Fear Hunters 2

Juego de rol por foro de acción sobrenatural y terror.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Destruyendo a la saciedad!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Sáb Sep 05, 2015 7:36 am

- te equívocas, no te llamó demonio por tu ascendencia, lo hago por tu esencia. Eres un peligro y lo correcto sería eliminarte, pero... Los Belmont tienen métodos de convencimiento muy buenos, así que de momento jugaremos con sus reglas, por otro lado -la voz del anciano se endureció severamente- ya que careces del más mínimo entrenamiento espiritual, te recomiendo que evites los comentarios que dejen en evidencia tu ignorancia, el faro exterior es un método para alarmar al templo vecino, esto debido a que la tecnología falla en estos bosques y ésto - exclamó señalando el altar- es un ritual milenario para evitar que las almas de estas pobres víctimas se ancle a nuestro plano.

Terminando de "
hablar"
el anciano fue junto a los monjes y dijo algo en otro idioma que sonaba como a una orden. Los monjes asintieron con una cabezada y salieron por puertas distintas dejando al trio sólo.

-padre Alberto -comenzó Jhon- tenemos órdenes de cazar a las criaturas y encontrar el motivo del súbito incremento de actividad y al ser este su bosque, le pido su autorización y consejo.

- el motivo no necesita ser investigado, se debe a un grupo de hombres malignos que han estado experimentado con lo que no conocen. Soy un hombre de fe, no una bestia así que el bosque no me pertenece y no se donde se ocultan los causantes de tanta muerte - el anciano guardó silencio y justo cuando creían que no diría nada más, el anciano continuo- hay una novicia, enviada del monasterio de Snt Eugine para ser controlada por mi;
ella, desafortunadamente ya no es humana, pero con uno de los métodos que desarrollé he logrado con tener sus nuevos impulsos, ella y su guardian los acompañarán. No quiero más almas en pena en este bosque.

Una puerta de metal al lado izquierdo del altar rechino al abrirse;
una mujer de estatura media y cabello negro como el ébano salió, escoltada por uno de los monjes calvos y por un hombre alto y fornido. El trio de recién llegados avanzó hasta los cazadores permitiandoles observar mejor a la mujer;
vestida con jeans y una blusa de tirantes que mostraba la ceniza tonalidad de su piel excepto en su hombro derecho, donde había un gran moretón. Sus manos iban sujetas por una clase de esposas egocéntricas que humeaban ligeramente mientras que una mano gigantesca y morena la sujetaba del hombro sano, el hombre debía medir más de dos metros de altura y por el crugir del suelo, pesar bastante más que los cazadores juntos. El hombre portaba una túnica similar a la de los calvos, pero agregando unas muñequeras y tobilleras de cuero y en su brazo libre, un bastón tan alto como él y bastante grueso, en ambos extremos, una decoración de metal en forma de cabeza de oso remataban el aspecto peligrosos del arma.

-les presentó a Igor y a Tanya, ellos ayudaran en su misión -informó el anciano- una vez que logresn su cometido no quiero que regresen aquí, diganle a Belmont que ya estamos a mano.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agustín
Cazador
avatar

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 22/09/2013

Ficha
Vitalidad:
17/17  (17/17)
Tensión:
17/17  (17/17)
Resistencia:
12/12  (12/12)

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Lun Sep 07, 2015 6:47 pm

-Así que le debes algo a Bellmont ...

El cazador pasó rápidamente a levantarse rápidamente de aquellas inmensas bancas de madera que le tenían aprisionado.
El dolor de su pierna había comenzado a cesar nuevamente y, como si de magia se tratase, nuevamente, su caminar se veía mejorado en comparación a horas antes de cuando se había bajado del auto de Jhon.

-Puede que no sea la manzana más roja del barril Alberto, en eso tienes toda la razón, pero, en el fondo, los exorcistas y los cazadores nunca han tenido muy buena amistad que digamos.- Con un semblante bastante respetuoso, el cazador se acercó a la mesa en donde se encontraban aquellos artículos que intentaban traer paz a los muertos que ya habían caído en aquellas tierras;
Osados jóvenes y algunos viejos que solo deseaban pasar su tiempo de dispersión en un lugar poco civilizado.
Ruin había sido la jugarreta que el destino tenía para ellos. -Por favor, puede que no te caiga bien, pero antes de irme de aquí, necesito que me digas que me pasa ....
Sé que no eres un simple viejo;
Lograste controlarme como si yo fuera el agua y tú la mano que cierra el grifo no hace más de treinta minutos.
Necesito saber si estoy bien y si puedo utilizar esto a mi favor .... ¿Por qué siento tanta ira? ¿Por qué siento tantos deseos de matarte cuando en la vida te he visto y nunca me has hecho nada? ¿Por qué, hasta hace un momento, mi pierna se encontraba muy malherida y ahora, hay momentos en los que puedo caminar con toda normalidad?
Si bien es cierto, conozco desde hace muy poco tiempo a Bellmont, no es la clase de persona que se fijaría en un sujeto que no tuviera alguna especie de cualidad especial ..... Respetuosamente, te pido me contestes.


El hombre de cana cabellera volvió a mirar ahora a los hombres que el viejo Alberto había mandado a traer.
El más alto, Igor, fácilmente podría haber destrozado aquel lugar sin mucha ayuda solamente con haber golpeado unos cuantos cimientos en lugares estratégicos.
Con un corpulento cuerpo y con un peso descomunal, el sujeto parecía haber salido de una película de terror más que ser hijo de una persona de carne y hueso.
Por el otro lado, entre las centelleantes luces, se encontraba una mujer, con una musculatura bastante notoria, extremadamente hermosa y con una piel morena color chocolate;
En sus ojos se reflejaba un hilo de maldad y el inmenso moretón de su hombro, además de las cadenas que la atrapaban, demarcaban la brutalidad con la que anteriormente habían tratado a aquella pobre mujer.

-Agustín Corbella, pero si quieren, pueden llamarme Agusiding.
Un gusto de conocerlos.


El cazador caminó hacía ellos y con la mano levantada, pasó a extender la misma al hombre de gran tamaño.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Jue Sep 10, 2015 4:54 pm

El anciano aguardó a que Agustín terminara de hablar para después negar lentamente con la cabeza.

-¿realmente crees que con blandir tu espada y disparar tus armas eres un cazador? -el anciano miró a John y con su voz cargada de ironía preguntó- ¿en serio los Belmont quieren apostar por alguien que desconoce la situación política de su facción?

John carraspeo molesto por el comentario, pero aún asi, dirigiéndose a su compañero contestó
-los exorcistas son los únicos aliados reales de los cazadores

-¿aliados? -interrumpió Alberto- el símil más adecuado sería que somos casi hermanos.

-los exorcistas -continuó John sin hacer caso a la interrupción- tienen completo acceso a nuestras instalaciones, así como nosotros a las suyas además, la mayoría de nuestras operaciones son conjuntas;
sin embargo -esta vez si se dirigía hacia Alberto- nuestra cadana de mando no es compatible, así que apesar de su título y estatus dentro de la hermandad, para la mayoría de los cazadores es sólo un exorcista poderoso y anciano.

-jajaja -río estrepitosamente el exorcista mientras palmeaba a John- puede que no sean brillantes pero son valientes y eso es lo que se necesita. Agustín, aquello que habita en ti es malgno, siempre has vivido beneficiandote de e emigos poderosos gracias a tus capacidades heredadas, sin embargo esta vez tu sólo te colocaste en la horca. Existen dos parásitos dentro de ti, uno en en tu cuerpo -señaló el ojo del cazador- y otro en tu alma, ninguno es bueno para ti y aún que uno esta diseñado para probar tu valía de forma brutal, el otro sólo existe para dominarte y corromper todo lo que amas. Ese poder ya te dominó una vez, en Francia y realmente maldigo la fuerza que te liberó de la atadura que hice sobre ti antes de que Big Popa te expulsara de este plano, sin embargo, los caminos de dios son misteriosos y por una razón estas aquí y de momento te puedes controlar;
si demuestras que eres capaz de seguir así, yo prometo encontrar la forma de sellar o expulsar esa parte de ti.

Una vez terminadas las formalidades, Igor dio un pequeño gruñido y la muejer abrió la marcha adentrándose a la penumbra salvaje del bosque.

Parecía que poco a poco, Agustín comenzaba a hacerse de aliados una vez más, pero algo en su corazón no paraba de preguntarle cuanto tiempo pasaría antes de que todos terminarán muertos o traicionándolo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agustín
Cazador
avatar

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 22/09/2013

Ficha
Vitalidad:
17/17  (17/17)
Tensión:
17/17  (17/17)
Resistencia:
12/12  (12/12)

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Lun Oct 12, 2015 9:20 pm

Las presentaciones no habían sido las mejores, pero el cazador se marchó agradecido.
Tomando las manos de Alberto entre las suyas, Agusiding dio una pequeña reverencia mientras empezaba a caminar delante de aquel inmenso gigante que llevaba a la chica amarrada.

Jhon, por su parte, había dado un suspiro mientras se limitaba a levantarse de la banca;
Parecía ser el único que, pese a la situación vivida, comenzaba a pensar que encontrarse en aquel lugar era más una patada en el trasero que una misión de supervivencia.

Ahora, nuevamente en la intemperie.
La pierna del cazador daba ligeros mordiscos, pero, pese a todo, el hombre de cano cabello era capaz de caminar a voluntad sin la necesidad de tener que apoyarse nuevamente en un par de incómodas muletas de hospital.
Al parecer, aquello que afectaba su cuerpo buscaba también como sanarlo, aunque aquello fuera solamente para el propio beneficio de la aberración que intentaba dominarlo.

Poco a poco, la humedad comenzó a inundar el ambiente y la espesa cantidad de pequeñas plantas, matorrales y plantas muertas comenzaban a abrirse paso ante los pies del ahora extraño grupo de cuatro personas.

¿-Qué piensas de todo esto? ¿Crees que de verdad hay por acá algún mal supremo superior a unos Urkels salidos de control?

Si bien era cierto que la pregunta era dirigida hacía Jhon, el de la gabardina roja había lanzado sus palabras al aire para que cualquiera de los que caminaban por el lugar pudiesen contestar de la manera más adecuada.
La sangre seca y la carne podrida despegada de sus órganos, hacía que por los alrededores el olor a muerte se mezclara con las inmensas gotas de lluvia que comenzaban a caer, haciendo que rápidamente una tormenta comenzara a arreciar.

-Esto me recuerda al primer día que regresé a la vida ...

Comentó la seca voz del cazador mientras miraba hacía el cielo, dejando que las gotas de lluvia golpearan suavemente su cara.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Jue Oct 15, 2015 9:04 pm

El grupo avanzó silenciosamente por el suelo cubierto por lodo sin pronunciar una palabra. La única que parecía disfrutar la situación era Tanya que se movía con una destrezas animal y sin hacer el menor ruido.

Al realizar el cazador su pregunta, el grupo entero se detuvo y para sorpresa del hombre, el primero en contestar fue Igor.

-el mal habita en estos bosques desde tiempos inmemoriales, precisamente por eso se fudo la iglesia de donde acabamos de salir, es el único punto sacro en kilómetros y la hermandad de los exorcistas considera esta tierra como una entrada al infierno. No es de sorprender que colocarán al mejor exorcista con vida a cargo de este lugar y sobretodo cuando se toma en cuenta que los siete ancianos le permiten tener miembros poco ortodoxos como ésta...- la voz se le lleno de una venenosa combinación entre furia y asco al referirse a la mujer atada con una cadena plateada y que se mantenía lejos del grupo.- cosa.

-en resumen -interrumpió Jhon sacando un nuevo cigarrillo- los altos mandos de ellos y nuestros consideran que esta es una zona delicada, Belmont no lo dijo, pero apuesto un paquete de cigarrillos a que te mando como cláusula de seguridad -dijo señalando a Agustín - es obvio ¿no? Me mandan por mis capacidades deductivas y don con la gente a ver si puedo encontrar algo que desmienta la teoría, a ella como sabueso de casería, al grandulon para controlarla y a ti, que de una u otra forma siempre sobrevives.

La voz de Jhon ya no era molesta o sentida, si no que realmente estaba expresando su forma de ver las cosas y además no parecía nada descabellado, lo que realmente hacia que Agustín se preguntara que tipo de líderes eran los Belmont.

-el motivo por el que estamos aquí no importa -siseo Tanya mientras retiraba un hermoso mechón de cabello de su rostro, que a la luz de la luna parecía sublime- es obvio que alguien esta usando a esas asquerosas criaturas para que hagan el trabajo sucio, apuesto a que "
Ese"
-gruñó refiriéndose a Igor- puede oler el aroma de la lujuria que aún emanan las tiendas del campamento atacado, así como yo puedo detectar todo el odio y el dolor como si fueran un faro de luz increíblemente brillante. Si analizamos nuestras capacidades es obvio que el sabueso es otro- agregó dedicando una tierna sonrisa a Igor.

-después podrán hacer lo que les plazca, pero ahora estamos en una misión -dijo Jhon al ver que el hombreton daba un paso- no me interesan los motivos por los que fuimos elegidos para esto, sólo me importan dos cosas: evitar más muertes y salir vivo de este asqueroso bosque, así que si todos pudieran colaborar o al menos no interferir con mis objetivos se los agradeceré como no tienen idea.

El hombreton pareció analizar las palabras del cazador por u OS instantes y con un seco movimiento de cabeza asintió -lo más fácil sería ir a alguno de los campamentos atacados para que podamos seguir un rastro- agregó señalando hacia el este.

-además tenemos este gps que encontró Agustín, puede que podamos descubrir alguna pista del escondite del tirador. ¿Que opinas?- preguntó a Agustín- ¿intentamos seguir el rastro del GPS o el de la masacre?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agustín
Cazador
avatar

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 22/09/2013

Ficha
Vitalidad:
17/17  (17/17)
Tensión:
17/17  (17/17)
Resistencia:
12/12  (12/12)

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Jue Oct 15, 2015 9:48 pm

¿Así que soy un método de seguridad?
Es gracioso pensar que me tienen como amuleto de buena suerte ... Creo que comprobado esta que he causado más muertes que las vidas que he salvado y, además de eso, ¿de qué les sirvo como amuleto si, a como dice Jhon, el que siempre acaba sobreviviendo al final soy yo?


El cazador se sentó en una roca que se encontraba cercana al claro donde el grupo se había detenido.
Algo cansado y con algo de comezón en su espalda, acomodó su gabardina mojada y al cabo de un momento, acomodó también el machete que se había desacomodado del arnés al cual el hombre lo tenía amarrado.

El agua caía cada vez con más intensidad, inundando poco a poco el lugar donde los hombres se encontraban convirtiéndolo casi en una especie de pantano artificial.
El humo del cigarrillo mojado de Jhon inundaba poco a poco el pequeño terreno, mientras que, en el fondo, el cazador se reía ligeramente de las palabras que se dirigían la mujer gatuna y el hombre gigante.-Estoy seguro que en otra vida fueron pareja ... Pelean como una, jajaja.

Sabía que su chiste tal vez haría que las aguas se pusieran turbias, pero eso al hombre no le importó mucho.
De hecho, sin darse cuenta, se estaba volviendo a incorporar a la ¨humanidad¨, haciendo que su espíritu atormentado comenzara a dejar de lado aquel sentimiento atormentador que recaía sobre el de cano cabello.
Mirando a su nuevo compañero y a los otros dos, el cazador comprendía nuevamente que poco a poco estaba obteniendo algo similar o parecido a un equipo (Si era que así se le podía llamar) y por un momento, no dudó en pensar en Kenji, en Michelle y en aquellos a los que había hecho tanto daño la primera vez que había caído ante la voluntad de su propio poder ...

-Siempre he admirado mucho a la gente que fuma debajo del agua y no logra que su cigarrillo se apague ....
Estoy completamente seguro que son familiares de magos o algo así, y no me vengas con mentiras, que lo que haces es prácticamente imposible de hacer-
El de cano cabello se levantó de la roca y con una sonrisa en su rostro, le dio una palmada en la espalda a lo que ahora podría considerar su nuevo amigo.
Alejándose un poco, el hombre se acercó ahora a Igor y a Tanya, la mujer de la cadena.
Los observó por un momento con sus dos ¨ojos¨ para poder darse una idea de lo que ellos eran. -Tal vez seamos de especies diferentes o seamos entidades completamente aparte .... Lo que si les pudo decir, es que tenemos que aprender a querernos.
Si estamos en una misión, nuestra misión será sobrevivir como equipo y luchar los unos por los otros.
Antes de volver a llamarla cosa, mírate en un espejo o mírame a mí: Dos parásitos mortales, mi propio poder me quiere poseer y tengo el cabello blanco, ¿Acaso has visto a otro fenómeno como yo?
Si el único medio humano aquí presente es Jhon y puede fumar debajo del agua .....
Definitivamente, normales no somos, jajajaja.


El cazador, con su negro sentido del humor renovado, intentó darle también una palmada a Igor en la espada, más, al no haber medido bien su altura, optó por que su brazo era la mejor opción.

Ahora, con un semblante un poco más serio, el hombre se paró en el centro del grupo.
Se sentía nuevamente como el viejo guerrero y sabía que era hora de cumplir con lo que le habían mandado a hacer.

-Si esto se considera una tierra infernal, los campos electromagnéticos de espíritus, demonios o entidades espectrales harán que el GPS nos de información errónea, sin sumar a eso el diluvio que esta azotándonos en este momento. - Escurriendo el agua de su cabello color plata, el hombre lanzó su mano hacía abajo, para así poder apartar parte del agua que aún recorría por su cara. -Lo mejor será que sigamos el rastro de la masacre, ya que según parece, nuestros amigos aquí presentes tienen un excelente olfato que no se ve mermado por el agua.

Ya con su decisión, el cano se encaminó hacía Tanya e Igor.
Si bien es cierto, tenía muchísimas preguntas, el cazador ya se tomaría la molestia de dejarlas para después.
Los Belmont eran entidades sospechosas .... De eso, no cabía duda alguna.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Jue Oct 15, 2015 10:45 pm

La sonriza que la "
pareja"
dedicó a Agustín fue más peligorsa que cualquier insulto;
ambos lo miraban con ojos bestiales y sonrizas que mostraban sus dientes de forma feroz.

-si, soy capaz de usar la magia, pero distó mucho de ser un mago, soy más bien un hechicero de oportunidad si gustas, y esto -agrego entre risas señalando su cigarrillo- fuma durante veinte años todos los días y bajo todos los climas y aprenderás que no necesitas magia, sólo talento hijo.

Solto una sonora carcajada que rompió la tensión causada por el emparejamiento de sus compañeros.

-definitivamente este GPS es táctico, casi de uso militar pero tienes razon, puede que la interferencia electromagnetica sea demasiada incluso para esta cosa -guardó silencio unos instantes y miró a Igor- para poder tomar decisiones acertadas necesitó saber -dudó unos segundos y continuó- lo que pueden hacer.

Los dos aludidos guardaron silencio un rato mientras la lluvia tamborileaba contra las hojas y las rocas. En medio de aquel sonido natural y hasta relajante, una duda surgió desde el fondo del pecho de Agustín;
si aquel lugar era realmebte un sitio infernal, ¿era esa la causa de su repentino arrebato de furia contra un sacerdote? Y lo más importante, ¿aquel sitio hacia más poderoso al poder que busca corromperlo? La mirada incisiva de Tanya, clavada en los ojos de Agustín y la voz del Igor lo sacaron de su ensimismamiento.

- yo soy un Volkodlak, soy un cambiaformas, particularmente soy un cambiaformas con la capacidad de convertirse en un oso- al hablar esta vez, un inconfundible acento ruso acompañaba cada palabra- y ella fue infectada por un demonio anímico.

-en otras palabras ¿tu eres un hombre oso y ella se alimenta de emociones?

-es una manera muy simple de verlo, pero si- el acento ruso desapareció como si jamás hubiese estado ahí

-de acuerdo, entonces segun entiendo, Igor puede buscar un aroma en el bosque, pero... ¿A que te referías con que ella es un sabueso?

-a que los sentimientos durante más que la carne y no pueden ser alterados como el aroma -contestó Tanya relamie dose sus carnosos labios color carmín- apesar de la distancia, puedo detectar almenos otros dos campamentos y una gasolinera que fueron atacados de la misma forma;
incluso, la gasolinera debe de haber sido atacada hace menos de dos horas y este gorila, perdón, oso no lo ha olfateado por la dirección del viento.

-Maldicion -susurró Jhon- ¿puedes decirnos donde esta la madriguera de los urkel?

-no, esas cosas no tienen sentimientos así que es inutil intentar rastrearlos así.

-Podemos ir a la gasolinera y que Igor rastree el aroma de los urkel con suerte el rastro estará fresco y podremos encontrar su esconidte a tiempo- propuso Jhon.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agustín
Cazador
avatar

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 22/09/2013

Ficha
Vitalidad:
17/17  (17/17)
Tensión:
17/17  (17/17)
Resistencia:
12/12  (12/12)

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Miér Oct 28, 2015 10:55 am

La lluvia no paraba y aquellos extraños compañeros se encontraban calados de agua hasta los huesos.
Parecía que caminaban sin rumbo, entre árboles y matorrales, pantanos y hojas muertas, carne podrida y huesos humanos.
Llegar a la gasolinera inicialmente no había sido un problema;
El camino había sido bastante amable con el grupo hasta cierto punto, confundiendo el olfato del ¨Hombre - Oso¨ solamente un par de ocasiones.

Jhon: -A lo largo ... Miren!

Como por arte de magia, parecía que la lluvia había desaparecido en cuanto habían tocado el pavimento y los hombres salían del bosque.
La noche, oscura y húmeda recibía a aquellos con un golpe gélido de realidad;
Hacía lo largo, entre la calle que fácilmente podría tratarse de alguna interestatal que llevaba de algún estado a otro, cuerpos degollados y acribillados se encontraban esparcidos por todas partes.
Sangre fresca y sangre antigua, huesos roídos ya por diferentes animales rastreros y otros que, aún en la oscuridad, los cuervos esperaban que se pudrieran lo suficiente para comenzar a comer.

En su mayoría mujeres (luchar contra la propia naturaleza no era tan fácil ) y en menos medida hombres.
Algunos niños también habían sido víctimas del control que estaban teniendo sobre aquellas criaturas quien fuese el que estuviese moviendo los hilos.
A lo sumo, veinte cuerpos se encontraban tirados por la calle, haciendo que, por respeto, los hombres y la chica tuviesen que caminar en zig-zag para evitar pisar a aquellos que habían pasado a mejor vida.

-¿Crees que aún haya algui .....?

Una honda expansiva, un fuerte sonido, varios cortes por trozos que habían salido volando, un pitido sumamente perceptible en ambos oídos y un fuerte dolor de espalda que había amortiguado el impacto con el concreto.
La pregunta del cazador había sido opacada por una fuerte explosión que había eliminado aquella gasolinera de la faz de la tierra.
Las luces blancas que colgaban, el letrero de 24/7 y la oportunidad de tomar un refresco fría, junto con algún sobreviviente que podría estar cerca, habían desaparecido entre el ahora humo negro que subía.

Los tanques de recarga tenían que haber estado algo vacíos, pues de lo contrario, hubiese sido muy posible que el grupo hubiese muerto por la explosión que se acababa de generar.

-¿Por qué mierdas a todo lugar donde voy, tiene que explotar?
Es una completa falta de consideración ...


Decía el de la gabardina roja mientras le tendía una mano a Jhon, el otro cazador que había caído unos cuantos metros más lejos que él.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Dom Nov 01, 2015 11:12 am

La poderosa explosión había arrojado al grupo un par de metros de regreso al bosque, donde John se había estampado estrepitosamente contra el tronco de un roble zafándose el brazo en el acto;
por su parte, el maltrecho Agustín, cayo dolorosamente sobre una piedra filosa que se encargó de crear un corte feo en su pierna herida.

El estallido apenas si logro mover la masa que representaba el Hombre osos, pero si fue suficiente para que este soltara la cadena y Tanya aprovechara para escapar velozmente en dirección al fuego.

-¡Maldita zorra! –Rugió Igor mientras lanzaba su bastón lejos del fuego y se arrancaba su ropa al mismo tiempo que un grueso pelaje negro comenzaba a brotar de los poros del hombre, el cambio no era nada que Agustín hubiera visto antes y desde luego no era algo que le gustaría experimentar. Los músculos y huesos parecían cambiar de forma, alargándose y cambiando de posición hasta que la piel del hombre se rasgaba para dar paso a la piel del oso. Dos segundos de gritos, sangre y piel desprendiéndose, Igor ya no estaba ahí, en su lugar un gigantesco oso pardo ocupaba su lugar.

Igor olfateo el aire y gruño muy bajo para después lanzarse a toda velocidad hacia el sitio donde había visto a Tanya por última vez.

-Genial – susurró John a causa del dolor- Dos monstruos más en este maldito bosque.

Con dificultad y tomando la mano amiga de Agustín, los dos cazadores se pusieron de pie, Agustín no sabía nada de medicina, pero apostaba que su pierna estaba mal, extrañamente no sentía dolor alguno, como si la zona estuviera anestesiada, pero eso no era para nada una buena señal.

-La hora favorita del diablo –comento John al ver su reloj- tenemos a lo mucho cuatro horas más –su voz era áspera y fatalista- si no encontramos la madriguera pronto y descubrimos que pasa, para las primeras horas de la mañana estas cosas habrán llegado al poblado de Richmont;
son veinte mil vidas que no quiero en mi conciencia.

Caminando seguro hacia un árbol, John dio una pequeña carrera como si intentase taclearlo, el impacto fue duro y un claro crujido llego a los oídos del de cana cabellera. John se quedó arrodillado, resoplando al árbol intentando recuperar sus fuerzas por al menos dos minutos hasta que por fin, con pesadez se levantó y avanzo hasta Agustín.

-Tenemos la mierda al cuello, ¿Qué opinas que deberíamos hacer sin nuestro rastreador?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agustín
Cazador
avatar

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 22/09/2013

Ficha
Vitalidad:
17/17  (17/17)
Tensión:
17/17  (17/17)
Resistencia:
12/12  (12/12)

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Mar Nov 03, 2015 11:48 am

-¿Veinte mil vidas? No te preocupes, dudo mucho que mi cuerpo aguante una pena tan grande nuevamente ....

La explosión había sido algo extraño y la experiencia que tenía el cazador en aquel ámbito de lucha le dejaban en claro que aquello no era una simple coincidencia.
Alguien esperaba su llegada y dentro de aquella gasolinera tenía que haber alguna pista.
Golpeando ligeramente su pierna herida, el cazador pasó a preocuparse por un momento;
Por aquella nueva herida que se había hecho nuevamente debería de estar saliendo sangre constante, pero, mágicamente, nada estaba pasando.
Se tenía que contar de igual manera que su andar no se había visto disminuido y la falta de dolor era algo que también funcionaba para levantar diferentes sospechas de que fuese lo que estuviese dentro del cuerpo del cazador, estaba moviendo los hilos para que su contenedor estuviese bien hasta el momento en el cual quisiera intentar tomar de nuevo el control.

-Busquemos un subterráneo o alguna entrada a las alcantarillas debajo de los escombros de la gasolinera.
Estoy seguro que piensas lo mismo que yo;
Esa explosión no fue un accidente.
Alguien nos observa y no nos hemos dado cuenta.
La lluvia desapareció como por arte de magia y el bosque en más de un punto se hizo prácticamente eterno .....
Quien quiera que sea el que esta moviendo los hilos de los Urkels para que ataquen a personas sin seguir su patrón natural, es más inteligente de lo que nosotros pensábamos y ha estado jugando con nosotros desde un inicio.


El sono ´CRACK´ segundos después y una cara de dolor intenso en la cara de su compañero.
Volverse a colocar un brazo dislocado nunca era fácil, ya que, además del dolor que se sentía al tenerlo desprendido, el dolor de volver a colocarlo permanecía en el cuerpo hasta horas después de que la acción había acabado.

Tomando su gabardina por la parte baja, no sin primero agacharse, el de cabello plata rasgó un fragmento largo para luego, al cabo de un instante, amarrarlo fuertemente en la parte superior de la nueva herida que se había creado en su dañada extremidad.

-Estoy seguro de que esto no esta bien y de que necesito tratamiento médico rápidamente, de lo contrario, pueden haber severas consecuencias, de uno u otro tipo.
Movámonos, cuatro horas son suficientes para que acabemos con la madriguera.

El par de tórtolos nos alcanzarán más tarde siguiendo nuestro olor, de eso estoy seguro.


Una pequeña risa acompañó la última frase del optimista cazador que intentaba disimular su preocupación ante su compañero lanzando palabras vacías.
Cuatro horas era poco tiempo y destruir una madriguera no sería fácil.
Pateando uno que otro escombro entre las brazas y las llamas, el hombre tenía la fe de que encontraría lo que realmente sospechaba que se encontraba por ahí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Vie Sep 23, 2016 12:25 pm

-no, la gasolina no se apaga tan fácil y podemos toparnos con alguna burbuja de gas que ocasionaría otra explosión a la cual no creó que sobrevivamos. No nos queda mas que revisar este cachivache -continuo mientras sacaba el GPS de su chaqueta- si tan solo Pitt estuviera aquí, el podría decirte hasta el nombre de quien la uso…es un genio, yo solo puedo buscar en las locaciones que guardaron.
Tras varios minutos de juguetear con el aparato el dolor de la pierna de Agustín comenzó a afectarle cada vez más y la curiosidad de saber quien de sus dos nuevo “compañeros” ganaría si se enfrentarán. La visión del hombre oso había sido bastante espectacular pero jamás había oído hablar de un demonio anímico así que no tenia idea de sus capacidades.
-lo tengo -exclamó Jhon- hay un sitio recurrente en el historial, esta casi a un kilometro y esta conectado a la zona de acampado, la carretera y obviamente a esta gasolinera. ¿Qué opinas, caminado jamás llegaremos a tiempo a pie, pero nos tomara unos quince minutos llegar al jeep.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agustín
Cazador
avatar

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 22/09/2013

Ficha
Vitalidad:
17/17  (17/17)
Tensión:
17/17  (17/17)
Resistencia:
12/12  (12/12)

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Vie Sep 23, 2016 6:48 pm

La lluvia no paraba de caer.
El fuego, algo lejano pero no lo suficiente seguía emanando sonidos por las fuertes gotas que, sin éxito, intentaban apagarle (probablemente por los efectos de la gasoline).
Aquellos segundos, en la mente del hombre cano hacía referencia a casi un año entero; Semejante al tiempo que su mente había pasado atrapada en aquel infierno espantoso pero que, al mismo tiempo, sobrecogía con cierto cariño la parte de aquel ente que venía del haberno.

Agusiding no era humano: Pocas persoans tenían conocimiento de eso y pocas personas deberían estar enteradas, ya que en el fondo, así estaba bien.
En el fondo, todas las personas que habían encontrado aquella amarga verdad habían descubierto que su vida se había entorpecido en diferentes aspectos al punto que era major no menciona.
Michelle, Marcus, Kenji .... Personas importantes para él, personas que, simplemente habían desaparecido en el ademán del tiempo bajo la propia destrucción que el cazador había dejado a su paso.

Hacer un resumen del tiempo que había estado actuando como cazador sería bastante burdo, por lo cual, en su mente solo repasaba los detalles verdaderamente importantes.
Su madre, su padre y sobretodo, aquel ente superior por el cual ahora pasaba un gran enfrentamiento con un parásito que intentaba comérselo desde adentro, Smith.
No hacía mucho había recibido una quemadura indolora para su físico pero, tal vez, dolorosa para el alma, en donde había perdido un claro contacto y una pista clave que le ayudaría en el futuro.
Algo cansado y con el pensamiento de sanar su pierna mientras en su mente se vislumbraba la idea de un enfrentamiento entre aquellos dos seres del otro mundo, el hombre simplemente asintió a Jhon para que estos comenzaran la marcha.

El tiempo corría y pronto, tal vez estarían conduciendo encima de cadáveres.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Sáb Sep 24, 2016 10:29 pm

Los cazadores avanzaron penosamente a lo largo de la carretera por alrededor de quince minutos sin que un solo vehículo pasará por el área, iluminados solamente por la luna.

-dos y cuarto -anunció Jhon mirando su reloj- si no nos reportamos a las tres treinta y tres un equipo de limpieza mucho mas invasivo, se hacen llamar “last shadow” los Belmont nos usan cuando es preferible llamar la atención que perder; conozco a un par y son psicópatas con armamento militar, su líder no es humano o al menos ya no lo es, no se si son mitos pero dicen que vivió durante la segunda guerra mundial y que era un oficial de la SS y que el Arcdemonio del conocimiento lo maldijo al romper su trato.

Jhon dejo la platica mientras metía su mano a la chaqueta y sacaba sus llaves. La camioneta seca y cómoda fue un respiro de alivio para los cazadores, Jhon encendió la camioneta y los poderosos faros alumbraron donde Smith había “quemado” la conexión entre ambos.

El motor de la camioneta rugió en el silencio de la noche y Jhon la dirigió con destreza por un camino secundario de tierra. Sin ir demasiado rápido, el viaje duro menos de quince minutos antes de que el cazador frenara y sacara la camioneta del camino, apagara todo y tomara su celular Y marcará rápidamente un número.
-la situación tomara mas tiempo de lo esperado, estas cosas se esconden como ratas pero tenemos indicios de la madriguera, necesito que retrasen la hora de llamada a las cinco en punto, no se si bajo tierra tenga señal -Jhon guardo silencio unos minutos y continuó- entiendo señor, tres treinta y cuatro se hará la llamada, gracias. -Jhon colgó y guardo su celular- y así se consigue un minuto -exclamo con sarcasmo- no hay tiempo, si de verdad ahí esta la madriguera no podemos perder ni un minuto más, no es una misión de asalto así que no pedí mucho equipo pero… -Jhon salió y avanzo hasta la parte de atrás de la camioneta, abrió un maletín grande y sustrajo una escopeta y una subametralladora, tomo un par de cargadores y una caja de munición Cal 12.

-te toca la escopeta, son mortales en distancia media a corta pero solo tenemos una caja de 12 balas mas 5 en el cargador interno, yo me quedo con la mp5, como te dije la munición es escasa, así que cuando se termine solo nos quedará tu machete y mi 9mm con 45 balas, también hay 10 latas de queroseno, cinco paquetes de C4 y un detonador, te daré una copia de las llaves, si de verdad es la madriguera necesitamos repartir las cargas y el queroseno para causar el máximo daño y cubrir, destruir cualquier salida en otras palabras nada sale.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agustín
Cazador
avatar

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 22/09/2013

Ficha
Vitalidad:
17/17  (17/17)
Tensión:
17/17  (17/17)
Resistencia:
12/12  (12/12)

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Vie Oct 07, 2016 12:56 pm

La voz de Jhon se escuchaba quebradiza.
Pese a que intentaba hacerse el duro, Agusiding había notado que realmente se encontraba preocupado por la hora.
Si bien era cierto que Lord Beltmond solamente iba a espera un minuto más, para el momento en el que los cazadores bajaron de la camioneta solamente les quedaban ya una hora con treinta y cuatro minutos y, tal cual dijo Jhon, tener que cargar con otro pueblo entero sería algo que tal vez la penosa alma del peliblanco no estaría dispuesta a aguantar nuevamente.
Suficiente destrucción a su paso había cargado ya.

Con su pierna aún entumecida (Lo cual, probablemente sería una muy mala señal), el hombre mitad demonio caminó hacía Jhon antes de tomar la escopeta y la copia de las llaves de la camioneta.
Con dos palmadas en la espalda intentó alentar a su nuevo e improvisado compañero, mas, el mismo Agustín sabía que tal vez con éso no causaría ningún impacto positivo.

-Y que bueno que no era una misión de asalto ... Traes suficiente queroseno y suficiente C4 como para hacer explotar un edicio ejecutivo...- El hombre cano soltó una pequeña risa mientras revisaba la escopeta.
Hacía mucho tiempo que no utilizaba una escopeta de un calibre moderado y, en sus manos, la confianza se hacía tambalear.
Tal vez era simplemente por el hecho de que su alma aún se encontraba un poco golpeada por los diferentes impactos que el destino le había dado en aquellos días, mas, por alguna razón, el de cano cabello no era capaz de afiansarse con aquella arma, o, al menos, no por aquel momento. -Y este sujeto de que me platicabas, el líder de los "Last Shadows", es realmente tan fuerte?
Crees que es posible conseguir una pequeña charla con él?


Desapercibidas no habían pasado las palabras de Jhon para el hombre; Aquel que tuviese un trato con algún demonio o, que en dado caso, hubiese tenido uno, tal vez tendría la posibilidad de tener algún conocimiento de donde se podría encontrar aquella arma tan poderosa que en aquel momento al cazador le estaba haciendo tanta falta.

-Pues, sino tienes miedo, deberíamos comenzar a caminar.

Agusiding había guardado una de las cargas del explosivo plástico en sus bolsillos y, el queroseno, al igual que las otras cargas que habían sido repartidas por Jhon de C4 fueron depositadas en un pequeño maletín de costado que su compañero había tenido también el gusto de compartir con el cazador.
Intentando afianzar la escopeta lo más posible a sus manos, el hombre dejó de temer.
La copa del árbol que había debajo de la camioneta había dejado de cubrir a ambos cazadores y, ahora, caminando nuevamente bajo las gruesas gotas de lluvia se encontraban dos salvadores que temían el no haber llegado a tiempo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Vie Oct 07, 2016 10:18 pm

-y no lo es, créeme que si lo fuera hubiera cargado un maldito lanzallamas- contesto John mientras cargaba su subfusil y guardaba los paquetes de C4 y queroseno que le correspondían, así como un pequeño estuche con fusibles y un detonador.
-lo cierto es que no tengo idea si sea fuerte –contesto mientras hacía comillas en el aire en la última palabra- lo único que se dé él es lo que se dice, que vivió durante la segunda guerra mundial, que fue un nazi de la SS y que su hambre de poder y conocimiento lo llevo a invocar a un Archidemonio llamada Maflux, el muy bastardo se quiso pasar de listo y el demonio lo maldijo – John hablaba rápido mientras comenzaba a avanzar hacia una cueva natural semi oculta por unos matorrales- jamás lo he visto en el pueblo ni en el campo; hasta donde se, los Belmont lo mantienen en una de las habitaciones –de nuevo el movimiento de dedos- subterráneas de la mansión. Hablar con él? Supongo que si, pero tendrías que solicitar la autorización a Belmont.
Con un símbolo de su mano, John indico a Agusiding que era momento de dejar de hablar, el dúo había llegado lo suficientemente cerca de los matorrales como para notar pequeños trozos de carne putrefacta y trozos de tela atorados en las filosas ramas de uno de los matorrales más cercanos a la entrada.

John con un movimiento experto y ágil toco el ojo “puro” de su compañero y recito una palabra rápida, al momento un calor antinatural inundo el órgano y al momento siguiente se desvaneció, pero con ese ojo podía notar detalles increíblemente nítidos en las sobras. John repitió el proceso sobre ambos de sus ojos y al mirarlo pudo observas como estos emitían cierto brillo dorado. – Es un hechizo de aumentación –susurró- aun que te alejes de mi podrás ver en la obscuridad por más o menos una hora o hasta que yo muera- John dedico una fugaz sonrisa y avanzo lentamente con su arma en alto, al llegar a la entrada escudriño la inmensa obscuridad de la cueva e indico a Agusiding que avanzara.

Una vez dentro el cazador pudo notar que la cueva era mucho más grande de lo que aparentaba, a lo alto se extendía casi tres metros y de hondo había casi diez metros hasta la pared donde tres túneles hecho por el hombre se adentraban en la madriguera. Una vez más, John toco las rocas y susurro algo, un brillo rojizo ilumino el portal, parpadeo y después se desvaneció.
-un sello, solo seres humanos tocándonos pueden salir de esta cueva, si alguien más lo intenta la marca lanzara una llamarada mágica, es bastante burdo pero es lo mejor que puedo hacer, además que mi energía se agotó por completo, ahora solo somos nosotros y nuestras armas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agustín
Cazador
avatar

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 22/09/2013

Ficha
Vitalidad:
17/17  (17/17)
Tensión:
17/17  (17/17)
Resistencia:
12/12  (12/12)

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Jue Oct 13, 2016 2:42 pm

De un momento a otro, la oscuridad se encendía como si el mismo sol empezara a salir dentro de aquella cueva.
Tanta claridad era extraña para los ojos del cano cabello el cual simplemente podía sorprenderse por las habilidades que ahora demostraba su compañero.
Algunos pasos fueron brindados y el olor a humedad, según los dos hombres iban avanzando comenzaba a inundar sus narices como el golpe del olor a gasolina cuando se recarga un auto en la estación.

El sonido de la lluvia aún podía escucharse, burdo, a lo lejos, como un ligero eco de los hombres muertos que hacía pensar que la vida de los hombres se había acabado solamente por el hecho de haber entrado en aquel lugar.
Estirándose un poco, Agusiding tocó las rocas del lugar para intentar encontrar algún indicio de un pasaje secreto. -No pensé que sería tan fácil, jajaja ... El hombre del ojo extraño produjo una pequeña risa a lo que su compañero solamente supo responder con un fuerte soplido de cansancio.
Podría ser que pensara que el cazador de la gabardina no se estaba tomando aquello en serio, mas, de momento, a Agustín aquello no le importaba.

Con el sonido de pisadas en el agua por los pequeños charcos que se encontraban en las grietas, ambos hombres llegaron a la división de la caverna, no sin antes haber notado que aquello era muchísimo más grande por dentro a lo que parecía por fuera.

-Nunca es una buena idea según las películas, pero a lo mucho, nos quedan unos cuarenta y cinco minutos.
Si no nos separamos, jamás lograremos encontrar el nido y a falta de colaboradores y gracias a tu hechizo, al menos sabemos que nadie podrá salir de este campo de fuerza sin recibir alguna especie de daño.
Yo tomaré el camino de la izquierda. Colocaré una carga de C4 en uno de los extremos de la entrada de la caverna; Te sugerería hacer lo mismo.
Si tenemos que salir corriendo, al detonar las cargas los extremos se encargarán de tapar la entrada de la entrada del centro, tomando en consideración que si yo voy por la izquierda tu irías por la derecha ....


Por primera vez en todo aquel viaje Agusiding dejaba ver a su compañero que él también podía tener un lado serio.
Con presteza, dejando la escopeta en su espalda gracias a la correa que esta tenía, el cazador deslizó sus dedos en el pequeño bolso para sacar una de las cargas del explosivo plástico.
La colocó lentamente en la pared, fijándose que esta quedara bien sujeta.

Una vez esta estuvo colocada, el cano le dio una palmada en el hombro a su compañero con su mano derecha. -Empezaré a caminar.
Solamente te pido que te cuides.
Si llega a ser necesario que detones esto conmigo adentro, no lo dudes ni un segundo.
Gracias por la confianza.


El cazador dejó una sonrisa marcada en sus labios mientras se despedía de Jhon.
Pocos en aquellos días tenían el valor de caminar a su lado, ya fuera porque le tuvieran miedo o simple verguenza.
El haber encontrado a un "amigo", le ponía feliz.
Tal vez, la vida, al fin y al cabo, no era tan mala como últimamente el destino trataba de enseñarle.

El sonido de sus pasos empezó a hacerse cada vez más opaco.
Llegó un punto en que la oscuridad absorbió por completo a aquel hombre sin "miedo".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Jue Oct 13, 2016 6:55 pm

-suerte amigo -exclamó John mientras plantaba su carga y dejar una lata de queroseno en el túnel del centro- te diria que hagas lo mismo pero desafortunadamente solo hay un detonador -bromeó mientras aceptaba la palmada con gusto.

 

 Potenciando por el hechizo de John,  la oscuridad de la cueva no era ninguna limitante para el cazador; lentamente, Agustín avanzó lentmente por el sinuoso túnel natural, las gotas de agua que goteaban del techo estaban heladas y la temperatura parecía disminuir a cada paso que daba y el eco hacia prácticamente imposible escuchar algo con claridad. 

 

El cazador continuo avanzando hasta que el túnel comenzó a ensancharse y un zumbido constante comenzó a sonar de manera notoria. El de caños cabellos coloco su mano en una de las paredes del túnel irregular y podía sentir alguna clase de vibración mecánica. 

 

off:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agustín
Cazador
avatar

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 22/09/2013

Ficha
Vitalidad:
17/17  (17/17)
Tensión:
17/17  (17/17)
Resistencia:
12/12  (12/12)

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Sáb Ene 21, 2017 4:31 pm

Agusiding sentía el frío en su espalda.

Las cosas no habían salido nada bien desde que había llegado a parar a manos de los Belmont; cansado y algo agobiado, con el agua hasta los tobillos por las filtraciones de la cueva y encerrado en una misión que tal vez podría llevar a su propia muerte.

Pensamiento:
 

Una pequeña risa se dibujó en la boca del cazador el cual sentía de un momento a otro una fuerte comenzón en su pierna dañada.

Era habitual; el cazador sabía que su pierna aún no se encontraba destruida porque había algo más que buscaba una fuerza en él.
Y así era. Todo había cambiado desde que aquel ojo se había encontrado nuevamente en su ser.

El de canos cabellos sospechaba que aquello poco a poco intentaría acabar con lo poco que le quedaba, pero tampoco podía ponerse a pensar mucho en ello. Uno que otro golpecito a si mismo en sus hombros lo hicieron volver a dejar la mente en claro. Los Urkels estaban a punto de invadir un pequeño pueblo y un equipo de destrucción masiva llegaría en no más de una hora.

¿-Qué es éso?

El de cano cabello puso su mano directamente en la cueva.
Una fuerte vibración venía de las entrañas y era casi hipnótica.
Intentando descifrar que era, el hombre comenzó a palpar la pared rocosa para verificar si aquello era algo más que su imaginación.

Tirada de búsqueda:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Sáb Ene 28, 2017 12:20 pm

El joven cazador siguió la vibración mecánica con su mano sobre la pared. Un par de metros más adelante, una bifurcación dividía el túnel por el que viajaba el joven, quien instintivamente decidió tomar el camino de la izquierda, el mismo túnel en el que el cazador sentía la vibración.

El túnel se adentraba cada vez más en la montaña y bajando más y más a medida que avanzaba mientras que proporcionalmente a la profundidad, también incrementaba el frio. Después de unos quince minutos bajando por el túnel, el cazador comenzó a notar que la vibración ya no era solo eso, sino que también era acompañada por un zumbido.

Pronto la pendiente natural se convirtió en una especie de escalera rustica tallada en el suelo, mientras un sistema de desagüe por tubo mantenía seco el resto de la bajada. Después de avanzar unos metros más en aquel extraño lugar la pared interna de la curva fue remplazada por un abismo de unos 15 metros de profundidad. En el fondo de dicho abismo, Agustín encontró la fuente del poderoso zumbido.

Varias máquinas eran operadas por figuras humanoides, mientras que, en el centro, fijada a una estructura metálica y sujeta con dos abrazaderas metálicas se encontraba la espada de su padre. Aquella arma mística que le proporcionaba cierto grado de control a su poder, control que se traducía en dirección y potencia.

Una de esas criaturas salió del campo de visión del cazador, regresando con una máquina que sostenía a un Mega Urkel desde los hombros hasta los pies. La criatura condujo a su prisionero hasta una cámara de algún material transparente y encerrándolo dentro, para después con una seña de su mano dar una orden a uno de sus compañeros, el cual acciono varias palancas y giro un par de válvulas.

Lo que paso a continuación sorprendió al cazador, una ráfaga eléctrica recorrió la espada haciéndola vibrar y zumbar…no, zumbar no, gritar. La energía resultante se trasmitió con un brillo rojo carmesí a través de varios tubos de plástico hasta la cámara del Urke, esta, se llenó de un vapor rojizo mientras que el urkel gritaba, gruñía y jadeaba.

Cuando la neblina se disipo, el que Agustín suponía era el líder señalo la cámara, uno de sus secuaces la abrió, y libero al Urkel el cual se mantuvo tranquilo, estático en su sitio.
-Infecta y ataca –le ordeno el líder con voz chillona

El Urkel rugió con furia y se escabullo por un pasadizo hacia el norte, hacia el desprevenido pueblo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agustín
Cazador
avatar

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 22/09/2013

Ficha
Vitalidad:
17/17  (17/17)
Tensión:
17/17  (17/17)
Resistencia:
12/12  (12/12)

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Sáb Ene 28, 2017 2:57 pm

Un vuelvo al corazón seguido por un agudo dolor de cabeza; un profundo y doloroso recuerdo de la visita a Franciay como tras haber perdido el contro Agusiding había cortado el brazo de la mujer que amaba, sin contar que se había encargado de matar a dos de sus mejores amigos.

Y allá se encontraba, tan hermosa y reluciente como siempre, clavada en una piedra en donde al parecer su poder se encontraba siendo abusado.
Rebellion había servido para controlar y dar forma a los poderes de Agusiding. Servía para potenciarlos de manera antes vista y solo gracias a ella el hombre mitad demonio había logrado una vez controlar su forma ascendida, aquella en la que tanto su forma humanada como su forma demoníaca se fundían y lograba crear inmensas hazañas.

Ahora aquel espíritu sufría.
El espíritu de su arma acompañante gritaba mientras que por unos tubos su poder era succionado, dejando ver a lo largo como lograban controlar de manera adecuada a los Urkels.

El proceso era bastante simple. Un contenedor, algo del poder de Rebellion y una horda de monstruos que se encargaban de pelear por alguien que buscaba como dominarlos.
Si bien es cierto que los Urkels no eran criaturas pacíficas en aquel momento aquellos monstruos estaban siguiendo órdenes elaboradas por el hecho de que alguien había encontrado un tesoro y manipulaba un poder que simplemente no comprendía. La rabia había dominado el cuerpo del cazador.

El frío había desaparecido, por el contrario, ahora un inmenso calor abrazaba su alma. Varias pulsaciones hacían que el hombre quisiera estrechar nuevamente su espada entre sus manos. Sabía que con aquello sería imparable nuevamente y podría encontrar respuestas. Respuestas que su falta de poder en aquel momento le estaban haciendo perder.
A lo largo, aquel hombre seguía dando órdenes. El primer Urkel ya se había marchado, por lo que el coger el arma de manera instintiva para dispararle no resultaría. Agusiding siempre había sido un buen tirador pero no podría disparar a uno que ya se había adentrado por la cueva.

Pensamiento:
 

Nuevamente otro de los monstruos caía al inmenso contenedor y a lo largo, el alma de Agustín sentía dolor cuando el cráneo que se encontraba en el mango de su espada gruñía en señal de un fuerte dolor que realizaban al extraerle todo su poder.

-Es suficiente ...

Con dos ojos, su visión había mejorado.
Algo en él le daba una confianza que había perdido hace mucho.
Acercándose a una de las gradas que estaba sobrepuesta, el hombre cubrió su ser evitando que pudieran distinguir de dónde venía el disparo, ya que, si era por el sonido, sería difícil que llegaran de forma rápida ahí.
Dos tiros a la máquina y uno al ser que se encontraba dando órdenes, el cazador estaba seguro que con aquello podría destruir la creación de Urkels y, con suerte, el ente que daba órdenes con el disparo se lastimaría y por el impacto, perdería el equilibrio, cayendo y terminando así con su vida.

El arma detonó.
Aquel delicioso olor a pólvora y un pequeño retroceso ya que la potencia de la Glock no era mucha. Diez y siete tiros de los cuales ahora solamente quedaban catorce.
Uno de los tiros, directamente al torso del ente que ordenaba, otro, a la válcula que transmitía el poder y el último a una especie de panel de control en el cual uno de los "lacayos" se encargaba de apretar botones.
No era posible fallar, no para alguien tan experimentado como el poderoso Agusiding.

Tenía que evitar que el equipo especializado llegara y en el proceso, tenía que conseguir de nuevo a Rebellion. No había posibilidad de fallar...

Disparo 1:
 

Disparo 2:
 

Disparo 3:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Sáb Ene 28, 2017 6:04 pm

Con un chillido sobrenatural el líder miro directamente hacia Agustín.
-Está aquí amo – grito con orgullo mientras su cuerpo se descomponía. Miles de moscas volaron de la forma humanoide, escapando en todas direcciones y dejando atrás solo un cadáver pútrido. Aquel era un agente de su más fuerte oponente, solo una masca maldita era necesaria para convertir a un humano en un mero vehículo para su voluntad.
Bam, Bam, los otros dos tiros impactaron en los sitios que el cazador esperaba, un fuerte chiflido de aire escapando a presión inundo la cueva, vapor de agua quemo la cara del que estaba más cercano a la válvula, mientras que el segundo grito de sorpresa al saltar miles de chispas de su terminal.
-liberen a los Urkel –ordeno la voz del líder que provenía de ningún sitio y de todos al mismo tiempo. Su ayudante sano, corrió hasta una reja donde tras jalar una palanca, una puerta de acero se abrió, liberando a no menos de 30 urkels, los cuales, la mayoría atacaron a su libertador destrozando su cadáver mientras las moscas se alejaban.

-Te esperábamos cazador –dijo que tono adulador el líder- nuestro amo sabía que vendrías, tarde o temprano tu espada te llamaría. Big popa me la vendió a muy buen precio y ahora yo logre que vinieras, mi amo me guarda los mejores regalos…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agustín
Cazador
avatar

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 22/09/2013

Ficha
Vitalidad:
17/17  (17/17)
Tensión:
17/17  (17/17)
Resistencia:
12/12  (12/12)

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Dom Ene 29, 2017 12:44 am

-Maldita rata apestosa!

Habías estado mucho tiempo bajo las sombras y ahora, al parecer, ni siquiera tienes el valor de poder verte frente a frente conmigo. Un cobarde es lo que siempre has sido y un cobarde es lo que siempre serás.

Rebellion siempre ha tenido un sello para evitar que demonios cien por ciento malignos puedan tocarla ... Ya veo el porqué tienes que usar lacayos para poder controlarla.


El vapor había comenzado a salir expedido a inmensa velocidad mientras que el cazador aún seguía mirando de lejos mientras los humanoides, seres humanos que habían caído bajo la sombra de su férreo enemigo se encargaban de seguir sus órdenes.

De un momento a otro, treinta Urkels habían salido de su jaula, atacando inclusive a sus captores. Protegido por la escalinata, el de cano cabello aún no había sido visto y éso era algo que tenía que utilizar a su favor.
Saliendo un poco por la roca que lo cubría, de un momento a otro, mientras se preparaba para apuntar, una voz en su cabeza había comenzado a resonar.

Familiar y con mucha euforia, su nuevo y mejor amigo, Jhon, se encontraba comunicándose con él vía el conjuro que había realizado.
Comentando que había visto todo lo que pasaba, hacía una llamada "casual" para comentar que estaban tan solo a veinte y cinco minutos de que la destrucción de la ciudad comenzara a manos de aquel equipo especializado que mandaría Lord Belmont una vez ellos hubieran fallado.

-No te preocupes, he encontrado la máquina y ..... cerrando su propio ojo y abriendo el "nuevo", el hombre de canos cabellos se preocupó por apuntar de nuevo a la máquina.
Había otra válvula de la cual parecía salía un carburante y otro por el cual parecía que salía gas. -En este momento va a volar por los aires!

Dos disparos más salieron despedidos a gran velocidad, demarcando un plan que era extremadamente simple para ser verdad; Dos disparos impactan, dos disparos explotan, la máquina explota, humanoides y Urkels mueren.

Aprovechar la altura había sido un buen plan.
Dos clicks de impacto de bala sonaron a lo lejos haciendo eco en la cueva ....

Disparo 1:
 

Disparo 2:
 

Tirada de Suerte:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Dom Ene 29, 2017 1:15 am

Kabuuum!! Resonó por toda la cueva.

Agustín se encontraba recargado contra la pared de piedra, algo húmedo salía de su oído, al palparlo se dio cuenta que era sangre, el sonido de la explosión había sido tan potente que el cazador había herido sus oídos, con mucha dificultad, debido a la falta de equilibrio, el cazador se puso de pie y se acercó a la orilla del abismo.

El panorama era apocalíptico, donde antes estaban los Urkel ahora solo había un manchón de sangre y pellejo, por todos lados en la pared contraria a donde estaba la maquina había trozos de metal con carne y sangre goteando clavados en la pared de roca. La explosión había sido tal, que incluso había derrumbado partes de la escalera de solida roca que bajaban, sin embargo, el cazador pudo notar que aún había suficiente espacio como para bajar apoyándose sobre la pared.

Con dificultad el cazador bajo, resbalando un par de veces y golpeándose otras tantas, hasta que llego a lo más profundo del abismo. Desde esta perspectiva Agustín podía apreciar mejor el daño; no solo había liquidado treinta urkels si no que le explosión había alcanzado a todos lo que se encontraba aun en sus jaulas, sin embargo, la gran cantidad de carne le hacía imposible contabilizar las bajas enemigas, con cuidado de no volver a resbalar, el de canos cabellos avanzo hasta llegas casi a las rejas, donde podía ver el puño de su espada semi enterrado en cadáveres.

Lentamente el cazador lo tomo y la luz del universo se extinguió. Lo único luminoso era una herida en su corazón, de donde brotaba energía infernal como lava hirviente.

Agustín estaba tirado, sin vida…él había muerto, un par de cultistas japoneses lo había atacado de costado mientras una figura borrosa lo había apuñalado por detrás, la sangre fluía al mismo ritmo que la fuerza la abandonaba.

-El ritual está por terminar –dijo una mujer.
-Nuestro señor despertará y tú, cazador serás su alimento –respondió un hombre
El grito de miles de personas inundo el alma de Agustín, podía ver como todas esas almas de los habitantes de Nikko eran arrastradas hasta las fauces del portal infernal que se ensanchaba cada vez más.

Una mano negra como el ébano y grande como un automóvil compacto salió del portal aplastando a ambos cultistas, impulsándose para escapar de su prisión, para devorar la última alma a su alcance. Rebellion estaba a unos metros de él, pero la pérdida de sangre era mucha, estaba muerto.

-No – exclamo un hombre con autoridad y la mano dejo de moverse -Lo necesito con vida– la voz era melodiosa, agradable y poderosa. –usted, joven cazador, será un vehículo eficaz- el hombre se dejó ver por fin, era negro y delgado, pero aun así musculoso, media aproximadamente dos metros y su cara estaba pintada de blanco en forma de una calavera.
-yo, soy Big Popa, le Shaman más poderos con vida, yo soy vida para ti mi niño –el hombre se arrodillo y acaricio la cabeza del cazador en un tono paternal –y…- sus ojos comenzaban a cambiar, el cazador tenía miedo, mucho miedo, más miedo que al enfrentar a Belzebu –soy la perdición de tu alma- Con fuerza el hombre jalo el cabello del cazador hacia atrás y lo obligo a comer una raíz la cual sabia a metal…era una raíz…no…era, un feto?
-Vive, muere y vuelve a vivir, el poder es tuyo, hasta que él lo reclame.


Agustín estaba pegado a la pared, hecho un ovillo, temblando y llorando. Rebellion estaba a su lado, pero no hablaba
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Agustín
Cazador
avatar

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 22/09/2013

Ficha
Vitalidad:
17/17  (17/17)
Tensión:
17/17  (17/17)
Resistencia:
12/12  (12/12)

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Dom Ene 29, 2017 2:01 am

El terror ....

Pocas veces Agusiding había llorado y pocas veces se había sentido como un niño.
No tenía nada que ver con el daño físico que tenía (el cual de por si era bastante), sino con el dañ psicológico que había sufrido.

Una visión a un pasado que no recordaba; la explicación del porqué de su falta de confianza y el miedo que solía golpearlo cada vez que intentaba pelear.
¿Era posible olvidar algo con tanta fuerza? Probablemente aquellas memorias habían sido borradas mas, ¿por qué ahora?, ¿por qué en aquel momento?, la cara de aquel sujeto se veía tan real, tan natural .... Y aún así, aquello había sido una visión.

Con mucho cuidado y resbalando un par de veces el de cano cabello había logrado ponerse en pie; su mundo giraba hacia todas direcciones, aún peor que cuando había obtenido aquellas fieras jaquecas por pelear con aquellos demonios gritones con el equipo de Marcus en la prisión.

De sus oídos salía sangre, gran parte de su camisa se había desgarrado al haber girado en repetidas ocasiones mientras se encontraba en trance en un pedazo de jaula puntiagudo que había logrado también hacerle una herida no muy profunda pero si dolorosa en el costado derecho.
Sucio, sangrante y maloliente sus sentidos se habían desvanecido. La luz de Jhon se había apagado y tras el leve tiempo que el hombre se había desmayado era más que obvio pensar que salir de la cueva ya no era una opción.

De su parte, la misión había terminado y con el poco proceso que tenía su mente se había alegrado por ello.
Un Urkel solamente había escapado. Jhon era increíblemente capaz y si no moría por la explosión aquel asqueroso ser lo haría bajo las balas de su amigo.

A paso lento y mareado, el cazador logró posarse al lado de su espada, aquella que se encontraba callada.
Al tocarla un fuerte punzón perforó su corazón y una corriente estática había recorrido su cuerpo por completo.
Al lado de aquella arma de leyenda ya se encontraba un hombre vomitando entre víceras estomacales y sangre un fuerte cantidad de fluidos debido a su deplorable estado.

-Jhon, ¿me escuchas?, ¿Jhon?

El probar no costaba nada. La comunicación se había perdido.
Tomando nuevamente su espada esta vez la descarga no apareció. "Tienes una enfermedad que te esta consumiendo".
Las palabras de aquel viejo sacerdote le habían dejado ya todo más claro; el cazador estaba perdiendo su parte humana poco a poco y su espada le acaba de dar la razón mas idónea de ello.

Acomodándola en su espalda como en los viejos tiempos, el hombre volvió a ponerse en pie.
Muy lentamente contó la cantidad de balas que aún le quedaban. Tomando en cuenta su repuesto, tenía aún veinte y nueve balas que serían suficientes para destruir a aquel Urkel que había escapado.

A lo largo, tres cuevas salían a relucir en lo profundo de la penumbra. La izquierda siempre era una buena opción.
Con mucho cuidado, Agusiding re acomodó su pequeño equipo para sacar y de manera continua armar la carga de C4, la cual colocó en uno de los extremos del vació que se encontraba por la escalera destruida.

Era obvio que Jhon volaría todo en pocos minutos.
Tal vez, si lograba salir, lo volvería a ver.

Arrecostado a la pared, caminando mientras se apoyaba, tanto su brazo izquierdo como su pierna derecha dejaban rastros de la sangre que el cazador estaba perdiendo.

Solamente quedaba uno más y a lo largo, explosiones comenzaban a sonar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The Evil Master
Administrador


Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 08/10/2009

MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   Dom Ene 29, 2017 11:36 am

Con rítmicos estruendos que resonaban cada vez más cerca, las explosiones de John estaban terminado de derrumbar aquella gran red de túneles y cuevas de bajo de la montaña. La pierna del cazador seguía sin dolerle, pero era incapaz de responder a una velocidad aceptable, su oído solo estaba dañado por la explosión, pero por los tronidos que escuchaba a cada paso que daba, sabía que su tímpano no estaba comprometido, su costado escocia a causa de la leve cortada y los golpes y magullones de su cuerpo empezaban a dejar marcas moradas en su piel.

Con voluntad férrea el cazador avanzo por el túnel, tratando de seguir el rastro de mega urkel fugitivo, una fuerte ráfaga de aire le golpeo la espalda y mucho polvo comenzó a llenar el túnel haciendo toser. John había detonado la bomba que el de blanca cabellera había colocado en la sala de la máquina. La misión había terminado y John lo creía muerto, por un segundo la idea de escapar de los Belmont era sumamente tentadora, pero…escapar a donde. El cazador necesitaba atención médica y no tenía ni un quinto, al único lugar donde podía ir era al pueblo de cazadores.

El polvo comenzó a asentarse, empujado hacia atrás por una corriente de aire fresco, aquel túnel si tenía una salida. Relativamente cerca, el cazador podía ver la luz del pueblo, incluso reconocía un auto cinema con al menos una decena de carros estacionados. El urkel, fue la única idea que cruzo por la mente del cazador impulsando su cuerpo hacia adelante en un intento de carrera.
-Déjalo –hablo una voz en mal inglés, sobre la salida del túnel había una ladera con árboles y arbustos. Recargado sobre uno prominentemente grande, había un hombre delgado. Ataviado con una gabardina negra abotonada hasta el cuello, un gorro similar al de un oficial militar, también negro y su cara estaba cubierta por una máscara de metal opaco y con manchas de sangre.

El sonido de los rotores de un helicóptero comenzó a incrementarse hasta volverse insoportable, la correcta audición del cazador estaba regresando. A unos 60 metros por sobre la ladera, el cazador podía ver luces y las aspas de un helicóptero girando.

-Por segundos arruinaron mi fiesta joven –siguió el hombre mientras jugaba con un cuchillo a sacarle los ojos al mega Urkel –aunque reportare que dejaron escapar uno- con una risa malévola te señalo el helicóptero –No uso radio así que, si no quieres que te dejen, herido, solo y conmigo mejor comienza a subir.

El hombre guardo los ojos en una bolsa hermética y comenzó a destazar el cuerpo inerte del Urkel.

La subida fue tortuosa, pero una vez arriba John lo recibió con palmadas de hombro y felicitaciones, Agustín estaba tan mal que solo entendía frases inconexas
-pensé que no… y después el hechizo se rompió…pensé que habías muerto…
La misión había terminado, pero… ¿aquella realmente era una victoria? ¿Por qué los esbirros no habían atacado al cazador? ¿Qué pasaba con rebellion? ¿aquello había sido una alucinación o era real? ¿Quién era big popa?

El helicóptero se alejó llevando al herido Agustín para recibir atención médica, mientras que John viajaría en su camioneta. ¿Qué seguía ahora?

Misión Completada
Calificación: A
Recompensas: Rebellion, Escopeta, Una carga de C4 y tres latas de napalm
Recompensa Elite: (Aliados PnJ) fallida.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Destruyendo a la saciedad!   

Volver arriba Ir abajo
 
Destruyendo a la saciedad!
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Fear Hunters 2 :: Estados Unidos :: Estados Unidos de America-
Cambiar a: