenji:-Alpha 300.
Aoi, prepárate o muere.


De pie y con su katana desenfundada destilando sangre verdosa por su filo.
Encima de una de las barandas de madera que se encontraba en el segundo piso, estaba Kenji, el cual, con una velocidad imperceptible al ojo humano no entrenado había llegado hasta aquel lugar, cortando la cabeza de su objetivo .
Con un movimiento casi igual de rápido, un libro del tamaño de una libreta, cayó justo en el cadáver de aquel ser cuadrúpedo que seguía lanzando sangre ahora a menos presión.

De aquella ventana, cuatro criaturas más habían entrado siguiendo ahora a su muerto compañero y dos de ellas habían observado a Aoi como una suculenta cena segundos despúes de que habían pasado por el marco de la ventana.
Destruyendo los sillones y la mesa, los monstruos gruñían y hacían extraños sonidos.
Aquel era el momento perfecto para demostrarle a Kenji que el poder de la magia en la joven era realmente potente.

Pelear o morir, esa era la cuestión.

Control::
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aoi



Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 13/11/2014

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Lun Dic 01, 2014 10:39 pm

El sonido de cristales rotos lleno el ambiente, y con veloces maniobras Kenji había fijado ya un ritmo para el combate. Impresionada por aquel unilateral combate donde Kenji tomó la cabeza de la criatura de un solo corte, la joven con sus sentidos un tanto acelerados fue capaz de notar donde un objeto relativamente pequeño, con un aura un tanto siniestra caía frente a ella. Recordando que su maestro solía llevar varios pequeños libros similar a aquel, Aoi identifico rápidamente la naturaleza del objeto, un grimorio;
claramente por el aura un tanto maligna que desprendía, este debía contener hechizos de una naturaleza un tanto oscura.

Dubitativamente tomando el objeto de encima del cadáver de la bestia cuya "
no-vida"
Kenji acababa de eliminar, Aoi colocó el grimorio en su bolsillo y fijo su vista a las 4 bestias que entraban siguiendo a su caído compañero.

Aquellos ojos... si algo pudiera decirse de ellos, es que si se vieran en humanos, lo que normalmente se interpretaría sería una gran lujuria en su portador. Sin embargo, postrados en aquellas criaturas descompuestas parecían contener algo más allá de eso;
era similar a un hambre que por más que intentaran saciar con trozos de carné que arrancaran a la chica ahí postrada, nunca sería saciada. Aquellas bestias... no, aquellas condenadas y tristes criaturas, ahí postradas con su lamentable naturaleza fijaban su mirada sobre la chica.

"
Me dan lastima"
. - Con la intención de poner a aquellas criaturas un descanso final, la chica tomo su posición de combate.

Haciendo un movimiento con su mano como si estuviese intentando cortar algo en el aire con un cuchillo, la chica desprendió una cantidad de poder mágico en dirección de las bestias, aquella esencia mezclada con el aire empezó a resonar a una alta frecuencia, como si la misma brisa gritara bajo la presión a la cual se estaba sometiendo.

A la espera de que aquel hechizo cortara a aquellas empapadas bestias que de haber sido humanas se encontrarían con resfrío gracias a la incesante lluvia y viento que seguía habiendo afuera de aquella casa, la chica tomó un par de pasos hacia atrás y equipo el grimorio que Kenji "
le había dado"
de una manera tan "
indirecta"
y propia de ese carácter suyo que había mostrado hasta el momento.

Abriendo el oscuro grimorio, cubierto en un cuero de color grisáceo y dando una rápida mirada a los glifos con los cuales estaba desfamiliarizada, la chica analizó el libro en sus manos. Pese a la distinta naturaleza de los hechizos ahí contenidos, estaba segura serían de gran utilidad en el resto del combate.

Viento Cortante, Tirada y descripción:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gray Master
Administrador


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 17/10/2013

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Miér Dic 03, 2014 4:55 pm

Alpha 300: -Alpha 302 no se equivocaba.
¿Para qué querrán a una niña tan estúpida como tú? No eres capaz de atinar si quiera un hechizo básico contra las criaturas más débiles del mundo paranormal.
Eres una completa verguenza.


Una voz de gusto y humillación.
En el borde de aquella ventana, un hombre que anteriormente no se había dejado ver con anterioridad se encontraba reposando.
Con una musculatura notable y una altura la cual se podría calcular en los poco menos de dos metros, Alpha 300, el lider del equipo Scorpio, había hecho al fin su aparición triunfal.
Con una carcajada siniestra y varios un solo apaluso consiguiente a eso, los Urkels que habían intentado atacar a la joven vírgen se habían retirado.

En los ojos de estos últimos, el sabor de la lujuria y en sus expresiones para nada humanas un dejo de decepción.
Como si estuviesen a su merced, aquel misterioso hombre había retirado a aquellas bestias, las cuales le sirvieron de apoyo para su espalda cuando, en una posición asquerosamente pedante, se arrecostó en uno de ellos una vez bajado había decidido bajar del marco de aquella ventana.

Alpha 300: -Veo que sigues siendo tan débil como siempre Kenji. ¿No te decepciona haber sido expulsado de la congregación de cazadores?
Vamos, dame almenos una expresión. ¿Tenemos de no vernos cuánto, tal vez uno o dos años?
Desde la última vez que patee tu trasero cuando aún hacías equipo con aquella chica rubia.
A todo esto, ¿sabes acaso que aquel viejo amigo tuyo volvió de la tumba? ¿Agusiding era su nombre?
Es más díficil de matar que una maldita cucachara, y según el informe del cuarte general, aún así se la ingenió para derrotar a un Mega Urkel y a una manifestación pequeña, pero no por menos poderosa de Belcebú.
¿Habrá venido a destruirte a ti a modo de venganza?


Mientras aquel hombre chasqueaba los dedos para que ambos Urkels se sentaran y quedaran acostados completamente en el suelo, 300, con una risa burlona aún, se sentaba en el primero y más maliciosamente, como si no le importaran los dos presentes en aquella ostentosa mansión, el hombre subía los pies sobre la otra criatura, haciendo que estas lo cargan como si de un rey se tratase.

Kenji:-¿Qué has venido a buscar aquí Alpha 300?

Por primera vez desde el poco tiempo que llevaba de conocer a Kenji, la joven hechicera logró denotar algo en la cara del poderoso nija que, en cuestión de segundos, además del primer cadáver, había logrado acabar con las otras dos criaturas con tan solo dos movimientos de su poderosa katana.
En la cara de aquel hombre, por primera vez, se denotaba enojo y frustración.
Sabía de antemano que el enemigo era poderoso, pero, pese a todo, al parecer ni el mismísimo Kenji estaba realmente preparado para que, la primer línea ofensiva fuera el líder de Scorpio, aquel equipo que gustaba la idea de obtener a Aoi para algún propósito aún sin especificar.

Alpha 300: -Pero que frío eres campeón ....
¿Acaso no has aprendido de los errores que has cometido en el pasado?
Moviendo ligeramente sus manos, dos chasquidos más fueron ejecutados.
Al instante, por la misma ventana que habían utilizado anteriormente para entrar en aquella mansión, dos nuevos enemigos habían hecho aparición.

Con cabellera larga, con una muscululatura irreal y con garras extremadamente afiladas.
Al igual que los otros, estos solamente miraban a Aoi, demostrando así el gusto que tenían por probar aquella carne dulce de la joven de celestes cabellos.
Un poderoso trueno y nuevamente silencio.
Aprovechando la luz, nuevamente una desaparición;
Un corte fino y preciso con intención al cuello.

Nada.
A la misma velocidad con la que Kenji había atacado, aquel hombre se había encargado de esquivar, desapareciendo inclusive a un nivel muy superior al que Kenji había demostrado momentos atrás.
Con estupefacción y sobretodo, algo de enojo, el hombre clavó su katana en uno de los Urkels que anteriormente le habían funcionado a aquel con el pasamontañas de silla, degollándolo al instante mientras que, con sus ojos, solamente volvía a elevar la vista, hacía aquella ventana que era como una dimensión paralela que solo sabía traer problemas.

Alpha 300: -No seas impaciente, a ti te mataré en unos segundos.
¿Creías acaso que no analizaría antes de vover a luchar contigo la técnica que me dio tantos problemas en el pasajo?
Cambiando de vista hacía Aoi, el hombre nuevamente chasquió sus dedos.
Esta vez, las verdosas criaturas agitaron sus manos con violencia. -No pienso decirlo dos veces;
O vienes conmigo por las buenas, o tendré que llevarte al cuarte general hecha picadillo.
Con solo un chasquido, se lanzarán a matarte. ¿Qué decides?


Las criaturas rugían con violencia.
Nuevamente, la lluvia había comenzado a inundar las afueras de la mansión con premura.
Si su hechizo anterior había fallado, ¿tendría acaso la joven ahora el poder para continuar?

Con posición de chasquido, los dedos de la mano derecha de Alpha 300 se prepararon.
Solamente se esperaba una respuesta.

Control::
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aoi



Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 13/11/2014

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Jue Dic 04, 2014 7:43 pm

"
Estúpida... estúpida"
- Resonando en su cabeza, Aoi comparó el tono de la voz de aquel hombre, el cual era distinto al metamorfó al cual se había enfrentado anteriormente. No había dicho aquellas palabras en son de burla como el sujeto, la frialdad de su voz y seriedad de su expresión indicaban una clara convicción de aquella palabra era algo que la definía a los ojos de ese sujeto.

Esos ojos llenos de malicia y crueldad, claramente no soltaría palabras de una manera tan directa si no tuviese una intención detrás de las mismas. Era imposible... no, mejor dicho, era inaceptable enojarse por las palabras de aquel individuo. ¿No era acaso contradictorio a su objetivo el intentar provocarla, acaso no era su misión llevarla con él? no... era claro, esa mirada sadista quería que ella se resistiese, que le diera la oportunidad de saborear el dolor y la desesperación en sus intentos por resistir aquellas habilidades por las que el mismo Kenji mostraba frustración. Someterse a la voluntad de sujetos con la personalidad como la de aquel hombre enfrente de ella y el otro individuo demente al que se había enfrentado con anterioridad era un destino claramente peor que la muerte.

Arrogante, sadista... si fuera una cuestión meramente de supervivencia y realizase este trabajo con la sola intención de sobrevivir podría aceptar su existencia, pero esa naturaleza reflejada en el individuo se veía mostrada hasta en su manera de manipular a las criaturas allí postradas. Despreciable... un individuo así no merecía vivir.

Con aquel chillido de la alarma todavía resonando, la chica observaba cuidadosamente a aquel individuo postrado frente a la ventana con su mano en una arrogante posición que concebía su habilidad de eliminar a aquellos frente a él con tan solo un chasquido de sus dedos.

Con la lluvia todavía cayendo fuertemente y atravesando hacia el interior de la casa, las todavía empapadas bestias ahí postradas estaban a la espera de la orden de su amo, mostrando una mirada aún más hambrienta y destructiva que sus predecesores.

El rechinar de sus dientes en un intento por controlar sus emociones era bastante notable. Aquel que la viera imaginaría se encontraba en una determinante lucha interna por decidir qué decisión tomar, aunque aquello ya hubiese sucedido.

Habiendo visto la capacidad de Kenji para tomar hasta la más mínima oportunidad en un combate, la chica tomo un paso hacia atrás con la intención de dar su respuesta.

-¿Mi respuesta?...

Tomando el Kunai con el que Kenji le había causado una delgada y fina cortada en la mejilla y ahora se encontraba en el suelo, la chica realizó su primer lanzamiento de Kunai imitando los movimientos de los personajes de caricaturas que solía ver en su infancia "
apuntando"
hacia el plexo solar de aquel individuo. Pese a que su intención era que aquel objeto cortopunzante penetrase a su objetivo, lo que verdaderamente importaba era si aquel tiró proveniente de está amateur sería capaz de causar una apertura en las concentración de su oponente.

Con aquel objeto en el aire, la chica empezó a analizar su entorno con su mirada en búsqueda de cualquier cosa que le pudiera dar una ventaja a ella y su aliado.

Rol de Lanzamiento:
 

Rol de Busqueda:
 

Off:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gray Master
Administrador


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 17/10/2013

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Sáb Dic 06, 2014 7:28 pm

Arriesgado y casi sin sentido.
Así había calificado el frustrado ninja las acciones de la joven Aoi, la cual ahora había quedado completamente a merced de aquellas criaturas.
¿Por qué no había aprovechado para atacar?
Además de eso, la demostración del arrojo de aquel kunai, viérase por donde se viera, había sido solamente una mediocridad que ni siquiera había llegado a impactar al enemigo que se había vislumbrado por la joven hechicera.

Estúpidez humana, aquel factor que tenían todos los seres bípedos que decían dominaban el planeta tierra. Ignorantes.
Si algunas veces hiciesen caso a lo que le decían sus superiores, no se meterían en problemas o no tendrían que luchar por sus vidas como lo hacían constantemente.
Todo lo contrario;
Las oportunidades que podrían abrirse solamente por el hecho de escuchar algunas veces podrían ser fortuitas e inimaginables, tanto, que simplemente no habría recelo en las acciones dadas por aquellos que sabían hacía dónde podría dirigirse el destino.

Con un chasquido de sus dedos, las criaturas se avalanzaron desde su posición hasta la joven hechicera, con toda intención de desmembrarla con sus garras.
Pese a sus instintos naturales, los Mega Urkels que desearían estarse destruyendo entre ellos en aquel momento por su sentimiento de superioridad, ahora simplemente se encontraban machacados como simples cachorros fieles a órdenes de un amo cruel.

Todo parecía perdido.
Aquella distancia que había entre la chica y las criaturas se había hecho una eternidad.
Los monstruos, corriendo en cámara lenta en segundos que podrían haberse considerado como horas, hacían sonidos gututales extraños mientras que sus pisadas reventaban el piso de fina madera que resonaba a cada andar.

????: -Al lado de tus pies, tómame, rápido!!!!

Una pequeña voz había resonado por unos segundos en la mente de la chica de cabello celeste.
¿Kenji acaso?
No, a lo largo, podía verse como este luchaba ahora con cuatro Urkels normales más que Alpha 300 había hecho aparecer delante de él.
No habían más personas en el lugar y aquellas criaturas no tenían la capacidad de hablar.
Volteando su cabeza hacía sus propios pies, la chica logró observar algo brillante que emanaba una fuerte energía.
Aquello era una pequeña piedra que, por alguna razón, habían hecho que el miedo y el suspenso que tenía la chica una vez que había notado que su maniobra había fallado, desapareciera por completo.

Aún había tiempo y ahora la chica tenía aquello en sus manos.
Esta vez las cosas eran en serio y los Urkels venían a despedazarla completamente.
¿Tendría aún alguna oportunidad?

Control::
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aoi



Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 13/11/2014

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Miér Dic 10, 2014 2:17 pm

Con sus sentidos agudizados la chica pudo ignorar aquel constante chirrido de la alarma que se mantenía sonando, previamente distrayéndola en su afán por encontrar algo.

????: -Al lado de tus pies, tómame, rápido!!!!

Aquella suave voz venía de cerca, pero era muy delicada para pertenecer al casi inhumanamente poco emocional ninja Kenji. Al lado de sus pies, tal y como la voz había indicado, se encontraba un pequeño cristal con una delicada y suave aura. Tras unos microsegundos de deliberación, la chica había tomado la gema con delicadeza.

Como si aquel desenvolvimiento de eventos no solo hubiese sido esperado, sino ideal, el hombre hizo un arrogante chasquido con sus dedos indicando a aquellas bestias que se les daba la libertad de destruir a su presa.

Con el cristal en su mano, quedaba en la chica analizar de que manera podría lidiar con aquellas bestias que se abalanzaban en su dirección con la clara intención de dañarle. Bloquearlas sería una maniobra imprudente, suicida y estúpida;
intentar contrarrestar su fuerza con un hechizo era arriesgado, y dada la masa muscular de aquellas bestias, también era probable que no sería suficiente. Lo más prudente sería evadirlas, pero eso sería algo que de fallar podría costarle caro a su salud, o aún peor, a su vida.

El curso de acción más prudente restante por tanto era combinar su evasión con algo más, y la chica tenía en mente algo que de funcionar sería perfecto tanto para tomar la ofensiva como la defensiva según la situación requiriera.

Canalizando la esencia misma del aire dentro de su cuerpo en su afán por volverse una con el aire, la chica empleo el hechizo de "
cuerpo de aire"
. A su vez, para salvaguardar su vida en el caso de no lograr completar el hechizo, la chica movió su cuerpo con toda la agilidad que le era posible para evadir el ataque de la primera criatura, consecuentemente inclinando su cuerpo para utilizar la energía de esa primera evasión para facilitar la segunda.

Esperaba que con el momentum que aquellas criaturas llevaban, de ser efectivas las evasiones, no pudieran detenerse y chocaran contra la pared detrás de ella. Con lo poco que llevaba de conocer a aquel ninja que había indicado ser el dueño de esa casa, podía suponer con cierto grado de certeza que la estructura de la casa estaba reforzada, y que de chocar contra ella las bestias quedarían aturdidas al menos por unos pocos segundos.

Cuerpo de Aire:
 

Evasión 1:
 

Evasión 2:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gray Master
Administrador


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 17/10/2013

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Dom Dic 14, 2014 12:20 am

Un poder sin precedentes.
Las criaturas, como la chica había previsto, habían seguido su camino en línea recta, teniendo poca oportunidad de frentar y clavando sus inmensas garras en la pared que se encontraba detrás de la que ahora era una sola con el aire.
Plácida y alegre, pero peligrosa y violenta al mismo tiempo;
Haberse convertido en una sola con el aire hacía a la chica aún más peligrosa de lo que ya de por si era gracias a sus conocimientos mágicos.

Aún siendo una con el aire, Aoi no era tonta.
Pese a que su hechizo funcionó a la primera, la chica había decidido instintivamente de igual manera esquivar a sus enemigos, haciendo así ligeros pero precisos movimientos con su cuerpo que hicieron que las garras de los Mega Urkels pasaran de largo.

A lo largo, el poderoso ninja aún se encontraba siendo superado.
Golpe tras golpe, Alpha 300 era capaz de evitar el paso que tanto le había costado perfeccionar al hombre de negra cabellera.
Entre Urkels desgollados, sangre verde y una pestilencia abismal, nuevas criaturas salían una y otra vez por delante de Kenji, el cual, denotaba a simple vista su nivel de frustración.

Kenji:-¿Cómo te has hecho tan poderoso?

Agobiado, Kenji reposó un segundo su cuerpo apoyándose a una pared.
A sus pies, aproximadamente quince criaturas ya hacían degolladas y pese a eso, por aquella ventana, más de ellas proseguían entrando una y otra vez en un mar de nunca acabar.

Por el lado de Aoi, los problemas aún no terminaban.
Por alguna extraña razón, la chica sentía, desde que había tomado aquella piedra, un inmenso poder que recorría sus venas y le hacía pensar que era invencible.
Pese al peligro de acabar con la garganta cortada y devorada por aquellos monstruos, el sentir de aquella roca en sus manos transmitía una adrenalina a su cuerpo que la chica jamás había sentido.

Despedazando la pared que tenía una tapiz verde oscuro a cabezasos, las criaturas lograron soltarse nuevamente.
Algo atontadas por los impactos, los montruos giraban para poder redirigir nuevamente su ataque a la chica que tenían al frente.
Animada, la joven hechicera tomaría esta vez la delantera.
Su nuevo poder no podía fallar. Aquella roca la hacía sentir inmortal.

Control::
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aoi



Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 13/11/2014

MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Lun Dic 15, 2014 10:01 pm

Con el intelecto propio de una bestia, era claro el porqué aquellas bestias no podían comprender el hecho de que habían pasado a través de aquella chica, no por haber rasgado tras su cuerpo, sino por lo intangible del mismo al haberse hecho uno con el aire.

Con una sensación similar a la de una alta dosis de adrenalina recorriendo su cuerpo a razón del combate y de la posesión de este nuevo objeto al cuál no se encontraba acostumbrada aún, la chica mostraba plena confianza en sus acciones de ese momento, descartando así las dudas generadas por haber fallado sus hechizos en el combate anterior.

Con una mirada al lado intentó evaluar la situación de lado de su compañero. No se veía muy feliz, y se encontraba abrumado por oleadas incesantes de nuevos Urkels que venían al auxilio de aquel individuo que quería secuestrarle. Si bien no era una tarea tan sencilla, era ideal que terminará con ellos e intentará ayudarle a su compañero como fuera posible, procurando no convertirse en un estorbó para él.

Aquel era por tanto el momento ideal para usar el hechizo más destructivo que poseía en su arsenal.

A aquellas bestias, empapadas todavía en el agua que había estado cayendo fuera de esa casa sumado a el agua que ahora había cubierto el piso en que se encontraban al haber roto las tuberías que cruzaban por la pared que habían destruido, la chica les pronosticaba una muerte por electrocución.

En el translucido cuerpo de la chica, sobre sus manos, se empezaban a mostrar chispas eléctricas...

-No es personal...-

Canalizando poder a través de la corriente eléctrica que se formaba en su mano, la chica libero tres series de cargas. Cada serie de ser efectiva liberaría una pequeña tormenta eléctrica sobre aquellas bestias;
si su experiencia y práctica le servía para evaluar su aptitud, cada tormenta liberaría de ser efectiva 3 rayos sobre sus empapados oponentes.


Tormenta eléctrica 1:
 

Tormenta eléctrica 2:
 

Tormenta eléctrica 3:
 

Hechizos:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Abrazo del viento.   Hoy a las 10:00 am

Volver arriba Ir abajo
 
Abrazo del viento.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» El primer abrazo de mis bettas
» Abrazo Bettas de mclapul
» Sensación térmica (El viento)
» Como hacer un barrido por el viento?
» Higuera barrida por el viento

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Fear Hunters 2 :: Japón :: Nikko-
Cambiar a: