Juego de rol por foro de acción sobrenatural y terror.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Buscando como sanar.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Agusiding
Cazador Novato


Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 22/09/2013

MensajeTema: Buscando como sanar.   Vie Nov 28, 2014 6:27 pm

Todo era realmente confuso.
Con una cabeza dando vueltas, el cazador, entre sueños, podía observar su vida desde el pasado hasta la actualidad.
Cansado de entrenar, sus maestros le daban cada vez más trabajo;
El sería el futuro, ellos conocían su secreto.
Oculto por mucho tiempo estuvo la verdadera naturaleza del cazador. Por esa naturaleza era que, en secreto, todos aquellos entrenadores, amigos y cazadores compañeros tenían en él posadas las esperanzas de lo que llegaría a ser un mundo con aquel abismo de maldad cerrado.

-¿Donde estoy?

Aún bajo los efectos de aquellas potentes drogas, el de cano cabello solamente era capaz de sentir como, bajo su espalda, se encontraba algo sumamente blando y cómodo que no había sentido en mucho tiempo.
Con su cabeza apoyada en algo similar y con una potente luz adormeciendo su calidad visual, el hombre aún no estaba seguro de lo que estaba pasando hasta que una voz verdaderamente dulce, habló para calmar sus ánimos y preocupaciones.

Enfermera:-Mi nombre es Lucy señor Agustín.
En este momento se encuentra en el hospital Mercy. Fue bastante díficil tratar con sus heridas, pero ahora ya se encuentra sano y fuera de peligro de infección, aunque, esta claro que tendrá que guardar reposo por un tiempo.


¿-Reposo?

Un movimiento brusco y un dolor agudo;
Aquel dolor que le había hecho despertar, había hecho que el cazador, de igual modo, observara vigilante el lugar donde se encontraba una vez los efectos de la anestecia habían pasado.
Con un batón blanco y, con un cuerpo completamente limpio, el cazador ahora era capaz de discenir con ambos ojos que era lo que se encontraba bajo su cuerpo.
Una de las camas más comodas, o, mejor dicho, una de las pocas camas que había logrado utilizar desde hacía ya más de un año en el cual, su cuerpo, fuera de su "
viaje indeseado"
tuvo que acostumbrarse a las rocas, cajas o muchas veces, asientos que servían de soporte para descansar.
Moviendo ambos ojos a una velocidad fugaz, aquella habitación tenía todo lo necesario para el buen trato de un paciente: Desde una cómoda camada, hasta un televisor con un amplico y cómodo sofá que invitaba a los cansados hombres o mujeres de las habitaciones a sentarse.
Luces verdaderamente agradables, no lo suficientemente fuertes como para cegar a las personas pero si lo suficientemente plácidas como para poder leer un buen libro.

Con su propia mesita con florero y flores incluidas y con un amplio espacio para poder pasearse de un lado a otro, la enfermera removió uno de los pines exteriores de la pierna del peliblanco, el cual, con forosozo esfuerzo, logró soportar el dolor que el movimiento le había causado en la extremidad.

Enfermera:-Su cuerpo se encontraba muy sucio y en un estado deplorable.
Al parecer, según tengo entendido, la explosión de gas en Torrey, Utah, lo alcanzó mientras se encontraba cazando a la manda de Urkels y Mega Urkels que se encontraban en aquel lugar.
Fue gracias a su basta habilidad que logró salir "
casi ileso"
, mas, no fue suficiente.
Su pierna derecha sufrió graves daños;
Un equipo de los tres mejores doctores de este pequeño hospital lograron unir los tres fragmentos en los cuales se dividió su pierna y la han ajustado con estos pines.
Al terminar el tratamiento, este inmenso aparato metálico será retirado de su pierna y esta quedará como nueva, pero, hasta el momento, lo mejor es que guarde reposo, aunque, si necesita caminar, las muletas al lado izquiero de su cama pueden serle de ayuda;
Lleva tres días completos durmiendo.


¿Tres días?
Era obvio que a aquella pobre mujer alguien le había ocultado la verdad.
Alguien como Agusiding jamás se dedicaría a cazar Urkels al menos que fuera completamente necesario.
Para aquel momento, otra vez, una gran cantidad de preguntas comenzaban a brotar en la mente del joven cazador mientras este, agotado de estar en la misma postura, aceptó la invitación de la caminata de la mujer, tomando lentamente aquellas muletas que habían depositado a su lado.

-Y de quién fue la or .....

Impacto.
Aún pese al dolor de su pierna, el hombre no pudo evitar soltar las muletas que había tomado.
Aún sentado en el borde de la cama que se le había asignado, la mano derecha del hombre fue a posar directamente a su ojo izquierdo, en donde, ahora, en lugar de haber una cavidad, se encontraba nuevamente otro órgano visual.

-¿Cómo .... cómo .... cómo han logrado devolver mi vista perdida?
¿Quién diablos son ustedes?


Ante la mirada incomprendida de la enfermera, el cazador simplemente había quedado anonadado.
Cerrando su ojo derecho, el hombre compraba ahora que aquello no era un simple sueño.
Desde el blanco de la habitación sin ventanas hasta el blanco del color de la hermosa joven.
Desde el blanco de su batón hasta el blanco de la sábanas.
Las hermosas flores rojas que alguien había depostitado en aquel florero estilo chino hasta las locetas de un color marrón y el aparato de aire acondicionado que emetía un fuerte chirrido.

Aquel ojo era capaz de observar todo y, sumado a su ojo derecho, ahora hacían nuevamente el unísono que eliminaba todos los puntos ciegos que el hombre había adquirido al haber perdido, tras un tiro de Michelle, el ojo que le faltaba.
¿Era aquello un sueño?
Con cara de incredubilidad, el hombre nuevamente había vuelto a observar a la enfermera, la cual lo observaba ahora con una cara de susto y enojo en una fusión de sentimientos.

-Necesito respuestas, por favor!
¿Quién me trajo aquí?, ¿quién ha curado mi pierna?. ¿quién me ha implantado este ojo y como fue posible que funcionara a la perfección?


Agusiding se encontraba exaltado.
Ante la duda, su mente había llegado a un límite que pocos habían sido capaces de observar.
Un giro brusco de cuello y tres golpes en la puerta.
Un figura se repitanba a través del borroso cristal que formaba un cuadrado en la puerta que se encontraba a algunos metros de la cama del cazador por lo amplio de aquella habitación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 364
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Buscando como sanar.   Lun Dic 01, 2014 2:00 pm

La persona que estaba al otro lado de la puerta no espero a que le indicaran que podía pasar, si no que de manera violenta abrió de un portazo y entro a la habitación de recuperación.

La persona que había irrumpido tan estrepitosamente era una adolescente, de cabello negro como el carbón y de piel blanca y tersa, pero con una cicatriz en la barbilla. Ataviada con un pantalón de cuero negro, una playera roja y botas con poco tacón, la niña miro a la enfermera y luego al herido y sorprendido cazador.

-se...señorita Belmont, no...no es lo que usted cree -exclamo rápidamente la enfermera muy asustada. -el paciente aun se encuentra en estado de shock y yo..

-No -ordeno la chiquilla con autoridad- maldito cerdo -continuó ahora mirando a Agustín con rabia en los ojos- nadie te enseño a agradecer? O acaso que la gente vive para solucionar los problemas que causas? -la joven dio dos pasos hacia adelante y con un movimiento demasiado rápido lanzo una patada circular al rostro del cazador. Una delgada línea de sangre escurrio por donde el tacón había rasguñado el rostro del hombre.

-por favor señorita -sollozó la enfermera caminando hacia su paciente -no pasa nada, por favor no lo vaya a lastimar.

Pero lo adolescente simplemente la ignoró
-dos ciudades - la voz de la joven estaba cargada de furia- te has encargado de borrar del mapa dos ciudades y sabes por que? La razón, es por que eres un maldito insecto jugando en una liga que no te corresponde, no se quien te crees que eres, pero en nikko apenas era algo como un aprendiz y ahora ni siquiera eso eres. -la joven cerro los ojos unos segundos y cuando los volvió a abrir dio un paso más y recargando todo su peso en la pierna del cazador susurro al oído del hombre -eres peor que los demonios que matas, no se por que mi hermano ordeno que te salvaran, pero te aseguró algo. Mata a una sola persona más por tu arrogancia y yo misma te demostraré que tu gran enemigo no es mas que un montón de moscas a mi lado.

El cazador jamás noto cuando o como, pero una filosa daga había cortado su bata del lado izquierdo, entre sus costillas, donde una estocada no muy profunda podría perderse el corazón de cualquiera.

-Ahora levanta tu asqueroso trasero de esa cama, mi hermano quiere verte. Francamente espero que sea para despedirte y pedirme que te mate.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agusiding
Cazador Novato


Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 22/09/2013

MensajeTema: Re: Buscando como sanar.   Mar Dic 02, 2014 5:51 pm

-Me importa una verdadera mierda lo que tú llegues a pensar pequeña.

Agusiding aún se encontraba en shock.
Si bien era verdaderamente impresionante ver a una joven de aquella edad con una capacidad de combate la cual denotaba ser extremadamente superior a la del cazador, en aquel momento, tal vez el impacto de las acciones había sido muy superior al derroche de arte que, para aquel momento, había dejado partida la bata del hombre y, además, un hilo de sangre que, pese a pequeño, era constante y había empezaba a manchar la cama en la que el cano se encontraba descansando.

-Otra ciudad, otra prueba de debilidad, maldición ....

Lo de Nikko no había sido completa culpa del cazador, pero en él acarreaba resposanbilidad.
Ahora, en donde quisiera que hubiese sido aquella explosión, miles de personas habían vuelto a perder de nuevo la vida gracias a que las habilidades perfeccionadas en el ahora herido no habían sido suficiente.
¿De verdad tanto entrenamiento pasado había dado sus frutos?
Sin bien la mocosa impertinente no era, al menos de momento, ningún "
problema"
para el cazador, puesto que realmente se había encargado de ignorarla y bloquearla en el momento que se había atrevido a actuar de forma tan incongruente, en algo no se equivocaba: "
ESTÁS EN UN NIVEL DIFERENTE"


Ni el dolor físico sentido al apoyarse la joven mujer sobre su pierna, ni el mismo dolor que el hombre ahora sentía al intentar ponerse de pie con las muletas que se encontraban al lado de su cama, manchando así el suelo con pequeñas gotitas de sangre.
Ningún dolor era comparado al que el sarcástico sentía en aquel momento al haber perdido nuevamente una batalla que podría ser vital para el resto del mundo.
Por mucho tiempo se había bastado así mismo para enfrentar a los demonios y criaturas más poderosas.
Por mucho tiempo había logrado salir de la muerte gracias a su inmensa capacidad de combate y, vale la pena mencionar, a su inmensa suerte capaz de reventar barreras ..... ¿Y ahora?

Caminando lentamente, no sin antes disculparse con la enfermera que aún sollosaba asustada, el cazador comenzó a caminar detrás de aquella chica que tenía el cabello tan negro como la misma noche.
A paso lento, pero seguro, fue la curisodad de caminar tras su ser lo que hizo recaer en el cazador una cuestión verdaderamente importante para aquel momento: ¿Quién era ella y quién era el supuesto hermano que estaba por conocer?

Aquella había mencionado a Belcebú en su intento de intimidación y, pese a que sus palabras tal vez estuviesen más cargadas de odio que de otra cosa, el cazador había logrado, tras concentrarse un poco en lo que le rodeaba momentos después de culparse, en una situación que era bastante irónica.

-¿Quién es tu hermano?

El poder que emitía la sola presencia de aquella mujer era eclipsante.
Entre los pasillos por donde lo había dirigido a regañadientes y bufando como un toro por cada esquina que tenían que doblar, Agusiding había logrado encuadriñar el poder que aquella pequeña despedía con tan solo el hecho de existir.

Pensamiento::
 

Dos ojos y una pierna fracturada.
Visión perfecta y el cuerpo casi completamente curado en cuestión de pocos días.
Era casi imposible que alguien normal, o al menos, con "
economía"
normal pudiese conseguir eso en el cuerpo de alguien que estuvo al punto del colapso mortal.
Entre pasillos, pertas, murales y candelabros.
La impresión de un castillo cada vez más presente y aquel silencio de ultratumba que era agobiado por los pasos cansados de la joven y el hombre.
Observando todo a su paso e intentando comprender, el cazador se limitó a escuchar.

Simplemente, no era de su gusto encontrarse en un lugar extraño y menos siendo tratado como un niño por parte de una mocosa impertinente cuando, aún, su propia alma necesitaba sanar para poder enfrentarse a lo próximo que tendría que combatir.

Escuchar(20)::
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 364
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Buscando como sanar.   Miér Dic 03, 2014 8:29 am

La joven guió al cazador por una serie de pasillos de aquel hospital que extrañamente parecía casi deshabitado y ligeramente pobre. Sin embargo, durante el trayecto, el cazador pudo ver entre puertas medio abiertas equipo medico de ultima generación, con el logo de industrias Temple. Quienes fueran aquellos sujetos, se habían esforzado por camuflar aquel pequeño hospital para que pareciese pobre y casi rural, pero escondido detrás de sus puertas, el equipo que solo hospitales de primer nivel podían permitirse adquirir, esperaba para ser usado. Asi le habrían recuperado el ojo?

No. Incluso industrias Temple, la corporación con mas avance tecnológico del mundo, no poseía la capacidad para ese milagro.

La joven obligo al cazador a mantener una velocidad constante, que, aunque no era demasiado rápida, si era dolorosa en el estado del hombre.

Después de lo que pareció u a tortuosa eternidad, el cazador comprendió que ella, había dado mas vueltas de las necesarias, gracias a un mapa encontrado en un pasillo principal, el cual indicaba que había sido guiado en círculos durante algún tiempo, evitado los elevadores para bajar por escaleras e incluso llevado al sótano. Pero por fin, parecía que la chica había decidido llevarlo a su destino.

Un par de oficiales de policía aguardaban flanqueando un puerta rotulada que decía: "
Oficina del administrador"
.

Al ver a la adolecente, saludaron con la cabeza y se apartaron con respeto. La chica golpeo una vez la puerta para después abrirla de golpe, interrumpiendo a un hombre joven, de cabello negro y vestido de traje que platicaba con un viejo de bata blanca.

-aquí esta tu mascota - le espetó la chica con desprecio señalando con la cabeza al sudorosa Agustín que acababa de llegar al portal.

-gracias hermana -suspiro en de negra cabellera mientras masajeába sus sienes -espera afuera junto con Everard por favor.

La joven bufo ofendida y salió, seguida por el médico con rostro pálido.

-como te sientes? -preguntó el de negra cabellera tomando asiento en la silla del director y con la mano invitando al cazador a imitarle. Detrás de ellos, la puerta se cerró para darles privacidad
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agusiding
Cazador Novato


Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 22/09/2013

MensajeTema: Re: Buscando como sanar.   Miér Dic 03, 2014 5:32 pm

-Pequeña enferma ....

El de cano cabello había dicho aquellas palabras a un nivel de audición bajo, más no lo suficiente como para no dejarse notar por aquella que, refunfuñando, ahora pasaba a dejar la habitación en la cual, después de hacerle dar más de una vuelta a lo tonto, el cazador se encontraba.

Dando una mirada rápida e intentando no apoyar la pierna adolorida, el hombre observó con detalle la instancia a la que lo habían llevado. De pies a cabeza, la elegancia podía distinguirse con tan solo un vistazo.
Cuadros inmensamente grandes y muy finos, hermosos floreros colocados en pequeñas mesas de cenizaro que poseían un fuerte color café brillante;
ornamentales que se distinguían de un fuerte color dorado en el caballón del borde de la pared, lo cual hizo pensar por un momento al cazador que, aquellos entes tenían muchísimo más dinero del que ya de por si aparentaban tener.

-Realmente tienen un muy buen escondite.
No tenía idea de que fuese posible camuflar algo así de buenas a primeras.
Perdonde usted, pero no sé si he de sentirme alagado por su ayuda o he de sentirme amenazado por su poder.


Pese a que tal vez el hombre tenía tiempo de no desarrollar sus capacidades cognitivas, la estupidez nunca había alcanzado el cerebro del cazador.
Si bien su comentario no se refería al poder que pudiesen tener aquellos seres que ya de por si demostraban ser realmente habilidosos, o al menos, la joven, el poder al cual se refería en aquel momento el cano era a la capacidad para poder tener todo aquello.
¿Quién podría tener tanto dinero como para, de manera simplista, tener un hospital como lo último en tecnología?
Por palabras de la enfermera, habían sido tres médicos los que se habían encargado de reponer la pierna del herido cazador, prometiéndole que, después de algo de reposo, aquella estaría como nueva nuevamente.
¿Cuánto dinero tendrían que haberles pagado a aquellos para que hiciesen tal derroche de habilidad?

-Mi nombre es Agustín Corbella.
Un verdadero gusto.


Agusiding no buscaba pelear.
Aquel hombre, de cano cabello y traje completo extremadamente fino, había demostrado algo que, la mocosa no tenía, y era respeto.
Aceptando la invitación, el cazador pasó a colocar a un lado sus muletas mientras que, apoyándose ligeramente del escritorio del hombre de cabello negro, pasó a sentarse en una fina silla acolchada de un fuerte color rojo, tapizada completamente en cuero.

-¿Cómo puedo llamarle?

Fue lo último expresado por el cazador, el cual, pese a todo, no tenía un buen presentimiento de todo aquello.
Tal vez, podría ser su instinto, pero algo le decía que no todo lo que estaba pasando terminaría de color rosa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 364
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Buscando como sanar.   Mar Dic 16, 2014 8:23 am

El hombre, con ojos perspicaces miro al abatido cazador, mientras éste miraba la ostentosa decoración del lugar. Sin decir una palabra y desechando los comentarios sobre el poder de su organización con un gesto de su mano, espero a que el de cabellos canos tomara asiento en el mullido asiento.

-sabemos a la perfección quien eres, Corbella -comenzó el hombre mientras apoyaba sus codos sobre el escritorio, entrelazaba los dedos de sus manos y miraba fijamente al cazador. Su voz no era violenta ni dura, si no melodiosa y afable, pero sus ojos lo cortaban cual filosas dagas, desnudando su alma e incrementando el sentimiento de culpa.

El hombre de mediana edad no parecía rudo, no poseía una gran musculatura, ni las facciones de un ente demoníaco, solo era un sujeto más, con el rostro cansado y preocupado. Grandes ojeras rodeaban sus ojos como si llevara semanas sin dormir, realmente parecía débil, pero, la manera en la que se expresaba, la autoridad de su voz y la confianza de su mirada lograban incomodar al cazador mucho más que la actitud violenta de la chiquilla.

-dentro unas horas, el canal nacional 6, en su espacio de noticias informara que la ciudad de donde te rescatamos sufrió el mas terrible accidente con gaseoductos de la historia moderna -su mirada penetro más el alma del atormentado joven -pero tu y yo sabemos que esa destrucción no tiene nada ver con gas y que tu no tenias ese ojo con el que ahora me vez.

Retrocediendo sobre su lugar y apoyando la espalda contra el respaldo reclinable del asiento, el misterioso hombre se llevo los dedos índices a sus sienes y comenzó a masajear.

-Mi nombre es Maximilian. Lord Maximilian Belmont, actual líder de la dinastía Belmont -respondió con soltura a la pregunta de Agustín- y aun que tu no le sepas, ese ojo es un intruso en tu cuerpo;
dispuse lo mejor de mi equipo medico, pero nos fue imposible extraerlo sin matarte y créeme, si te quisiera muerto ya lo estarías -una vez más, aquellas palabras no eran una amenaza, si no mas bien, una realidad. Un largo y potente suspiro escapo de lo mas profundo del hombre antes de continuar- Nikko, un cuarto millón de habitantes;
iglesia de Snt Michelle, 49 civiles, 10 cazadores, 2 ocultistas y un exorcista -un nuevo y más potente suspiro- ahora ¿cuantos más? ¿Cuantos murieron en la ciudad que lo llevaste a arrasar? Créeme cuando de digo que e ordenado la erradicación de criaturas que han matado menos que tú -sus penetrantes ojos regresaron a mirarlo a los ojos- ¿por que crees que eres tan especial? ¿Por que crees que sigues con vida?

El golpe fue duro y el silencio se prolongo como muerte, el alma quebrada de Agustín tambaleaba a punto de desmoronarse. ¿Acaso el valía la vida de tantas personas? Su mente lo obligó a imaginar cientos de rostros;
mujeres, hombres, niños, ancianos, familias felices. Todos muertos gracias a su incapacidad. ¿de verdad él merecía vivir y recuperar su pierna mientras que millones aun sufrían por los errores del cazador llamado Agusiding?

¿Por qué seguía aun con vida?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agusiding
Cazador Novato


Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 22/09/2013

MensajeTema: Re: Buscando como sanar.   Mar Dic 16, 2014 12:09 pm

-No sé porqué sigo con vida.

Acomodado en la silla, intentando no lastimar su pierna, el cazador intentaba indagar el alma de aquel personaje que tenía al frente.
Lord Maximilian Belmont, un hombre pretencioso al parecer y con un poder inimaginable.
Había hecho que a alguien que no merecía estar ahí le curaran la pierna y, al parecer, sabía más del "
ojo"
que el cazador tenía ahora que él mismo.

-Realmente, yo mismo me pregunto eso todos los días.

El apellido Bellmont era familiar para el cazador.
No tenía ninguna idea de sus raíces, o de donde se habían originado, pero si de que en algunos libros de historia antigua, en sus momentos de estudio para transformarse en lo que era ahora, le habían indicado que aquellos existían y que, al parecer, eran una extirpe poderosa.
La humildad del hombre ante el movimiento de mano para dejar pasar el tema fue trascendental. Sin importarle mucho realmente el porque de sus dinero, el porque de su comodidad y el porque de su poder, el hombre había pasado rápidamente a los temas de erradicación que acontecían en el horizonte.

Pese a la instimadación, pese a que el peliblanco sentía como aquellos ojos con profundas ojeras acuchillaban más su alma de lo que ya estaba, con un esfuerzo mayoritario, más por pesadez de sus vivencias y malestar por el sin fin de caras que atormentaban sus pensamientos, Agusiding incrustó de igual manera su ojo y "
aquello"
en directo contacto visual con los ojos de Lord Bellmont, demostrando así que, pese a que se encontraba afectado, su caracter también tenía valía.

-No tengo idea del porque ese tal Smith me atacó.
Sé que he causado más muertes que muchos demonios que han plagado la tierra con mal y destrucción, pero siempre he intentado luchar por aquellos que no son más que yo o que tienen menos habilidades que yo.
Un suspiro largo se prolongó en un silencio de muerte. Por primera vez desde que se había sentado en aquella cómoda silla de cuero, el cazador logró sentir en sus huesos y sobretodo en su pierna adolorida el inmenso frío que azotaba aquella habitación.
¿Sería acaso el poder de Lord Bellmont? ¿Pensaba aquel hombre matarle pese al gasto de recursos según cual fuera su respuesta? -Pero tampoco era mi intención que destruyera todo el sector en el cual nos encontrábamos.
No tengo idea del porque lo hizo, solo sé que hubo un momento en el que de verdad se molestó.
Mi debilidad ha sido mi tormento desde que acontenció lo que pasó en Nikko y cuando pasó ese extraño suceso en la Iglesia de Saint Michelle.


El hombre tuvo que hacer una pausa.
El frío aumentaba cada vez más. ¿Acaso era la sensación de rememorar aquellas situaciones?
Por alguna extraña razón, el peliblanco pudo notar como las luces de la instancia en donde se encontraban ahora discutiendo ambos hombres comenzaban a mermar lentamente.
La silla, en lugar de aumentar su comodidad, se tornaba cada vez más como una verdadera patada en el trasero.

-Mientras luchaban en Saint Michelle, un poder brutal se apoderó de mí.
Desde mis adentros, era capaz de observar toda la masacre que estaba haciendo, pero era incapaz de controlar mi cuerpo.
Ese poder embriagante, capaz de superar todo y al mismo tiempo inalcanzable.
¿Un humano con el poder de un Dios? No soy ni un Dios ni un Demonio. Simplemente soy alguien que se encuentra en una liga en la cual no debería de estar participando, como dijo la mocosa.


Fue en aquel momento cuando el cazador cortó el contacto visual con Lord Bellmont.
No tenía nada que esconder y se había encargado de demostrar a sabiendas su verdadera debilidad.
Observando ahora hacía un costado, con la mano derecha el hombre acomdó un poco sus cabellos, haciendo que su cabello se parara de punta por un momento.
Cuando los mechos volvieron a caer, aún sin mirar al hombre que parecía más un empresario adicto al trabajo que un cazador, el hombre arremetió con su última respuesta para aquella ocasión.

-No seré fuerte, pero no soy tonto.
Si aún me mantiene con vida, no es porque sea especial o por mis "
supremas"
habilidades.
Si aún me mantiene con vida es porque me necesita para algo que usted no es capaz de conseguir, aunque claro, estas son solo mis suposiciones.


Cerrando su ojo derecho, el hombre volvió a hacer contacto visual ahora con lo que fuera que estuviese haciendo función de órgano visual en su cuenca izquierda.
A modo de alguien sin experiencia como Agusiding, aquello era un simple ojo más, pero, era obvio que las cosas no siempre eran lo que parecían.
¿Cómo alguien había sido capaz de transplantar nuevamente un ojo en su cuenca vacía?
El cazador abrió nuevamente su ojo derecho y esperó una respuesta de su interlocutor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 364
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Buscando como sanar.   Jue Dic 25, 2014 6:47 pm

excusas -respondió Belmont con cansancio- no me interesas;
ni tú, ni como te sientes por tus crímenes, no necesito que expliques cosas que conozco a la perfección, en Nikko murió mi madre y en Francia un buen amigo y ¿tu? Siempre con esa actitud tan sarcástica, jamas dispuesto a mostrar humildad.

La actitud del joven cazador había molestado bastante al líder de los cazadores, quien de un ágil movimiento se levanto de su silla y se alejó del hombre de canos cabellos, mientras se servía una copa de vino tinto.

-tu actitud simplemente me desagrada mocoso, no solo has arruinado la vida de la gente que de una u otra forma murió por tu culpa, si no también la vida de todos los que los amábamos y respetábamos y tú, como si nada te sientas frente a mi con rostro desafiante, escupiendo excusas estúpidas. Realmente debería matarte ahora mismo -la voz de Belmont ya no era cansada y elegante, si no áspera y violenta- nadie te necesita, continuó, puedo encargar lo que ocupo a pactantes u otros híbridos, pero si lo hiciera sería tan estúpido como tú -Belmont se giro y miro al cazador que se encontraba sentado aun en su lugar -te salve y cure tus heridas, para que en su momento, mueras por la humanidad y recuperes un poco del daño que has causado.

La voz del Lord, era una vez más cansada, con paso lento avanzo hasta su asiento y pesadamente se dejo caer sobre él -ese ojo -agregó señalando al nuevo órgano ocular del hombre- es un órgano parasitario que te implantó Smith, hasta hoy, solo había casos de personas poderosas con implantes de ese ser, asi que desconozco la razón de por que te entregaría un órgano a ti, pero si te puedo asegurar algo -con tono lúgubre, Maximilian se inclino sobre la mesa ycontinuó casi susurrando- es una maldición, poco a poco irá consumiendo tus capacidades sobrenaturales hasta que no quede nada, para ese entonces, el parasito se volverá mucho mas violento y se habrá extendido hasta tu cerebro. Te acosaran dolores de cabeza increíbles, alucinaciones y delirios de persecución, al final, solo uno de los dos quedara "
vivo"
mientras que el otro solo será una marioneta del que posea la mayor voluntad.

De un largo trago a su copa de vino, extrajo de un cajón del escritorio de caoba un gran expediente. -mantendremos el secreto de tu participación en la explosión de ese pueblo, solo mi hermana, tú y yo lo sabremos, puesto que muchos cazadores no son conocidos por su autocontrol aun no deseo que mueras -abriendo el expediente, que parecía estar repleto de gráficas y balances bancarios, Lord Belmont miro al de blanca cabellera- espero que entiendas tu situación;
tú vida me pertenece, olvídate de tú libre albedrío, olvídate de tú libertad, comete un error más y te liquidaremos sin dudar. Eres el indicado para la misión, no el único, después que la cumplas, diez que lo logras, podrás recuperar tu estatus como ser vivo, mientras tanto, eres mío - con un movimiento simple y elegante, coloco un sable sobre la mesa -si no te agrada, podemos solucionar el asunto en este momento, ahora si no te molesta, si no piensas atacar, retírate, tengo una ciudad que gobernar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agusiding
Cazador Novato


Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 22/09/2013

MensajeTema: Re: Buscando como sanar.   Dom Feb 01, 2015 11:26 am

Sin entendimiento, el cazador pasó rápidamente su mano derecha al ojo que acababa de recuperar.
No había sido en ningún momento su intención ofender al noble señor que tenía por delante ni mucho menos, mas, al parecer, sus palabras habían acarreado en el otro una indigesta forma de tomar las cosas.
Preocupado y algo cansado, Agusiding intentó meter su dedo índice dentro de aquel órgano visual, solo para darse cuenta que, de una forma u otra, un pequeño campo de energía repelía con algo de violencia, tal pared de roca, el que aquel dedo continuara con su curso.

-No me estoy excusando, y le pido disculpas si se ha molestado.
No pretendo hacerme el ignorante ante esta situación, y como le he dicho con anterioridad, sé que si me ha salvado ha sido por algo en específico.
- Justo en aquel momento, el imperioso sable había sido colocado por encima del fino escritorio de caoba. Aquello significaba que aquel hombre realmente sabía mucho más de lo que aparentaba saber y, dictaminando que el de cano cabello se había quedado sin su arma, pasó una nueva a este para que no fuera completamente desprotegido al cambo de batalla. -Agradezco el que me haya salvado, pese a que mi cuerpo no tenga la férrea volutando de la que antes disponía.
Sé que tengo mucho que ver en esto, y prometo intentar repararlo, sea cual sea el precio.
Solamente espero que, después de que esto termine, pueda concederme un último favor.


El cazador se levantó de manera dificultosa de aquel asiento, para así, una vez de pie, reseñar sus ahora "
ojos"
(plural) en aquel hombre;
Su cuerpo emitía una aura inmensa, la cual denotaba el inmenso poder que aquel tenía.
Por un momento, el éxtasis de tal poder estuvo a punto de ahogar al débil peliblanco, por lo cual, tras unos segundos la atención tuvo que ser completamente desviada a otro punto, contenplando hacía el final aquella fina oficina.

Tomando el sable, el hombre se dispuso a ponerlo en su espalda solo para darse cuenta que la polea con la cual cargaba su arma había desaparecido.
Tomándolo en su mano, el peso del mismo era el suficiente como para poder sacar de su eje a cualquiera que no tuviese la experencia suficiente en el uso de aquellas armas.

-Gracias por todo.

Aquello fue lo último que el hombre de cano cabello dirigió al Lord.
Dándose media vuelta, cojeando severamente, el hombre se dirigió hacía la puerta de hermoso color madera que se encontraba entre él y "
el mundo exterior"
.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 364
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Buscando como sanar.   Dom Feb 01, 2015 7:48 pm

Ya con el arma de filo en su posesión, el joven cazador de blanca cabellera salió cojeando de la elegante oficina de vuelta a los estériles pasillos del hospital, solo para en encontrarse frente a frente con el ceñudo rostro de la joven arpía que lo había "
torturado"
al conducirlo hacia ahí.

-mi hermano debe de estarse volviendo loco -exclamo con saña al mirar al cazador- pero ni yo lo cuestiono, él sabe por que hace las cosas, sin embargo que te quede clara una cosa ojitos - la chica, avanzo señalando hacia el cazador, quien extrañamente sentía que apuntaba directamente hacia su nuevo ojo con su dedo índice- causame el menor dolor de cabeza y me asegúrate de que no puedas reproducir tu estirpe jamás ¿esta claro?.

Sin esperar respuesta la chica giro sobre sus talones y comenzó a caminar rápidamente en dirección opuesta. Recargado en la blanca pared izquierda del pasillo, junto a un ventanal, un hombre de cabello corto y castaño, de alrededor de 30 años esperaba cortésmente a que Agustín tomara su tiempo y decidiera acercarse cuando estuviera listo para continuar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agusiding
Cazador Novato


Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 22/09/2013

MensajeTema: Re: Buscando como sanar.   Mar Feb 03, 2015 7:46 pm

Un golpe de aire frío.
Aquella fachada de hospital normal había vuelto a la luz y dentro de la mente del cazador solamente se encontraba la necesidad de buscar las respuestas que aún no tenía.
¿Por qué Smith se había encargado de implantarle aquel órgano tan extraño?
¿Acaso deseaba jugar con él tal cual gato atrapa al ratón moribundo deseando poder extirpar de él todo lo que se encontraba dentro de su ser?

Aquellas divagaciones, muy impropias por parte del cazador, hicieron inclusive que, al salir, el hombre no se percatara por completo de todo lo que la pequeña ladilla se había encargado de decir.
Ignorándola prácticamente, aunque tomando en cuenta su impresión ante la manera de intentar amenazarlo para así poder seguir divagando por el mundo demostrando su poder, había alcanzado el cerebro del hombre, para al final, simplemente verla marchar hacía lo largo.

-Agustín Corbella.
He de suponer que tú serás mi nuevo compañero.


Aún cojeando y algo cansado, el ojo izquierdo del cazador se había encargado de seguir a la chica mientras esta se perdía hacía lo largo en un pasillo austero y algo oscuro, que colindraba con una blanca pared.
Examinando ahora al sujeto de cabello castaño, el cazador pudo notar como de él expedia una fuerza singular, tal vez no lo suficiente como para alcanzar a sus últimos dos emisores, pero si lo suficiente como para hacerle denotar a cualquiera que ese ente era alguien de temer.
Ligeramente preocupado por su propio bienestar, aún mientras le examinaba, el cazador observaba como aquel ente poseía un pantalón café, acorde completamente a sus ropajesy como una camisa de vestir, bastante oscura y con un característico olor a plata le cubría el pecho, del cual salía un bello prominente por las dos primeras aberturas del ropaje que se encontraban abiertas.

-¿Puedes decirme tú nombre?

El hombre ahora, tras su análisis, se había perdido completamente en la pared que tenía por delante.
Aún con el dolor en su pierna, el cazador observaba tranquilamente a la nada, como si tratase de observar el futuro del cual ahora volvía a formar parte.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 364
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Buscando como sanar.   Dom Feb 08, 2015 7:39 pm

-mi nombre es John Reed -contestó el hombre, mientras daba un paso hacia Agustín y estrechaba su mano- se me embargo que te muestre la base y el pueblo en general, no te preocupes- agregó mientras señalaba su pierna mala, no caminaremos mucho.

A pesar de la primera impresión del hombre y de la actitud de los cazadores que había encontrado hasta el momento, éste tal John no lo miraba con desdén, ni rencor;
lo miraba como si fuera uno mas del grupo.

-sabes, el señor Belmont me acaba de autorizar mi primera partida de caza y estoy algo emocionado y nervioso al mismo tiempo. Pero me agrada tener a un cazador con experiencia en el grupo -miro a Agustín a los ojos y sonrió- no tengo la gran cosa, pero al menos tengo una casa de descanso y una camioneta, pero siento que lograremos hacer que esto crezca rápido.

Los hombres caminaron lentamente y usando el elevador, llegaron al estacionamiento. La camioneta del hombre era una vieja Dodge destartalada y bastante "
rústica"
pero como había dicho: era mejor que nada. John apretó el paso y abrió la puerta de pasajero, para después guardar una distancia prudente, pero dispuesta a ayudar al cazador herido. Agustín se sentía incomodo, pero en el fondo, la idea de ser tratado no como un paria, si no como el miembro de algo, lo complacía.

Una vez dentro del vehículo, John introdujo su llave y encendió la camioneta, que, von un agradable ronroneo, demostró que estaba mejor cuidada por dentro que por fuera. Lentamente, la camioneta comenzó a circular por el estacionamiento subterráneo hasta salir a mas calles de un pequeño pueblito.
-Por cierto ¿cual es tu especialidad? -preguntó mirando a su pasajero con interés.

control:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agusiding
Cazador Novato


Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 22/09/2013

MensajeTema: Re: Buscando como sanar.   Dom Feb 08, 2015 9:34 pm

El paseo fue corto pero conciso.
Utilizando el ascensor, el nuevo compañero de Agusiding le había ayudado suficiente haciendo que el peso que se sobrecargaba en su pierna al caminar desapareciera.
Agradable y humilde;
Algo fuera de lugar con todos los que había visto hasta ahora fuera de la hermosa enfermera a la cual había tratado de manera negligente por su propia preocupación.

-¿Mi especialidad?

Mientras el hombre, ya en la camioneta, se arrecostaba a sus anchas observando varios detalles del gran auto mientras este comenzaba su movimiento, aquella pregunta que el buen amigo "
Jhon"
había hecho atornilló el cerebro del viejo cazador tal cual taladro en madera.
Desde que había comenzado su tiempo de pelea, el hombre se había especializado en muchos tipos de combate. Desde diferentes posiciones tanto ofensivas como defensivas, hasta el uso de armas punzo/cortantes tanto largas como cortas.
Podría decirse que pese a sus dos grandes derrotas, el poder dle hombre se encontraba diseminado entre diferentes variaciones de combate, mas, tal vez, en lo que mejor se especializaba aquel era en el combate con armas de fuego.

Aquel olor a pólvora, aquella sensación del metal frío calentarse en su mano.
Aquella vida que se apagaba una vez una hermosa bala describía su curva en resonancia con sus dedos.

-Puede decirse que donde pongo el ojo, pongo la bala compañero.
Creo que con eso contesto tu pregunta.
¿Tú en que te especializas? ¿Cuánto tiempo llevas cazando a las criaturas, o, mejor dicho, por qué las cazas?


Los cazadores siempre se habían convertido en aquello por algún hecho específico que los hubiese empujado a aquella necesidad.
Relajándose en el asiento, el peliblanco simplemente esperó a que el hombre tuviese la oportunidad de pensar su respuesta.
Tal vez podría presentarse el inicio de una nueva amistad.

Tema de misión::
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Buscando como sanar.   Hoy a las 10:02 am

Volver arriba Ir abajo
 
Buscando como sanar.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Ayuda Jerbo herido :(
» Como se notan en los ramphos que estan gravidas o no
» COMO REDUCIR LA MORTALIDAD EN LAS CRIAS
» César mi jefe o como dice el, mi compañero. toma ya jeje
» Como cuidar a un pez apalizado

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Fear Hunters 2 :: Evil Center :: Hospital Mercy-
Cambiar a: